Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Huesca

Cambiar propone que el Legado de Ramón y Cajal se traslade de Madrid a Huesca y se exponga

​Buscará apoyos institucionales para que los 30.000 objetos, ahora ocultos al público, se puedan exhibir en la Audiencia.

Isabel G. Macías . Huesca Actualizada 27/10/2015 a las 08:48

La plataforma política Cambiar Huesca, con responsabilidades de gobierno en el Ayuntamiento y en la Comarca de la Hoya de Huesca, promoverá distintas acciones institucionales para conseguir que el Legado de Ramón y Cajal, custodiado en el Instituto Cajal de Madrid (que depende del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), se traslade a la capital oscense y pueda exponerse, por ejemplo, en el edificio vacío de la Audiencia.

La finalidad es doble, según explicó el concejal de Huesca y diputado provincial Luis Arduña. Se trata de sacar a la luz más de 30.000 objetos almacenados y ocultos al público por falta de espacio y de crear, en colaboración con el Ayuntamiento de Ayerbe (donde vivió el científico) y el Centro de Interpretación Ramón y Cajal de esta población, un eje museístico sobre la figura del premio nobel.

La propuesta se hace después de que hayan salido a la luz las condiciones en las que se encuentra la colección. Ayer mismo, el Departamento de Cultura del Gobierno de Aragón inició conversaciones con el CSIC para establecer líneas de colaboración que permitan potenciar el Legado del Nobel de Medicina y difundir su figura en Aragón.

Los responsables del departamento han preguntado por el estado de los objetos del investigador. El siguiente paso será visitar las instalaciones y elaborar un listado del material. Educación confía en que las colaboraciones sirvan para difundir y promover la investigación sobre esta herencia.

También ayer, el concejal de La Sotonera y consejero comarcal Ignacio Río explicó que el Legado está depositado en una sala del Instituto Cajal. Los dibujos, los preparados histológicos, el instrumental de investigación así como los diplomas y medallas, entre otros objetos, están en un pequeño cuarto donde se mantiene la seguridad y se controla la temperatura y la humedad, aunque fuera de la vista del público.


Sin espacio suficiente

Este instituto es el depositario de los materiales, que el propio Ramón y Cajal quiso que se conservase allí. La colección se exhibió desde el día de la inauguración del centro, en 1945, hasta 1989, cuando la sede se trasladó a otro edificio, donde no quedó espacio suficiente para exponer el Legado. Fueron los propios científicos los que se preocuparon de disponer una pequeña muestra permanente en su biblioteca, donde se recrea el lugar de trabajo del científico aragonés.


Ignacio Rio manifestó que "hay que sacar el Legado de la falsa". Arduña, por su parte, lamentó que un conjunto de bienes que se donó para que fueran expuestos y conocidos esté guardado en cajas, lejos del alcance del público. Ante esta "desidia", Cambiar impulsará mociones en la Diputación Provincial, la Comarca y el Ayuntamiento de Huesca para conseguir que el conjunto de los objetos se deposite en esta ciudad de forma definitiva y sea expuesto al público y revalorizado.

La formación política está elaborando un listado de espacios vacíos donde se podría crear este museo. En principio, la Audiencia Provincial, en desuso desde hace un año, reuniría las condiciones necesarias para esta función, según Arduña. Desde Cambiar apuntaron que alrededor de este espacio se pueden organizar reuniones y congresos científicos que podrían dar proyección internacional a Huesca. Precisamente, el Instituto Cajal pretende que la Unesco considere Legado de Ramón y Cajal Patrimonio de la Humanidad.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual