Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Huesca

El juez ve indicios de delito en Victorino Alonso por la destrucción del yacimiento de Chaves

El auto dice que el empresario minero dio la orden de retirar 1.017 m3 de restos valorados en 14 millones de euros

R. D. N./M. J. V. 21/10/2014 a las 06:00
Etiquetas
0 Comentarios
Victorino Alonso, en la parte superior, saliendo de los Juzgados de Huesca tras declarar en 2012.Javier Blasco

Cinco años después de que la dirección general de Patrimonio del Gobierno de Aragón denunciara ante la Fiscalía la destrucción del yacimiento neolítico de la cueva de Chaves, ubicada en el coto de Bastarás del municipio de Casbas de Huesca, Victorino Alonso, administrador "de hecho" de la finca donde estaba situada esta joya arqueológica, está muy cerca de sentarse en el banquillo. Y es que el Juzgado de Instrucción número 3 de Huesca ha cerrado ya la investigación concluyendo que ve en la actuación del empresario minero indicios de un presunto delito contra el patrimonio histórico, castigado por el código penal con penas que van de uno a tres años de cárcel.

En su declaración judicial de 2012, Alonso negó cualquier relación con la empresa que gestiona el coto de Bastarás y aseguró, además, que desconocía la existencia y destrucción de la cueva de Chaves y que solo acudía a la finca a cazar. Sin embargo, en el auto dictado por el juez esta misma semana se afirma que el empresario "tomaba las decisiones" de la sociedad Fimbas y que sabía tanto de la existencia del yacimiento como que "cualquier actuación –en la cueva– requería el imprescindible permiso de la dirección general de Patrimonio".

Tras una compleja instrucción, el juez explica que en 2007 se realizaron una obras de acondicionamiento, ampliación y creación de pistas de más de 8 metros de anchura, así como represas y embalse en los cursos de agua existentes en la finca de Bastarás. Una de estas pistas llegó incluso hasta la boca de la cueva de Chaves.

Según el auto, la empresa Ferpi Transportes y Obras, contratada por Fimbas, utilizó medios mecánicos de gran tonelaje para retirar unos bloques caídos del techo de la cueva "que protegían y sellaban los niveles arqueológicos subyacentes". De hecho, asegura que el yacimiento quedó afectado "de forma irreversible" al extraer 2.247 metros cúbicos de sedimentos. De ellos, 1.017 correspondían al nivel arqueológico del Neolítico y tenían un valor de 14.311.640,86 euros.

Desimputa a 3 "hombres de paja"

El juez, sin embargo, ha decidido retirar la imputación a Antonio Francisco de la Fuente (administrador único de Fimbas desde el 24 de mayo de 2005), Alejandro Millet (apoderado de Fimbas) y Jesús Rodríguez Lanza (administrador de Ferpi, la empresa contratada para retirar los restos arqueológicos de la cueva en 2007) porque "no está suficientemente justificada su participación en los hechos". Y es que subraya que, según los testigos que han comparecido durante la instrucción del caso, Alonso era "el auténticoadministrador" de Fimbas y de Ferpi y que era quien "daba las órdenes". De hecho, añade que el empresario sí que aparece como administrador único de las empresas accionistas mayoritarias de ambas sociedades. 

"En pocos casos resulta más evidente la utilización de terceras personas como testaferros u hombres de paja para fines ilícitos, intentando eludir unas responsabilidades civil es y penales que finalmente en esta ardua instrucción han podido quedar presuntamente dilucidadas", resalta el juez, quien también afirma que Victorino Alonso "era una persona de gran influencia de cuyas órdenes y decisiones no era fácil desligarse en el ámbito laboral".

10 días para pedir juicio oral

El Juzgado de Instrucción nº 3 de Huesca ha dado traslado del auto a la Fiscalía oscense y a las acusaciones personadas –la dirección general de Patrimonio del Gobierno de Aragón, Ecologistas en Acción y Apudepa (Asociación para la Defensa del Patrimonio Aragonés)– para que en 10 días presenten sus escritos de acusación solicitando la apertura de juicio oral y la práctica de nuevas pruebas o el sobreseimiento de la causa.

 El presidente de Apudepa, Carlos Bitrián, se mostró satisfecho por que la instrucción finalice con la imputación de Alonso y que el juez reconozca "de forma tan clara" su responsabilidad. Según esta acusación particular, fue el empresario quien ordenó la destrucción de la cueva, aunque estudiará "si damos por buena las otras desimputaciones". "Es muy positivo que el juez tenga tan claro que se ha cometido un delito contra el patrimonio y que se haya identificado al responsable, aunque él negara incluso ser el propietario del coto. Estamos contentos de haber contribuido a aclarar quién está detrás de Fimbas", dijo.








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual