Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Grañén

Preocupación por la aparición de una planta invasora en Monegros, Bajo Cinca y la Hoya

La teosinte está mermando la producción de varias explotaciones agrarias de maíz mientras se buscan soluciones

Patricia Puértolas 13/09/2014 a las 06:00
0 Comentarios
Campo de cultivo de maíz en el que se han detectado un gran número de estas plantas invasoras.P. Puértolas

Una planta invasora que recibe el nombre de teosinte está mermando las producciones de maíz de diferentes explotaciones agrarias de las comarcas del Bajo Cinca, Los Monegros y Hoya de Huesca. Aunque en algunas zonas su presencia todavía es testimonial, ha causado preocupación entre los profesionales del sector primario y, al mismo tiempo, ante su creciente proliferación, está siendo estudiada por los técnicos del Centro de Sanidad y Certificación Vegetal del Gobierno de Aragón. 

Según explican fuentes del departamento aragonés de Agricultura, esta planta invasora, que está emparentada con el maíz, ha aparecido en explotaciones de diversas localidades de la provincia de Huesca, entre ellas Candasnos, Bujaraloz, Peñalba o Almudévar. En algunos casos, los primeros ejemplares lo hicieron hace varias campañas y desde entonces, sin que se hayan tomado medidas correctoras, su propagación ha sido constante. De hecho, al pertenecer a la misma familia, el teosinte presenta "resistencia a los herbicidas utilizados en las explotaciones de maíz y únicamente se elimina arrancándolo de forma manual o rotando los cultivos", según coinciden en señalar los técnicos consultados.

En varias localidades, los agricultores han recurrido a la extracción manual. De momento, los técnicos de la DGA han realizado diferentes visitas a las explotaciones afectadas e, incluso, han iniciado contactos con técnicos y agricultores con el fin de "recabar información y determinar su origen, dimensión y afecciones", según señalaron fuentes de la DGA. A priori, se espera que los resultados del estudio se conozcan "a corto plazo" y a ello se espera que contribuya el encuentro que mañana, jueves, tendrá lugar entre responsables del Centro de Sanidad y Certificación Vegetal de la DGA y técnicos de diferentes Atrias (Asesoramiento de Tratamientos Integrales en la Agricultura) de Aragón. En concreto, estos últimos han sido invitados a visitar varias parcelas afectadas en Almudévar. 

Ante estos hechos, el secretario provincial de UAGA Huesca, David Solano, muestra su preocupación, ya que "estamos hablando de una planta invasora, que podría extenderse con facilidad y que merma de forma significativa las producciones de maíz". "Actualmente carecemos de herramientas para combatirla y en consecuencia, la única solución pasaría por la obligación de cambiar a otros cultivos menos rentables", añade Solano. Por su parte, José Fernando Luna, presidente de Asaja Huesca, explicó que "nos hemos puesto en manos de los técnicos y comerciales de las empresas relacionadas con el maíz a la espera de conocer sus conclusiones".

Del conjunto, Candasnos, que está en el Bajo Cinca, es una de las poblaciones más afectadas y según algunos agricultores, existen alrededor de 200 hectáreas colonizadas. Aunque en menor medida, han aparecido ejemplares "sueltos" en las cercanas explotaciones de Peñalba y Bujaraloz, que están al sur de Los Monegros, según confirmó el agricultor y alcalde de este último municipio, Carmelo Rozas. En el resto del territorio monegrino se descarta su existencia. De hecho, la cooperativa Los Monegros, que conoce el problema y controla una amplia superficie, ha confirmado que carece de hectáreas afectadas.

Varias hipótesis

En apariencia, frente al maíz, el teosinte, que solo se distingue en la última fase de su desarrollo, es más alto y espigado y produce una mazorca de granos menudos que desecha la cosechadora, lo que junto a la propia polinización de la planta favorece su difusión. En relación a su origen, existen varias hipótesis. Así, entre ellas algunos técnicos apuntan a la contaminación de las semillas e, incluso, otros contemplan la opción de su llegada a través del abonado de los campos con purín. En este último caso, creen que el problema puede estar en el granulado consumido por los animales, que está compuesto de diferentes variedades de maíz; algunas, del extranjero. De una u otra manera, su existencia podría estar relacionada con la utilización de "teosinte puro en la mejora o hibridación del maíz", según explica el ingeniero agrónomo Lorenzo Ortas. Para su reproducción en el campo, sin descartar otras teorías, bastaría con la germinación de los granos caídos durante la cosecha.








Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual