Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Huesca

El barrio de La Encarnación pide una limpieza de las alcantarillas para impedir acumulaciones de agua

La inundación del cruce entre Martínez de Velasco y Juan XXIII se repite, aseguran, "desde hace más de 30 años".

Javier Sánchez. Huesca Actualizada 10/09/2013 a las 17:36
0 Comentarios
María Jesús Brosed muestra parte de los artículos de su comercio dañados por el agua.J. S.

El cruce entre las avenidas de Martínez de Velasco y Juan XXIII todavía no está preparado para la lluvia. Así quedó patente, una vez más, el sábado, tras la caída por la tarde de una tromba de agua que dejó 15 litros por metro cuadrado en solo 10 minutos en la capital oscense. Entonces, dos vehículos quedaron atrapados y fue necesario rescatar a una mujer de uno de los vehículos. Como indican los vecinos y comerciantes de la zona, la inundación de este tramo de la calzada lleva repitiéndose desde hace ya más de tres décadas cada vez que hay tormenta, sin que se haya encontrado todavía una solución.

“Este es, desde siempre, un punto muy conflictivo cada vez que llueve de forma intensa”, asegura María Jesús Brosed desde Comercial Vías, establecimiento que inició su actividad comercial en Martínez de Velasco hace 34 años. Como explica, el cruce entre ambas avenidas acumula el agua que fluye, por un lado, desde Juan XIII y por otro, desde la plaza de Navarra, por Martínez de Velasco, al no poder ser asimilada por las alcantarillas. “Las alcantarillas no dan abasto, pero si el agua está mansa acaba disminuyendo y bajando de nivel. Sin embargo, si pasan vehículos, provocan una ola inmensa que nos acaba desbordando”, relata Brosed.

Pide por ello al Ayuntamiento que se corte el tráfico cada vez que tenga lugar un episodio de lluvia torrencial, sin esperar a que se produzcan sucesos como el de los dos vehículos atrapados. “Hablé hace mucho tiempo con el Ayuntamiento y la Policía Local y se trata, tan solo, de detener el tráfico durante 10 o 15 minutos, lo que duran este tipo de tormentas, no es más”, relata María Jesús, quien asegura además, que tardó desde las siete a las once de la noche en achicar agua de su establecimiento. Ahora toca hacer recuento de los desperfectos causados en el almacén y dar parte al seguro. “Y eso que muchos de estos artículos se encontraban sobre palets”, cuenta, mientras señala la pila de objetos afectados por la inundación en su local. “Podrían haber venido también a limpiarnos la acera con una manguera pero al final, hemos tenido que limpiarnos cada uno nuestro trozo de calle”, lamenta también María Jesús.

Junto a este comercio se encuentra el establecimiento de venta de coches de ocasión Garaje Casas, con nada menos que 60 años de historia. La irrupción del agua en su local les obligó a retirar los 21 coches que tenían en exposición, para proceder después a la limpieza del suelo. Dos días después de la tormenta los coches no han vuelto todavía a su lugar. “Aquí, cada vez que llueve entra mucho agua y se nos inunda todo. El sábado, después de la tormenta, tuvieron que venir ocho personas a ayudarnos”, asegura Vania Da Silva desde esta empresa de carácter familiar. Además del agua se forma también, como asegura, “mucho barro, que después cuesta un gran trabajo limpiar”. Reclama, asimismo, la actuación del Ayuntamiento, con el fin de que no se repitan situaciones de este tipo.

Ramas y hojas acumuladas
“Lo hemos reivindicado por escrito, mediante fotografías y la alcaldesa y los concejales pudieron verlo durante su visita al barrio en primavera”, asegura Sara Mairal, portavoz de la Asociación de Vecinos del barrio de La Encarnación. Como señala, es necesario así realizar una limpieza a fondo de las alcantarillas de la zona, debido a la acumulación de residuos que se producen y en especial, hojas y ramas arrastradas por la corriente. “Ese es el problema principal, además de la ubicación de las rejillas, ya que hay algunas que se encuentran en aceras construidas por encima de la calzada”.


El Ayuntamiento de Huesca apunta como causa principal de esta situación “la gran concentración de agua que cayó en pocos minutos”. Después de que los bomberos levantaran las alcantarillas fue posible así, aseguran dichas fuentes, canalizar el agua acumulada. “No obstante, el área de Medio Ambiente está llevando a cabo un análisis de esta zona junto a la empresa encargada del alcantarillado”, aseguran desde el consistorio oscense. Para el Ayuntamiento, la inversión en saneamiento resulta así “fundamental”, por ello, “en todas las obras de reurbanización que se están llevando a cabo se están contemplando mejoras en este sentido”.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual