Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Urbanismo

Huesca despide el tráfico en el centro con una animada jornada de actividades

Los comerciantes, aunque temen el inicio de las obras, esperan que la peatonalización atraiga a más paseantes al centro.

Javier Sánchez. Huesca Actualizada 21/09/2013 a las 22:47
0 Comentarios
Coso AltoJ. SáNCHEZ

HUESCA.- Más de cien calles del centro de la capital oscense ya son peatonales. El Ayuntamiento de Huesca cumplía la mañana del domingo una de las medidas más ambiciosas dentro de su Plan de Movilidad: liberar las principales calles del casco urbano de vehículos, a excepción de los autorizados. Si bien la jornada se desarrolló como una más de las varias que se han celebrado para la dinamización de los Cosos –con diferentes actividades lúdicas y la salida del comercio a la calle- a partir de ahora las calles pertenecen a los oscenses. El proceso, sin embargo, todavía no está cerrado del todo, ya que queda todavía que se ejecuten las obras para eliminación de aceras y barreras arquitectónicas y comprobar, asimismo, cómo funciona esta medida en un día laborable, en el cual los vehículos –que ahora deben utilizar pasos y entradas alternativas, como el cruce de Luis Cávez.

Fueron así numerosos los oscenses que desde las primeras horas de la mañana salieron a conocer el nuevo trazado del centro urbano aprovechando además el buen tiempo. Si bien había quien aún no podía evitar caminar exclusivamente sobre las aceras, conforme avanzaba la mañana, cada vez fueron más los que decidieron estrenar la calzada como peatones sin miedo a ser arrollados. Mientras, agentes de la Policía Local se encargaban de redigir el tráfico desde los límites de la nueva zona peatonal. Una de las zonas en la que se registró más tráfico fue así el cruce entre las calles de Alcoraz y Cavia, por donde se desviaban muchos de los vehículos que llegaban a la ciudad desde la autovía de Zaragoza.

“La idea no es mala en principio, es cuestión de acostumbrarnos. Quizá hayan sido demasiadas calles, pero de momento, muy bien”, comentó José Manuel Puente, quien acudió acompañado de su familia. También apuntó la necesidad de los oscenses de adaptarse Merche, otra vecina de Huesca. “Vamos a pasar un año regular hasta que nos adaptemos, ahora es novedad, pero costará un poco”, señaló. “Nos encontramos un poco vendidos, pero quizá sea para mejor. Estábamos mal acostumbrados a ir a todos sitios en coche”, añadió, por otra parte Emiliano Escacio, natural de Arguis, pero residente en Huesca

Hay quien ya ha vivido una experiencia similar, como la zaragozana Celia Lamelas, vecina de Zaragoza. “Hubo mucha polémica cuando se peatonalizaron calles, pero a mí, quitar el tráfico del centro me parece una maravilla, pienso que hay que adaptarse a ir en bicicleta, a andar”, aseguró María José. También de visita en Huesca se encontraba, por otro lado, Silvia Plaja, natural de Torroella de Montgrí (Gerona). “Poder pasear en medio de las calles por el centro de la ciudad es muy agradable, hace pueblo, por así decirlo”, afirmó.

“Nos tocará sufrir las obras”

La expectación era también mucha entre los comerciantes de ambos Cosos, tanto entre aquellos que habían sacado sus artículos a la calle como los que observaban el trasiego de gente desde el otro lado del escaparate. “Se nota un poco más de movimiento y a la larga será bueno para Huesca, pero nos tocará sufrir las obras”, aseguró Maribel Fored, desde la tienda de dulces What’s up?, en el Coso Bajo. Enfrente se encuentra el bar El Oscense. “En cuanto a trabajo no se nota mucho, se ve mucha gente por la calle pero el consumo es similar a cualquier sábado. Poco a poco la gente s irá acostumbrando y se trabajará más”, comentó Chan, su responsable.

Mariano Borrell, propietario de la tienda de moda infantil del mismo nombre fue uno, por otro lado de los que sacó su comercio a la calle. “Habrá que ver cómo se desarrolla en el día a día, yo creo que va a ser mejor para todos, tanto para el comercio como para los peatones”, apuntó Mariano. Para José Ramón Martínez, al frente de la Óptica Andorrana, fue un día normal. “No he notado diferencia, ha venido el mismo número de gente que otros días, veremos qué pasa con el tiempo”, aseguró.

En el Coso Alto, por otro lado, en la joyería Lacasa, su propietaria, Conchita, espera que esta media sea para mejor. “Hay mucho movimiento, sobre todo niños, pasaremos una temporada muy mala con las obras, pero esperamos que sea, para mejor. Dicen que las ciudades con zona peatonal funcionan mejor”, comentó. Por otro lado, en opinión de Cristina Dohotar, del bar Hiedra, resultan igualmente beneficiosas actividades como la jornadas de Dinamización de los Cosos. “El comercio sale a la calle y eso hace que venga más gente y que se animen a tomar algo”, comentó esta hostelera.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual