Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Huesca

Casa Polo renueva el color de su fachada

El inmueble, de estilo racionalista, data de 1933 y se edificó con el primer premio Gordo que tocó en la capital oscense.

Javier Sánchez. Huesca Actualizada 27/12/2012 a las 00:32
14 Comentarios
La Casa Polo ha renovado su fachadaJ. SANCHEZ

'''
La conocida como Casa Polo, en la plaza del Justicia, ha cambiado de color. Los pintores han trabajado estos días en la fachada, de este edificio de estilo racionalista, propio de la corriente alemana Bauhaus, que luce ahora un intenso tono verde oscuro. El inmueble, si bien se encuentra fuera de los circuitos turísticos al uso, es uno de los más queridos de la capital altoaragonesa. Esta remodelación coincide, curiosamente, con el regreso del Gordo de la Lotería de Navidad, que tocaba por tercera vez en Huesca el pasado sábado. Y es que, como se recordará, la casa fue construía en 1933, un año después de que el premio tocara por primera vez en la historia, en la capital oscense. Entre los agraciados se encontraba así la familia de los actuales propietarios de la finca, cuyo apellido le da todavía nombre. También en 1933 quedaba clausurado el centro académico alemán que tanto influenció esta corriente arquitectónica.

“Se trata de uno de los edificios más emblemáticos de nuestro barrio, que choca con el resto de casas de la zona, de corte más antiguo”, comenta Miguel Ángel Marco, presidente de la asociación de vecinos del barrio de Santo Domingo, donde se encuentra este inmueble y también arquitecto. Casa Polo es así muy querida entre los habitantes de esta parte de la ciudad, ya que desde uno de sus balcones se lanza el cohete anunciador de sus fiestas populares. “Suben también los cabezudos y es desde ahí desde donde da comienza la fiesta. La relación con la familia es muy estrecha, ya que nos permiten además utilizar los bajos del edificio para otras actividades, ya que la plaza es uno de los puntos neurálgicos de las celebraciones”, señala Marco.

El edificio es obra de los arquitectos José Luis León Díaz y José Betrán Navarro. Consta de dos plantas y una superficie total construida de 1.146 metros cuadrados. En uno de los locales de la planta baja se encontraba la antigua Tintorería Polo, que se abrió en la antigua casa que se encontraba en lugar de la actual, en 1854 y que todavía conserva el rótulo original. Hoy en día, este local sirve de estudio al Premio Nacional de Diseño, Isidro Ferrer.

En estos mismos bajos también se puede encontrar una peluquería y además, en el local con entrada desde la calle Lanuza, se ha instalado un locutorio. Como recuerda el portavoz vecinal, el edificio fue también víctima de los bombardeos durante la Guerra Civil, que destrozaron la balconada principal, la cual se encontraba, en un principio acristalada. El interior, asegura Marco, es igual de novedoso que su exterior. “Merece la pena verlo, las manivelas de las ventanas, por ejemplo, simulan los mandos de un automóvil”, relata el portavoz de la asociación de vecinos.

Colores vivos

Marco ha mostrado además su agrado ante el color elegido para repintar la fachada. “Con este estilo arquitectónico se utilizaban este tipo de colores vivos, intensos, muy alegres. Seguramente, es similar al original, que se ha idos desgastando con el paso del tiempo”, valora el portavoz de la asociación vecinal. Además de Casa Polo, Huesca cuenta con otro ejemplo de arquitectura racionalista, como la Casa de las Lástimas, en la esquina de la calle de Las Cortes y la costanilla de Ricafort o parte de los chalets de la calle del Parque.-
'''
$(html_text)
'''La conocida como Casa Polo, en la plaza del Justicia, ha cambiado de color. Los pintores han trabajado estos días en la fachada, de este edificio de estilo racionalista, propio de la corriente alemana Bauhaus, que luce ahora un intenso tono verde oscuro. El inmueble, si bien se encuentra fuera de los circuitos turísticos al uso, es uno de los más queridos de la capital altoaragonesa. Esta remodelación coincide, curiosamente, con el regreso del Gordo de la Lotería de Navidad, que tocaba por tercera vez en Huesca el pasado sábado. Y es que, como se recordará, la casa fue construía en 1933, un año después de que el premio tocara por primera vez en la historia, en la capital oscense. Entre los agraciados se encontraba así la familia de los actuales propietarios de la finca, cuyo apellido le da todavía nombre. También en 1933 quedaba clausurado el centro académico alemán que tanto influenció esta corriente arquitectónica.
'''
$(html_text)

¡Ups!Para continuar leyendo tienes que registrarte como usuario de Heraldo.es.

Disfrutarás de:

CONTENIDO EXCLUSIVO ONLINE OFERTAS Y PROMOCIONES EXCLUSIVAS ACCESO ILIMITADO A HERALDO.ES
¡Sólo te costará 1 minuto! Regístrate GRATIS
'''La conocida como Casa Polo, en la plaza del Justicia, ha cambiado de color. Los pintores han trabajado estos días en la fachada, de este edificio de estilo racionalista, propio de la corriente alemana Bauhaus, que luce ahora un intenso tono verde oscuro. El inmueble, si bien se encuentra fuera de los circuitos turísticos al uso, es uno de los más queridos de la capital altoaragonesa. Esta remodelación coincide, curiosamente, con el regreso del Gordo de la Lotería de Navidad, que tocaba por tercera vez en Huesca el pasado sábado. Y es que, como se recordará, la casa fue construía en 1933, un año después de que el premio tocara por primera vez en la historia, en la capital oscense. Entre los agraciados se encontraba así la familia de los actuales propietarios de la finca, cuyo apellido le da todavía nombre. También en 1933 quedaba clausurado el centro académico alemán que tanto influenció esta corriente arquitectónica.
'''
$(html_text)
  


  • señor señor02/01/13 00:00
    Buen reportaje. No tenía ni idea de que este emblemático edificio pertenecía a la corriente arquitectónica de la Bauhaus. Tampoco me acuerdo tampoco nunca de admirar la Casa de las Lástimas, pero habrá que hacerlo a partir de ahora para recordar las casas tan artísticas que tenemos en Huesca.
  • Ramón30/12/12 00:00
    Es una casa con historia y con estilo de la época. Hay que tener en cuenta que fué construida en los años 1932-1933 y cayó una bomba en la guerra civil de 1936. El color muy bonito que resalta con el estilo racionalista de la época; además, según me comentaron, es semejante al original. Realmente, como oscense, tengo que estar orgulloso de que edificios emblemáticos como este y otros muchos se restauren para bien de la ciudad.
  • Ramón30/12/12 00:00
    ....Y una cosa curiosa que se ha olvidado: Han mantenido el cartel de TINTORERÍA POLO, aún a pesar de que este establecimiento fundado en 1858, ya no está en marcha. Pero es un signo de continuismo del edificio pues se dirá: Casa Polo, donde la Tintoreria Polo.!!Bonito detalle!!
  • ALEJANDRO28/12/12 00:00
    Muy interesante, la verdad. El otro día pintaron el bar de enfrente de mi casa...de color rosa, precioso también.
  • ALBERTO28/12/12 00:00
    parece una pista de tenis, verde tenis autentico. que pena, con la cantidad de colores que se pueden hacer hoy en dia. lo mismo que el casino  "edificio emblematico" que pasa desapercibido por su triste color.
  • Sergio27/12/12 00:00
    Con la de noticias más importantes que hay en Huesca y me salen con esto. Vamos hombre.
  • antonier27/12/12 00:00
    Como tantos edificios que aún sobreviven en Huesca, Casa Polo debería esatr en un catalogo de edificios a conservar, para qque no venga ningún alcalde picapedrero y lo deje derribar para construir mamotretos como en en el Coso donde estuvo Casa Carderera. Y aún les ponen calles en Huesca a esos especimenes de gobernantes , cuando a muchos alcaldes deberian de hacer como los egipcios con los que caian en desgracia:borrar su nombre de la faz de la tierra para que nadie se acuerde de ellos
  • paquillo27/12/12 00:00
    Puede que hace años fuera de un verde más vivo o tirando a azul, después de tantos años fuera de Huesca ya no lo recuerdo bien. Pero me gusta mucho este verde de ahora. Respecto a que muchas casas de Huesca, en particular las de la Calle del Parque, se construyeran con el dinero del "gordo" es más una leyenda que una realidad. La mitad de estas últimas ya estaban construidas en 1930, si bien es posible que el gordo sirviera en algunos casos para cancelar algún préstamo contraido.
  • Hoya27/12/12 00:00
    No tenéis ni idea Sergio y sen , dudo si sois de Huesca, este edificio esta catalogado y es una joya en mi barrio, no creo que tu casa del pueblo tenga el mismo valor.  Enhorabuena por la rehabilitación y por el el reportaje!!
  • Racionalista27/12/12 00:00
    Soy un seguidor del racionalismo de Huesca y al pasar por la Plaza del Justicia y ver la rehabilitacion del edificio ( mejorando el deterioro y pintura), me he quedado entusiasmado con el ejemplo que tenemos del puro racionalismo en Huesca. A QUEDADO MUY BONITA Y LOS OSCENSES DEBEMOS ESTAR ORGULLOSOS. Según tengo entendido se empezó a construir antes de que cayera la lotería y es una CASA CATALOGADA dentro del patrimonio aragonés. GRACIAS por su restauración y poder ver esa belleza de edificio
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo