Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Huesca

“Los colectivos vulnerables todavía no han notado que la crisis esté remitiendo”

Antonio Vallés es el nuevo presidente provincial de Cruz Roja en Huesca, un reto que asume con el objetivo de aumentar el número de voluntarios.

Rosa Calvo. Huesca 02/07/2015 a las 06:00
Antonio Vallés, nuevo presidente de Cruz Roja HuescaR. C.

Antonio Vallés ha cogido el testigo de Francisco Barreña al frente de la Asamblea Provincial de Cruz Roja en Huesca, ya que este ha sido designado como presidente de la entidad en Aragón. Vallés conoce muy bien su funcionamiento, pues ha pasado un cuarto de siglo desde que fue voluntario por primera vez. Por eso, aboga por la continuidad en sus líneas de actuación, buscando siempre el apoyo a los colectivos más vulnerables, aunque con el propósito de que crezca el número de voluntarios.

-Recientemente ha pasado a ser presidente de la Asamblea Provincial en Huesca, pero su vinculación con la entidad viene de mucho antes, ¿desde cuándo forma parte de Cruz Roja?
-Hará unos 25 o 26 años que llegué a Cruz Roja, cuando tenía unos 40, a través de unos amigos que me animaron para ser voluntario. Poco a poco me fui involucrando cada vez más, al poco tiempo estuve ya de presidente local de Huesca, durante 8 o 9 años, para pasar más tarde a vicepresidente provincial, y he seguido como tal hasta ahora. Además, también era director provincial de formación y voluntariado y llevaba la dirección provincial de cooperación internacional.

-¿Cómo es la situación actual de la entidad en la provincia de Huesca?

-Cruz Roja va evolucionando con arreglo a las necesidades que hay a su alrededor. Cuando yo empecé, su función era casi únicamente la de socorros y ahora el 80% y el 90% es intervención social.

-¿Cuál es la situación social que se percibe desde Cruz Roja?
-Nuestra perspectiva intenta ser siempre optimista de cara a las opciones que tenemos de mejorar la situación de las personas de nuestro entorno. Realmente, tenemos que reconocer que cada vez hay más colectivos con mayores necesidades, en aspectos como la compra de alimentos, que se le pague el piso o las facturas de luz y gas. También son muchos lo que buscan asistencia para encontrar empleo.


-La crisis ha hecho aumentar en los últimos años el número de familias que han requerido los servicios de Cruz Roja, ¿actualmente está remitiendo esa tendencia?
-No, subió bastante hace dos o tres años, y ahora se está manteniendo al mismo nivel, pero nunca hacia abajo.

-Por tanto, aunque los políticos se muestren optimistas sobre las mejoras económicas, ¿la realidad en la calle no es tan esperanzadora?
-Yo no digo que sus valoraciones no sean realistas, porque igual sí que hay índices para pensar que cada vez estamos mejor, pero hay que tener en cuenta que a las personas más vulnerables la mejoría les llegará más tarde. Hasta que no se solucione el gran número de desempleados, la situación social continuará muy complicada y seguirá siendo muy delicada para determinados grupos

-¿Cuáles son las líneas de acción que se proyectan a corto plazo en la provincia de Huesca?
-Como siempre, el gran objetivo de Cruz Roja es atender a los más vulnerables en la sociedad, estar al lado de las personas que más lo necesitan. Teniendo en cuenta que es una provincia muy grande y a la vez muy despoblada, con una media elevada de edad, uno de los grandes objetivos es estar junto a esas personas ancianas que están aisladas en pueblos muy pequeños, o que no tienen a nadie tampoco en la ciudad.

-El principal pilar para Cruz Roja son sus voluntarios, ¿cuál es la situación provincial a este respecto?
-Tenemos un número de voluntarios elevado, pero necesitamos todavía más, con perfiles muy específicos, ya que Cruz Roja va evolucionando de cara a las necesidades de la sociedad, por lo que también cambia el tipo de voluntario necesario para atender a las nuevas realidades. Estamos haciendo nuevas campañas de captación de voluntarios, con unos perfiles de búsqueda muy concretos.

-¿Cuáles son esas cualificaciones necesarias?
-Son muy variados. Primero, acompañantes de personas mayores, que puedan estar pendientes de ellos en todo momento, también por la noche. Además de otros voluntarios que puedan atender y asesorar a personas que están en paro, acompañarles a comprar, al médico, a hacer gestiones... Y en el sector Cruz Roja Juventud, nuevos participantes con tareas enfocadas a niños en familias con problemas.

-Actualmente, ¿cuál es el perfil del voluntario en el Alto Aragón?
-Depende un poco del área en la que trabajen. Tenemos desde chavales de 18 y 20 años a gente de 60 o 70 años, aunque la medía estaría entre los 30 y 40, sobre todo en el plano de la asistencia social, dedicados a atender a las personas más vulnerables.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual