Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Patrimonio

Hallada una necrópolis medieval en las obras de peatonalización de la plaza de San Pedro

Los trabajos en el centro de Huesca también han localizado un muro de sillares de época romana que parece ser una canalización.

Isabel G.ª Macías. Huesca Actualizada 21/01/2015 a las 17:52
Etiquetas
2 Comentarios
Brocal del pozo-fuente medieval localizado en el Coso AltoJavier Blasco

Las obras de peatonalización de la calle de Ramiro el Monje, en el casco antiguo de Huesca, han dejado al descubierto parte de la antigua necrópolis medieval vinculada a la iglesia de San Pedro el Viejo, en la plaza del mismo nombre.

A pocos metros de ella se descubrió hace solo unos días el muro de una canalización construido con sillares monumentales de la época romana. En el Coso Alto, las máquinas han topado con una fuente documentada en el siglo XV y en el Coso Bajo se han encontrado también restos de una pared que podría datar de la Edad Media.

Técnicos de la Dirección General de Patrimonio del Gobierno de Aragón visitaron ayer estos tres enclaves en compañía de los arqueólogos que trabajan en las obras. Estas continúan, ya que los restos se van a documentar y proteger con geotextiles para quedar bajo el pavimento.

Lo mismo se ha hecho con todos los vestigios localizados durante el proceso de reurbanización emprendido en el centro de Huesca.

La necrópolis, que puede datarse entre los siglos XII y XIV, está situada frente a la entrada de la iglesia, en las proximidades de travesía de la Conquista. Aquí se ha hallado una tumba completa compuesta con losas así como fragmentos de cráneos y otros huesos que podrían pertenecer a tres o cuatro personas.

Llama la atención el hecho de que estos restos están a escasa profundidad (entre 30 y 40 centímetros) bajo el nivel del pavimento actual. Los técnicos opinan que las obras de reurbanización realizadas a finales de la década de los 90 en esta plaza pudieron llevarse por delante algunas losas colocadas como tapas en las sepulturas.

También es posible que esta zona funcionara como cementerio hasta finales del siglo XVIII, cuando se prohibió los enterramientos en los cascos urbanos. En todo caso, no se realizará ninguna investigación y los restos quedarán integrados en la obra. La tumba, con forma de trapecio, se sellará y cubrirá con geotextil.

La de San Pedro es la segunda necrópolis que se encuentra en las obras de peatonalización. El pasado noviembre se hallaron restos óseos en la confluencia del Coso Bajo con la plaza de San Lorenzo que correspondían a un cementerio del siglo XIV situado cerca de la basílica dedicada al patrón de Huesca.
 

Cerca del Círculo Católico


En la unión de la plaza de San Pedro con la calle de San Salvador llama también la atención un muro de unos cinco metros de longitud con varias hiladas de grandes sillares.

La primera impresión apunta a que se trata de la pared de una canalización que partiría de la calle Zarandia para pasar por la plaza de los Fueros y llegar hasta la de Ramiro el Monje (la Correría), que funcionaba como un barranco natural. De hecho, por ahí es por donde discurren las nuevas tuberías del saneamiento.

La dimensión de los sillares, algunos de 1,30 por 60 centímetros, indica que estos pertenecían a algún edifico de época romana. Una de sus paredes podría haberse aprovechado para hacer el canal.

No se descarta que esta construcción esté relacionada con los restos hallados en el solar del Círculo Católico en los años 90 y que configuran el yacimiento romano más importante de la ciudad. Se trata de las ruinas de un templo y parte de los viales de la antigua Osca. Están en un sótano cerrado al público.

Los restos arqueológicos no se localizan solo en el centro histórico. En el Coso Alto, próximo a la costanilla de Lastanosa y a la iglesia de San Vicente el Real (la Compañía), se ha encontrado una fuente.

Hace unos días que las palas dieron con un espacio abovedado y lo que parecía ser el brocal de un pozo. Su ubicación, junto a una de las puertas de la muralla, y la estructura medieval apuntan a la fuente que se menciona en textos históricos y que se dataría en 1446.

Las características de esta construcción, similar a las existentes en las comarcas del Somontano y el Cinca Medio, aconsejan su conservación intacta, lo que puede obligar a variar el trazado de las tuberías de esta calle.
 


  • VyV22/01/15 10:50
    Lo del Círculo Católico es bochornoso, restos mal conservados y cerrados al público. Los problemas de humedad en el recinto son constantes e incluso el mal mantenimiento de lo que se llama futuro museo afecta a los garajes de ese edificio, que de vez en cuando tienen ríos bajando de los techos, y nos te toca otra que aguantarse porque no se hace nada por solucionarlo.
  • Maruja Jarrón21/01/15 21:21
    Odo! ¡Qué faena!





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual