Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Huesca

El acuerdo para mejorar la conexión eléctrica con Francia reaviva la amenaza de la Aragón-Cazaril

La Plataforma contra la Autopista Eléctrica convoca una asamblea para rechazar el proyecto abandonado en 1996 

Mª José Villanueva 30/10/2014 a las 06:00
Etiquetas
3 Comentarios

La amenaza de una línea de alta tensión por el Pirineo aragonés, abortada en 1996, ha resucitado. El acuerdo europeo para mejorar las interconexiones energéticas entre España y Europa alcanzado hace tres días ha hecho saltar todas las alarmas ante la posibilidad de que el Ministerio de Industria reactive la contestada autopista eléctrica Aragón-Cazaril. De hecho, la Plataforma Unitaria contra la Autopista Eléctrica ha convocado una asamblea en Torres del Obispo, el próximo 7 de noviembre, con objeto de diseñar una estrategia para tratar de frenar lo que califica como "el cuarto intento de reeditar la Aragón-Cazaril". 

La alerta saltó tras la reunión el pasado viernes del Consejo Europeo, donde se acordó impulsar los proyectos de interconexión con la Península ibérica. El propio presidente Mariano Rajoy se felicitó por haber conseguido convertirlos en "una prioridad europea" y por desbloquear una situación estancada desde el año 2002. 

Red Eléctrica de España (REE) ha identificado tres posibles tendidos entre España y Francia a un coste menor al del plan actual de tender un cable en el Golfo de Vizcaya, que permitirían alcanzar el objetivo de interconexión del 10% en el año 2020, según informó Europa Press citando fuentes del Ministerio de Industria, aunque las notas oficiales de la reunión no mencionan tendidos concretos. Según la agencia de noticias, una de las líneas sería la de Euskadi-Navarra-Burdeos, con un coste de 1.600 millones de euros, y las otras dos afectarían a la provincia de Huesca. Se trataría de la Sabiñánigo-Marsillón y de la Monzón-Cazaril, cada una de ellas con una capacidad de 1.000 megavatios (MW). La primera constituye una novedad, pero no la segunda. 

Pese a que ya había levantadas 200 torres, en 1996 se abandonó el proyecto para conectar la subestación eléctrica Aragón con la francesa Cazaril, pasando por Peñalba y Monzón y atravesando los Pirineos en el puerto de la Pez, un paraje de gran belleza del valle de Chistau. La causa fue la oposición francesa: el gobierno vecino no quería soportar el impacto de las pilonas y los cables de alta tensión en su vertiente pirenaica. 

Tres años más tarde, el Tribunal Supremo lo declaró nulo, aunque solo en la parte que afectaba al citado valle, por lo que se podría plantear otro recorrido que soslayara este paso. De hecho se llegó a hablar de un posible trazado por Bielsa. 

Aprovechar las pilonas

En los últimos años, Red Eléctrica ha planteado como alternativa la línea Peñalba-Monzón-Isona, que atravesaría el Pirineo por Cataluña y aprovecharía las pilonas ya levantadas. Pero igualmente ha sido contestada en la provincia de Huesca por las afecciones a numerosos municipios. La Plataforma contra la Autopista Eléctrica elevó el pasado mes de marzo una queja a Europa para pedir la paralización de los trámites, a pesar de haber sido descartada hasta la presentación de un nuevo plan energético nacional en el horizonte 2014-2020.

"Veníamos advirtiéndolo desde el mismo día en que el proyecto Peñalba-Isona empezó su andadura y fuimos poco a poco comprobando que todo apuntaba a que en realidad Red Eléctrica de España, ignorando sentencias judiciales y la oposición prácticamente unánime de los afectados, simplemente quería avanzar un paso más para conseguir su anhelado sueño de construir la Aragón-Cazaril", ha señalado la citada Plataforma a raíz de las últimas noticias. Recordó que en ningún momento se cerró el proceso de Declaración de Impacto Ambiental, "que hoy sigue abierto". 

El acuerdo del Consejo Europeo no menciona proyectos concretos, que deja a la decisión de los países. Sí se refiere al aislamiento de la red española y anuncia medidas urgentes para alcanzar un objetivo mínimo del 10 % de las interconexiones de electricidad, a más tardar en el 2020. 

Comparecencia en las Cortes

No obstante, en Aragón ya se han producido las primeras reacciones políticas. Chunta Aragonesista ha exigido al Gobierno de Aragón que cumpla con los acuerdos de las Cortes contra la línea de alta tensión Aragón-Cazaril y se oponga a la nueva reedición que ahora pretende Red Eléctrica Española bajo el nombre Monzón-Cazaril. "Y para rizar el rizo, plantean otra autopista eléctrica entre Sabiñánigo y Marsillón", declaró el diputado Joaquín Palacín, que reclamará la comparecencia urgente del consejero Arturo Aliaga en las Cortes. 

Además, Palacín recordó que la línea Monzón-Cazaril reeditaría en buena parte el trazado de la autopista eléctrica Aragón-Cazaril y la línea Graus-Sallente, que ya quedaron descartadas en los años 90, aunque estos últimos años se impulsó la Peñalba-Monzón-Isona, "que planteaba un trazado parecido e incluso el reaprovechamiento de las viejas torres del antiguo proyecto que no han sido demolidas todavía".



 


  • Carlos González Sanz02/11/14 16:45
    Por cierto, que la Plataforma Unitaria contra la Autopista Eléctrica y el Consorcio Ribagorza Siglo XXI, convocantes de la asamblea a la que se refiere el texto, han modificado la convocatoria inicial. La cita será, como indica el texto, el viernes 7 de noviembre a las 20:30 horas, pero en el Salón de Plenos del Ayuntamiento de Graus, que, al fin y al cabo, es la capital de la comarca más duramente afectada por el presumible trazado de la Monzón-Cazaril.
  • Carlos González Sanz02/11/14 15:41
    Totalmente de acuerdo con el anterior comentario. Añado que en la Baja Ribagorza y la Sierra de la Carrodilla (para la que no hace mucho se proponía una Reserva de la Biosfera) el desastre medioambiental sería mayúsculo, con afección directa a hábitats prioritarios, varios LIC y zonas de especial interés para el quebrantahuesos y el alimoche, así como para la última pareja reproductora de águila perdicera del Altoaragón. Pero aún sería mayor y más preocupante la afección a la salud pública (por el enorme campo electromagnético que generaría y la contaminación acústica) dada la cercanía de las torres de la Aragón-Cazaril a muchos pueblos (en particular en los valles del Sarrón y del Isábena). Si se añade la grave afección a la truficultura, la agricultura y el turismo rural, supondría la sentencia de muerte para algunos pequeños pueblos, que justo en estos últimos años parecían levantar la cabeza con nuevos pobladores atraídos por la calidad ambiental de la zona. Y lo más grave: Red Eléctrica de España nunca llegó a desmontar las torres instaladas en los años 90, pese a que Francia, cuando rechazó la Aragón-Cazaril por razones medioambientales, le pagó trescientos mil millones de pesetas (acabados de pagar en 2010) en concepto de indemnización por la ruptura de contrato y las instalaciones ya realizadas. El Tribunal Supremo, en la sentencia que constataba que la Aragón-Cazaril ya no existía como proyecto, tras el rechazo francés, le recordaba a Red Eléctrica de España que en un futuro, si se recuperaba el proyecto, tendría que hacer una Evaluación de Impacto Ambiental (que no era obligatoria cuando instaló las viejas torres a las que me refería). Desde entonces, todos los intentos por reutilizar estas torres (proyectos Graus-Sallente, Peñalba-Arnero-Isona y ahora presuponemos que también para la Monzón-Cazaril) han dado por buena su ubicación incluso en términos ambientales (aunque este criterio no se tuviera en cuenta para la ubicación de los apoyos de la línea en su día al no exigirlo la legislación entonces vigente). El INAGA llegó a decir para la Peñalba-Arnero-Isona que era el mejor trazado en términos ambientales, aunque la EIA presentada por Red Eléctrica de España era absolutamente vergonzante por sus lagunas y conclusiones, aparentemente preestablecidas. Si se tiene en cuenta que el Estado (es decir, todos y todas) paga las torres que instala y cablea Red Eléctrica de España, el mantenimiento en pie durante dos décadas de estas torres y el apoyo ahora a su reutilización suena a fraude de ley y connivencia entre las instituciones y esta empresa, hoy en día ya privada. Para acabar, añado para quienes no conozcan bien los proyectos citados (todos, en realidad, variantes mínimas de la Aragón-Cazaril) que se trataría de una línea de doble circuito a 400.000 v. con torres de entre 45 y 65 metros de altura y con la única función de transporte (por no dejar, no deja aquí ni la electricidad que transporta). Es decir, una infraestructura descomunal que solo nos deja en Aragón afecciones, destrucción del patrimonio y, presumiblemente, más despoblación.
  • Patatón31/10/14 19:51
    Al final nos la comeremos con patatas. No veremos la TCP ferroviaria, ni el túnel de Benasque-Luchon, pero esta autopista eléctrica, con grandes pilonas en los puertos de Sahún y de la Pez y atravesando el congosto de Ventamillo (teóricamente protegido por lo que no cabe tocar la carretera a lo largo de él) y el paradidiaco valle de Chistau nos la encasquetarán. Si hemos de asumir este desastre, por lo menos que la tracen por el valle del Aragón que ya está masacrado por una carretera, la vía del tren y dos estaciones de esquí. Una línea de alta tensión más puede asumirla.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual