Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Huesca

Una pirámide “de vidas truncadas”

Los represaliados en la Guerra Civil fueron recordados por sus familiares y amigos en la inauguración del parque Mártires de la Libertad.

Javier Sanchez. Huesca Actualizada 13/12/2014 a las 10:16
Etiquetas
1 Comentarios
Una pirámide “de vidas truncadas”Javier Sanchez

El parque Mártires de la Libertad de Huesca ya es una realidad. Sobre lo que antes era un asentamiento chabolista junto a la ermita que le da nombre y el antiguo cementerio de la ciudad, ahora se puede encontrar una zona verde con un mirador a un lado y al otro, un monolito que representa una pirámide truncada, como las vidas de los 545 republicanos represaliados en la provincia durante Guerra Civil y a los que se recuerda en este nuevo espacio.

Sus familiares y amigos, la mayoría de edad avanzada, no faltaron este viernes a la inauguración, sin poder, en algunos casos, contener las lágrimas ante las placas con sus nombres grabados.

Estoy buscando a mi padre, Isidoro Monclús y a otros dos vecinos del pueblo, Barbuñales. La verdad es que es algo muy emocionante para nosotros”, comentaba Ismael Monclús, quien acudía acompañado de Pilar López. “Pienso que hacía falta que se hiciera algo así, es lo que debe hacer un pueblo, una nación. Eran personas como los demás”, aseguraba Pilar.

“No puedo hacerme a la idea, la verdad”, señalaba otro de los asistentes, Francisco Ferrer, mientras buscaba el nombre de su tío, con la fecha de su fusilamiento todavía fija en el recuerdo. “Una pirámide de vidas truncadas era lo mejor que se podía hacer”, afirmó.

Desde Ayerbe se desplazó, por otra parte, Gerardo Gállego, quien vivió algunos episodios de la contienda en su niñez. “Subían a muchos presos de Huesca a nuestro pueblo. Por la mañana se utilizaban las escuelas como cárcel y por la tarde eran los fusilamientos en la zona de Murillo, entre ellos, el de mi abuelo”, relata. Su padre, además, fue hecho prisionero durante el levantamiento de Fermin Galán y trasladado a Jaca.

“Cuando estalló la Guerra Civil a los primeros que fueron a buscar fue a los republicanos más ricos. Los que pudieron escapar se escondieron en el monte, donde los pastores de Bolea se ocupaban de llevarles comida”, recuerda. Le acompañó su amigo Isidoro Garcés, de Huesca, quien tenía 6 años cuando estalló el conflicto.

Venían camiones aquí con presos, en muy malas condiciones a causa del calor que pasaban”, explicó, en relación al lugar donde se encuentra ahora el nuevo parque.
 

En recuerdo de Ramón Acín


Y entre las víctimas homenajeadas, uno de los oscenses más influyentes de la época, el artista, periodista y pensador Ramón Acín, quien fue asesinado junto a su mujer, Conchita Monrás. Entre quienes acudieron a recordarle se encontraba una de sus nietas, Katy García-Bragado Acín.

Estamos muy emocionados de que por fin se reconozca la memoria de estas personas”, señaló. Como aseguró, el cerro de Las Mártires ha estado siempre en su memoria, ya que de niña acudía allí a jugar junto a su madre y su hermana.

“Nos contaba alguna cosa, pero entonces no nos hacíamos a la idea”, relató. Espera que el nuevo parque sea también un lugar de juego y para el disfrute de toda la ciudad.

El acto de inauguración contó también con numerosos miembros del Círculo Republicano Manolín Abad de Huesca, impulsores del monumento, como Fernando Mairal. “Ya era hora de que se pudiera abrir a la ciudad, es una forma de hacer justicia y de recuperar la memoria histórica”, señaló.

Espera con ganas los actos conmemorativos que ha organizado el colectivo al que pertenece, este fin de semana, en especial, la ofrenda con flores y música y el descubrimiento de una placa a las 12.00 de este domingo.

El acto de inauguración contó con la presencia del arquitecto municipal, Fernando Lafuente, quien habló del monumento como de “un otero privilegiado de la ciudad que atesora recuerdos, emociones e historias”.

Por otra parte, para el representante del Círculo Republicano, Carlos Escartín, el nuevo espacio verde simboliza, “la apertura de un periodo de esperanza” y llamó la atención además acerca de aquellos casos “que no se han podido documentar”.

Por su parte, la alcaldesa de Huesca, Ana Alós, hizo referencia a la gran transformación urbanística que ha supuesto la actuación en una zona, “en la que no se pueden olvidar sus connotaciones históricas” y en la que pone “punto y final” a la situación de “deterioro y olvido”, en la que se encontraba.


  • pablo13/12/14 12:14
    Claro, resulta que en la guerra civil solo represaliaron y fusilaron los de un bando. Los del otro bando eran hermanitas de la caridad y no mataron, represaliaron ni fusilaron a nadie. Que corta es la memoria historica de algunos. y que conste que yo tuve a un abuelo luchando en cada bando, para que no me salteis ahora todos al cuello...





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual