Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

INFRAESTRUCTURAS

Las obras de Canfranc, paradas en verano, esperan un crédito de 30 millones de euros

Las instituciones recurren al ICO para licitar la tercera fase de rehabilitación de la estación como hotel y la construcción de otra para viajeros. Prevén retomar los trabajos en otoño, aunque el resto del proyecto urbanístico se retrasa sine díe. Prevén retomar los trabajos en otoño, aunque el resto del proyecto urbanístico se retrasa sine díe

JORGE ALONSO Actualizada 12/02/2010 a las 22:44
Etiquetas
10 Comentarios
HA

la rehabilitación de la estación del Canfranc, bloqueada desde el pasado verano, depende ahora de un crédito. Las administraciones aragonesas van a solicitar cerca de 30 millones de euros al Instituto de Crédito Oficial (ICO) para licitar la tercera fase de las obras de esta joya arquitectónica ferroviaria y la construcción de una nueva terminal de pasajeros, cuyo proyecto también sigue a la espera desde hace un año.

 

La previsión es retomar los trabajos a lo largo del otoño, tras salvar el otro escollo pendiente, el traslado del material ferroviario histórico acumulado en las naves. Situadas justo detrás de la terminal histórica, se deben echar abajo para levantar la nueva estación.

 

Ambas actuaciones forman parte del proyecto de reconversión urbanística del macrocomplejo ferroviario de Canfranc, que se pretende convertir en una zona residencial con espacios verdes. La propuesta del afamado urbanista Oriol Bohigas se encuentra en un cajón por la crisis económica, al igual que el desarrollo del barrio del AVE. La pretensión era financiar toda la operación, que incluye un museo ferroviario y la recuperación del carretón de Ip como atracción turística, con la construcción de hasta 600 pisos sobre lo que ahora son vías.

 

Ante el parón inmobiliario y la falta de recursos propios, el consorcio público Canfranc 2000 acordó el mes pasado solicitar un préstamo al Instituto de Crédito Oficial (ICO) de cerca de 30 millones para afrontar los dos proyectos más importantes y perentorios. "Ahora no se puede desarrollar el suelo, por lo que hay que esperar a tiempos mejores y recurrir a financiación externa para la última fase de rehabilitación de la estación y la construcción de una nueva. El mercado de la vivienda nos hace ir al ritmo que podemos", subrayó el consejero de Obras Públicas, Alfonso Vicente.

 

Solo en la restauración pendiente de la terminal histórica, de estilo Beaux Arts, se requerirán entre 14 y 15 millones de euros, una cifra que se concretará cuando se disponga del proyecto, que sigue pendiente de licitación.

 

El consorcio Canfranc 2000, constituido por el Gobierno aragonés, el ADIF y el Ayuntamiento, estima que las obras se podrían retomar a lo largo del otoño, ya que la financiación no estará asegurada antes de tres meses y luego habrá que convocar los concursos. "El ICO nos dijo que sí era posible tras una consulta previa, y ahora hay que entregarle toda la documentación para que verifique que se ajusta a las líneas de financiación", detallaron fuentes oficiales.

La intervención más delicada

En esta fase se incluyen las marquesinas (se podrían recuperar las originales diseñadas por Fernando Ramírez de Dampierre y a las que se renunció por presupuesto durante la construcción) y la apertura de una galería de servicios de 3,50 metros de profundidad a lo largo del subsuelo de la terminal. El autor de la rehabilitación, José Manuel Pérez Latorre, aseguró que esta operación tiene una "complejidad técnica importante". De hecho, se alargará cerca de dos años.

 

La terminal se construyó sobre un relleno de cascajo, en parte procedente de la excavación del túnel internacional y que llega a alcanzar los 12 metros de profundidad (potencia de relleno). El edificio, no obstante, descansa sobre una cimentación previa, constituida por una sucesión de pilas de piedra careada unidas con arcos de hormigón en masa. "Forman un acueducto enorme de 250 metros y hay que excavar en esa zona una galería con el riesgo de desmoronamiento", añadió Pérez Latorre.

Cuando finalice esta intervención aún habrá que acometer una cuarta, el propio acondicionamiento de la terminal como hotel de lujo, que correrá a cargo del futuro explotador. Según los planes iniciales, habrá que excavar junto a uno de los extremos del edificio las cocinas y las calderas y en la explanada ferroviaria, un aparcamiento.

 

Al mismo tiempo que se acomete la tercera fase habrá que demoler las dos naves donde se guardan trenes históricos de la Asociación de Amigos del Ferrocarril y del Tranvía (Azaft), ya que en ese emplazamiento irá la nueva terminal de viajeros. Tras meses de conversaciones, no se ha logrado cerrar un acuerdo sobre su nuevo emplazamiento, ya que todas las opciones se han ido desechando. Pero incluso el traslado no será sencillo, ya que parte del material no está en condiciones de rodar y habrá que sacarlo en camiones. "En Canfranc solo podrá conservarse una parte porque no hay sitio para todo", indicaron las citadas fuentes del consorcio.

 

Las instituciones prevén destinar entre doce y trece millones a la nueva terminal de viajeros (a la misma altura de la histórica) y a la urbanización previa de un nuevo haz de vías que permita a los trenes llegar a su emplazamiento.

 

El resto de la operación urbanística quedará pendiente unos años y su definición aún puede sufrir cambios, como reconoció el consejero de Obras Públicas, quien se mostró abierto a reducir el número de viviendas. La modificación del Plan General sigue pendiente, al igual que la cesión de la titularidad de los terrenos por parte por parte del ADIF.

 

Recreación de los nuevos usos del complejo ferroviario, que se pretende reconvertir en una zona residencial con amplios espacios verdes. De hecho, las vías solo ocuparán 9 de las 22 hectáreas con las que cuenta en la actualidad.



  • Albert Pascual15/05/14 00:00
    Lo que deberian de hacer es reabrir el tramo entre canfranc y francia, así seguro que el numero de viajeros y visitantes creceria exponencialmente
  • Anchel14/02/10 00:00
    Lo primero de todo, me uno a vuestra opinión sobre esta noticia. Yo preferiría que se dejara un espacio en el antiguo edificio de la estación para la estación y otro para el hotel, como fue en su tiempo con el Hotel Internacional, y que se conservaran los demás edificios para, por ejemplo, un museo del ferrocarril, ya que con la rotonda de locomotoras no es suficiente para albergar tanto material histórico. Y ya en caso de reapertura, hacerlo con la línea en ancho UIC (1435mm) y, a ser posible, electrificada a 25 Kv de corriente alterna. Se perdería la playa de vías de ancho ibérico, ya que los trenes irían a parar, digo yo, a la playa de vías francesa, pero se conservaría el resto de la estación. Ójala no continúen con este proyecto que destruye nuestro patrimonio histórico ferroviario.
  • Marta14/02/10 00:00
    Pues sí, yo soy romántica y quiero que la estación de Canfranc, luzca en todo su esplendor con hotel, sin hotel, con apartamentos, sin apartamentos o como sea. Es una joya arquitectónica y tiene que terminarse, así que............... ¡¡¡¡¡que no paren las obras¡¡¡¡¡¡ ah¡ y desde luego un museo de ferrocarril, para todos los que amamos los trenes sería estupendo.
  • Canfranero13/02/10 00:00
    Lo que mas duele de todo esto es que estamos convencidos que si esta estación, este paraje, este entorno correspondiera a Cataluña estaría a pleno rendimieno hace ya muchos años.... y los aragoneses seguimos sin hacer nada... Así nos va.....
  • Somport13/02/10 00:00
    Una restuaración de una estacion ferroviaria histórica debería requerir de una restauración de un tren histórico y de las instalaciones históricas. Son muchas antiguas estaciones de tren que ya no se saben que lo eran. Si quitamos a esta estación el encanto ferroviario que lo rodea, nunca nadie sentirá quien pasee por ahí lo que Canfranc representó en su día. Placas, fosos, vía de tres carriles, vías de dos anchos, cambios de vía triples, catenaria francesa, toperas, cargadero de ganado, grúas antiguas, naves de intercambio antiguas,...
  • joaquin13/02/10 00:00
    Que verguenza. Soy Zaragozano de 37 años y si esta joya estuviera en Cataluña hace dias que estaria hecho asi como el paso a Francia y eso que llaman "autovia A-68". No se que dia saldra la gente a luchar por lo nuestro a la calle. Gracias.
  • Luis13/02/10 00:00
    !Qué se hunda! Todo el poder y todo el dinero para Castanesa. Esto no es más que romanticismo trasnochado y boberia sin segunda residencia. No hay vida fuera del ladrillazo.
  • Sabiñánigo Online13/02/10 00:00
    Me alegra que estén rehabilitando Canfranc, pero me parece que esta no es la manera más correcta de hacerlo. Como dice Somport, lo bonito de la Estación de Canfranc es todo el espíritu ferroviario que la envuelve, todas las historias, personas, todos los años que han pasado. Si hacemos de la estación un hotel de lujo para los de Madrid se banalizará. La explanada de vías se convertirá en un gigantesco aparcamiento para los todoterrenos de los que vengan (porque está claro que en tren no vendrán). Es una pena. Ya se ha desfigurado el edificio de la Estación, ahora van a acabar por desfigurar su historia, su esencia. Pero ni Marcelino ni nadie de la DGA se preocupa lo más mínimo. Y nosotros, los aragoneses, como buenos aragoneses (idiotas), no decimos nada...
  • supermacho13/02/10 00:00
    A mi lo que me gustaría saber es que políticos y empresas, hay detrás de este pelotazo inmobiliario. Somport Veo que eres un nostálgico como yo, porque a mi también me hubiera gustado que hubiesen dedicado dinero a conservar parte de la historia reciente de Aragón.
  • Arquitecto13/02/10 00:00
    Estoy harto de ver como por culpa de los enchufismos y la incompetencia de los políticos se despilfarra el dinero público sin ninguna responsabilidad. Palabras del arquitecto Pérez Latorre: "Haga lo que haga voy a traicionar los recuerdos de quien conoció la estación de Canfranc. Creo firmemente que la rehabilitación no va a gustar. Es más, va a defraudar" (publicado en un periódico local). El ¿bien posicionado¿ arquitecto José Manuel Pérez Latorre ha diseñado entre otras cosas el pabellón de Aragón de la Expo de Sevilla, el Auditorio de Zaragoza, y los futuros proyectos de la Ciudad del Agua de Ejea, el pabellón Zenit de la Feria de Muestras o la ampliación del Museo Pablo Serrano. A buen entendedor pocas palabras bastan. Como decís algunos, yo también hubiese optado por respetar una parte de nuestra historia tan importante como es la Estación de Canfranc, pero ya veréis como de los más de 500 arquitectos que hay en Aragón, el José Manuel es el ¿mejor¿. Que pena. Un saludo.


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo