Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Nueva apertura en el Coso

Los negocios de compra de oro se afianzan en la capital oscense

El Coso cuenta con cuatro de estos establecimientos, presentes también en otras vías principales de la ciudad

Javier Sánchez. Huesca Actualizada 08/11/2012 a las 22:59
10 Comentarios
Dos establecimientos de compra de oro en el Coso Bajo de Huesca.J. S.

‘Compro oro, plata, relojes, joyas…’ y siempre al mejor precio. Los rótulos de grandes letras de estos negocios, la mayoría de apertura reciente, se han hecho ya un hueco en el paisaje urbano de la capital oscense junto a las tiendas de toda la vida. La última abre sus puertas este viernes en el Coso, donde ya hay cuatro sucursales. Desde fuera apenas puede verse nada del interior: muros y puertas opacas salvaguardan la intimidad de los clientes. En casi todas es necesario llamar a un timbre antes de que se permita el paso. Una vez dentro, un grueso cristal aísla, por lo general, al empleado y la recaudación de posibles robos o agresiones.

“El perfil de personas necesitadas ha aumentado con la crisis, pero lo cierto es que el 54% de los clientes que acuden a nosotros lo hace por otros motivos, como querer deshacerse de alianzas u otras joyas después de haber roto con su pareja, no les gusta un regalo que han recibido o quieren dinero para darse un capricho”, explica Jordi González, director comercial de la cadena Oro Caja, que cuenta con una sucursal en la capital oscense. Una de las primeras historias que vivió al otro lado de la ventanilla fue así, como recuerda, “el de una señora mayor que quería comprarle una consola de videojuegos a sus nietos”.

Según han detectado, el 60% de los usuarios son mujeres. Por franjas de edad, un 20% de los clientes que reciben, asegura, tienen entre 18 y 25 años, el 50%, entre 26 y 45 años, y el 30% restante, tienen más de 46. “En estos tres últimos años hemos notado un cambio en el consumidor. Saben lo que quieren y preguntan más por el precio. Sin embargo, lo que determina que dejen o no el oro en una u otra oficina es, primero, la proximidad con su domicilio, segundo, la atención del dependiente y tercero, el precio”, opina González. Actualmente, según explica, la onza de oro (unos 30 gramos) destinado a inversión de 24 kilates tiene un precio de 1.346 euros.

“Claro que se nota la crisis”, opina, por otra parte, Nuria Gracia, desde el mostrador de Oro Team. “La gente va trayendo todo lo que tiene en su casa y claro, cada vez les va quedando menos por vender”, añade. Entre los clientes se encuentran también, asegura: “gente separada y más, gente mayor, aunque también hay algún joven que viene con los regalos que le hicieron para su comunión”. Su compañera, María José Orós, quien se encuentra junto a ella en la ventanilla, asegura, por otra parte, no haber vivido ninguna situación especialmente conflictiva.

Llegado el momento, cuentan ambas, algunos clientes, también aprovechan el momento de la venta para desahogarse. “‘Esto es todo lo que me queda y ahora tendré que pedir en la calle’, te dicen, o nos cuentan que tienen hijos. Otros te explican, simplemente, que ya no quieren esa joya y por eso han decidido venderla”, revela Orós. Los lunes y los primeros días de mes son, por otra parte, como añade su compañera Nuria, los días de más afluencia.

“Somos joyeros y psicólogos a la vez”
A la sucursal ‘Su joyero de confianza’, en la que se encuentra Mireia Mateos, acude sobre todo, como asegura, “gente joven ya que ahora no hay trabajo y salen adelante con lo que tienen en casa”. Por su mostrador pasa, especialmente, joyas. “La gente se desprende de pendientes sueltos o de cosas que no va a llevar ya más o que se les han roto y les cuesta mucho el arreglo”.

También le cuentan “todos los problemas que tienen y cómo hacen para llegar a fin de mes. Somos joyeros y psicólogos a la vez”. Los clientes valoran así, indica Mireia, “el trato cercano”. “Hay clientes fijos, pero también están los que preguntan y allí donde les hacen la mejor oferta, lo dejan. También hay días que hay que pelear un poco más y otros que el precio está mejor y la gente se queda más conforme”, señala Mireia. Comenta también, como a pesar de que “a la vista está” hay cada vez más negocios de este tipo en la capital oscense, “también ha habido otros que han tenido que cerrar”.


  • Basajaún13/11/12 00:00
    Síntoma de tercermundismo, otro más, y como no, el pijoprogre proskrito sacándoles la cara a los especuladores del oro.
  • ¿Galán11/11/12 00:00
    El día en que estos negocios dejen de funcionar, entonces y sólo entonces será cierto que empezamos a salir de la crisis. Mientras estén funcionando será sinónimo de que la crisis esta
  • señor señor10/11/12 00:00
    Un artículo muy interesante que pone al descubierto un colectivo del que se conocía muy poco y que siempre da la sensación de actuar casi en la clandestinidad por esa opacidad que menciona el periodista. Buen reportaje de investigación.
  • Otro para 509/11/12 00:00
    Los ladrones si venden se pillan, permitame que le diga SI SE DECLARA, pero si no se declara?. Y lo que han invertido en los objetos ni de lejos se les da su importe real, una cosa es el peso y otra el valor de compra. Y sigo pensando en la usura.
  • .....09/11/12 00:00
    sobre lo que ha comentado otro, informate antes de hablar ya que los ladrones si venden se pillan, porque todas las joyas que son vendidas pasan un control policial, asi que por favor antes de entrar a debatir informate, ya que no es como se cuenta, y como tu dices que se aprovechan de la gente...si no fuera por los compro oro, mucha gente no tendria ni para comer, porque la mayoria deben vender para eso, yo estoy a favor totalmente
  • OPINO09/11/12 00:00
    Eso dice mucho de la mala situación de las familias españolas.
  • Otro09/11/12 00:00
    Si dice mucho de la mala situación de las familias y también de la avaricia de unos que pagan muy poco en comparación con el coste real. Unos usureros que se aprovechan de la desgracia ajena. Si los ladrones no pudieran vender el oro que roban, otro gallo cantaría.
  • oscensito09/11/12 00:00
    La verdad que es increíble como está Huesca llena de Compro Oros, y de establecimientos chinos.
  • qa09/11/12 00:00
     Un buen indicador de que nuestra economía estará saliendo de la crisis, sera el ver desaparecer estos negocios de nuestras ciudades.
  • PROSKRITO09/11/12 00:00
    ¿Es que no hay nadie que vea algo positivo en la proliferación de estos establecimientos? Se debe tener presente que dan a la gente la oportunidad de hacer líquido la inversión que en mejores tiempos realizaron, en previsión de que llegaran otros peores. Ahora que han llegado, lo normal es que deshagan de la inversión. Creo que a estos establecimientos se les trata injustamente en la mayoría de los comentarios.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual