Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Huesca

Más de 500 personas gritan "¡Sí, se puede!" en Huesca

Una manifestación ha puesto fin a la semana de celebraciones del segundo aniversario del Movimiento 15-M.

Javier Sánchez. Huesca Actualizada 12/05/2013 a las 23:34
0 Comentarios
La Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos también ha participado en la protesta.J. S.

“¡Sí se puede!”. Así lo han gritado la tarde del domingo en Huesca las más de 500 personas que han acudido a la concentración y posterior manifestación convocada con motivo del fin de la semana de celebraciones del segundo aniversario del Movimiento 15-M. Ha sido una tarde de reivindicación, pero también de alegría por los logros conseguidos y en la que tampoco han faltado los momentos de emoción. Desde el comienzo, el grupo de percusión Dingo, de Sabiñánigo, ha animado a ritmo de ‘batucada’ la plaza de Navarra, punto de partida de la marcha y que han acompañado a los manifestantes a lo largo de todo el recorrido por la calle Berenguer, la calle San Lorenzo, los Cosos, Valentín Carderera y la calle del Parque, para regresar después al punto de inicio.

En las pancartas podían leerse mensajes como la cita de Gandhi: “Los pueblos no deben temer a los gobiernos, son los gobiernos los que deben tenerle miedo al pueblo”. Referencias a las últimas medidas tomadas por el Gobierno: “Derogación Real Decreto 16/2012. Sanidad para todos”. Muestras de indignación: “Vuestra corrupción son nuestros recortes”. Y también declaraciones de intenciones como: “Frente a los recortes sociales la lucha continúa en todos frentes”. Y si no estaba escrito, se decía cantando. Así, pudieron escucharse mensajes como: “No es una crisis, es una estafa”, “Fuera los rosarios de nuestros aularios” o “No es un país, es un vertedero”. Todo ello acompañado de silbidos y el ruido de esquillas y carraclas. Durante el recorrido se han producido varias paradas significativas. Los representantes de la plataforma Hambre de Justicia han gritado así su nombre frente a la sede de los juzgados en el Coso Alto. También ha habido un alto en la calle de Valentín Carderera, frente a la Facultad de Educación.

Hicieron visible su presencia plataformas como Salud Universal, cuyos integrantes portaban una pancarta en la que podía leerse: “Igualdad para vivir. Sanidad universal y gratuita”. También representantes de la Marea Verde, que pedían: “Dinero público para la enseñanza pública”. Cerraban esta demostración pública la Coordinadora Biscarrués-Mallos de Riglos a quienes se había unido el movimiento de la Fluviofelicidad, bajo la consigna “Ríos vivos, pueblos vivos”, con el fin de mostrar su rechazo al proyecto de construcción de un embalse para regular el río Gállego. Llevaban con ellos una gran tela azul, como símbolo de su causa y dejaron escuchar el sonido de una réplica de la campana de la iglesia de la localidad de Erés, una de a las que afectará el citado pantano.

Un “grito mudo”
De regreso a la plaza de Navarra tuvieron lugar las intervenciones de los portavoces de los diferentes grupos participantes, además de un “grito mudo”, esto es, un minuto de silencio con las manos en alto. Así lo explicaba Bárbara Cavero, del grupo de vivienda del Movimiento 15M: “Ante la mutilación de vidas humanas provocada por el capitalismo: un grito de tristeza, un grito de horror, un grito de rabia, un grito de rechazo”. Su compañero, Juan Rodríguez, leyó, por otra parte, el texto redactado por el desaparecido José Luis Sampedro con motivo de la primera movilización realizada en Madrid el 15 de mayo de 2011. “Os animo a avanzar en la lucha hacia una vida más humana. Los medios oficiales no se van a volcar con vosotros y encontraréis muchos obstáculos en vuestro camino, pero está en juego vuestro futuro”, fueron parte de las palabras del escritor en boca de Rodríguez.


Una de las intervenciones más ovacionadas fue la de Ángel Borruel, portavoz de la plataforma Hambre de Justicia, quien finalizaba este domingo junto al resto de sus compañeros la huelga de hambre comenzada el 14 de abril. Borruel dio así las “gracias a todos y para todos, de corazón. Llevamos años cantando ‘el pueblo unido jamás será vencido’, pero durante esta huelga de hambre he sentido que era realidad, una realidad muy hermosa”. La recta final de este ayuno reivindicativo ha sido seguida, como indicó Borruel, por un total de 163 personas. La iniciativa ha contado así a lo largo del mes con un total de 274 adhesiones, que han sumado 1007 días sin comer. Se han recogido, además, más de 3.000 firmas.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual