Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Huesca

El último afilador

Tomás López lleva 15 años recorriendo España con su bicicleta y su piedra de amolar

Javier Sánchez. Huesca Actualizada 08/12/2012 a las 22:13
18 Comentarios

'''
“¡El afilador!”, el grito de Tomás López, unido al sonido de su característico silbato o ‘chiflo’, es toda una invitación para realizar un viaje en el tiempo. Lleva dos días en Huesca, a dónde ha llegado desde su tierra natal, Orense, “tierra de afiladores, ‘la terra da chispa’, la llaman”, recuerda, orgulloso, después de haber recorrido con su bicicleta y una pesada mochila, Asturias, Cantabria y el País Vasco. Es así, a fuerza de pedalear, como consigue que dé vueltas la “piedra de amolar” y salten las chispas de cuchillos, tijeras y otros instrumentos de corte que le llevan los vecinos que escuchan su llamada.

Tomás viene de una familia de afiladores y lleva 15 años recorriendo España. Su tío, asegura, todavía ejerce el oficio en el Mercado de Abastos de Santiago de Compostela. En sus desplazamientos por Aragón ha podido comprobar que su oficio se encuentra ya, como el mismo dice, “perdido completamente”.

Esta es la primera vez que ha decidido probar suerte en Huesca y no ha tenido tanta suerte como le hubiese gustado. “Una y no más”, comenta, resignado, “Quise probar estas tierras, pero aquí no se estila tanto esto de afilar, no es como en el norte, de donde yo vengo, allí valoran más este trabajo”, afirma Tomás. Cobra, asegura “la voluntad, lo que me den” y una vez haya pasado por Huesca, continuará, asegura, “‘despaciño’, hacia arriba”.

“Morriña” por las tierras gallegas
A su llamada ha acudido, con un buen número de cuchillos, Luis Sánchez, gallego también de nacimiento, pero que lleva ya 41 años viviendo en Huesca. “En cuanto le he visto, lo primero que he hecho ha sido acercarme para preguntarle si era de Orense, porque los afiladores de antes eran todos de ahí”, comenta Luis. La presencia de Tomás, asegura, ha hecho despertar en él la “morriña” por su tierra y recordar también este oficio ya casi olvidado. “Antes venían con piedras enormes de afilar con las que recorrían toda España a pie, pueblo por pueblo, después comenzaron a utilizar bicicletas para hacer mover la piedra y he podido ver hasta motocicletas”, explica.

Mientras espera que Tomás le devuelva sus cuchillos, Luis asegura que uno bien afilado, debe durar “al menos cinco años”. Tomás mientras, asiente con la cabeza y recomienda: “Además, no hay que lavarlos en el lavavajillas, ni utilizar jabón, porque el agua caliente los castiga mucho”, afirma.
'''
$(html_text)
'''“¡El afilador!”, el grito de Tomás López, unido al sonido de su característico silbato o ‘chiflo’, es toda una invitación para realizar un viaje en el tiempo. Lleva dos días en Huesca, a dónde ha llegado desde su tierra natal, Orense, “tierra de afiladores, ‘la terra da chispa’, la llaman”, recuerda, orgulloso, después de haber recorrido con su bicicleta y una pesada mochila, Asturias, Cantabria y el País Vasco. Es así, a fuerza de pedalear, como consigue que dé vueltas la “piedra de amolar” y salten las chispas de cuchillos, tijeras y otros instrumentos de corte que le llevan los vecinos que escuchan su llamada.
'''
$(html_text)

¡Ups!Para continuar leyendo tienes que registrarte como usuario de Heraldo.es.

Disfrutarás de:

CONTENIDO EXCLUSIVO ONLINE OFERTAS Y PROMOCIONES EXCLUSIVAS ACCESO ILIMITADO A HERALDO.ES
¡Sólo te costará 1 minuto! Regístrate GRATIS
'''“¡El afilador!”, el grito de Tomás López, unido al sonido de su característico silbato o ‘chiflo’, es toda una invitación para realizar un viaje en el tiempo. Lleva dos días en Huesca, a dónde ha llegado desde su tierra natal, Orense, “tierra de afiladores, ‘la terra da chispa’, la llaman”, recuerda, orgulloso, después de haber recorrido con su bicicleta y una pesada mochila, Asturias, Cantabria y el País Vasco. Es así, a fuerza de pedalear, como consigue que dé vueltas la “piedra de amolar” y salten las chispas de cuchillos, tijeras y otros instrumentos de corte que le llevan los vecinos que escuchan su llamada.
'''
$(html_text)
  


  • señor señor10/12/12 00:00
    Para el comentarista nº 4, Pedro. Probablemente el reportero no se ha enterado de que hay otro afilador en Valdespartera simplemente porque se encarga de la sección de Huesca, y no de Zaragoza. Por mucho que se informen, los periodistas no pueden conocer la realidad de todos los lugares.
  • Pere10/12/12 00:00
    Huesca, como todo el mundo sabe, es el sur de España...
  • Pedro09/12/12 00:00
    Este reportero no se entera de mucho, porque en zaragoza queda por lo menos 1 mas, esta semana ha estado por valdespartera afilando cuchillos y por las delicias lo he visto mas de una vez.
  • Jose (de Aragón).09/12/12 00:00
    #14 NOSTÁLGICO: el silbato, chifro, flauta de pan o "capadora" (así la conocíamos en casa), puedes encontrarla en algunas jugueterías... en material plástico. Las hay de dos tipos: de ocho y de doce o catorce notas. No es lo mismo, pero suenan bastante parecido. Lo que tú preguntas, viene a ser una "flauta de pan" (búscala así), de madera o bambú pero en pequeño. Lo malo es que el precio, no es tan pequeño. Espero te sirva.
  • Folch09/12/12 00:00
    La mayoría de afiladores son gallegos ¿por qué?. Son oficiosos condenados porque ahora es 100 veces más barato comprar un cuchillo nuevo que afilarlo, y además genera puestos de trabajo en su elaboración. Los tiempos han cambiado irremediablemente. Lo mismo digo de los mineros del carbón, ya no se puede asumir el coste de su extracción y no es rentable. Lo siento, es así.
  • lidiocka09/12/12 00:00
    A ver que no entiendo, así que Orense es del norte y Aragón, y en concreto Huesca capital, no son del norte. Que alguien me lo explique porque más al Norte que Aragón no hay nada.
  • Javi09/12/12 00:00
    ¿Este hombre declara lo que gana? ¿Hace facturas?
  • PARA JAVIER09/12/12 00:00
    Seguro que rico no se habrá hecho.  Cualquier politicastro se saca más en un mes en dietas que tampoco declara.
  • NOSFERATU09/12/12 00:00
    ....no son baratos, pero el afilado dura mas, yo e probado varios afiladores eléctricos y manuales y afilan bien, pero el afilado no dura nada.
  • Lo que veo todos los dias09/12/12 00:00
    Me imagino que la decadencia de este oficio tendra que ver con los nuevos cuchillos con filos extra raros que hacen que los cuchillos no sean como los de toda la vida,por lo menos con un cuchillo que fuí a afilar no pudo ser por ese motivo.
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo