Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Accidentes de montaña

La campaña estival de rescates en montaña se cerró con 15 muertos y un agosto trágico

Los equipos de la Guardia Civil realizaron casi 290 intervenciones, un 4% más que en 2014. El aumento del turismo y el mal tiempo explican que en ese mes hubiera el triple de fallecidos.

M José Villanueva. Huesca Actualizada 22/10/2015 a las 07:23

El tiempo y el aumento del turismo han sido determinantes para que en Aragón haya habido este verano más accidentes de montaña y más fallecidos. La campaña estival de rescates se ha saldado con 281 intervenciones (un 4% más que el año anterior) y ha costado la vida a 15 excursionistas (un 7% más). En total, entre mayo y septiembre, la Guardia Civil auxilió en Aragón a 475 personas, de las que 196 sufrieron heridas de distinta consideración y 264 salieron ilesas.

Pero si destaca algún dato del balance del verano es el trágico agosto vivido en la montaña. En esos 31 días se contabilizaron nueve de las 15 víctimas mortales, el triple que en el mismo mes de 2014. La razón, según explicó ayer el teniente coronel de la Comandancia de Huesca, Vicente Reig, hay que buscarla en la meteorología. El buen tiempo de la primera parte de la temporada redujo el número de actuaciones en relación al año anterior en un 6%, pero el cambio brusco justo al inicio de agosto disparó las intervenciones, hasta el punto de que ese mes concentró el 33% de todos los rescates, con una media de más de tres diarios y el 60% de los fallecidos en verano.

También ha influido el incremento de visitantes. "Se ha podido observar un aumento en la gente que ha acudido al Pirineo a realizar tanto senderismo como actividades de mayor complejidad, como ascensiones a cimas o escalada en crestas y vías alpinas, no así tanto en barranquismo", señaló Reig. Y es que aunque este es uno de los deportes de aventura que atrae a más turistas en verano, en 2015 se ha reducido por las escasas precipitaciones y el deshielo paulatino.

Los accidentes más trágicos se han concentrado este año en los meses de verano, ya que hasta mayo solo se habían registrado dos fallecidos. El número total de rescates desde que empezó 2015 hasta octubre ha sido de 353, con 17 fallecidos, unas cifras similares a las de 2014, cuando hubo 350 intervenciones y 18 víctimas.

El balance lo dio a conocer ayer Vicente Reig acompañado del Delegado del Gobierno en Aragón, la subdelegada en Huesca, el general jefe de las Unidades Especiales y de Reserva y el general jefe de la 8ª Zona de la Guardia Civil en Aragón. Los acompañó el consejero de Sanidad, otros altos cargos de este departamento y la directora general de Justicia e Interior, ya que previamente tuvo lugar una reunión de la comisión de seguimiento del convenio marco de rescates en montaña, que regula la colaboración entre la Guardia Civil y los servicios del 112 y del 061. El convenio define la aportación de personal sanitario para integrarlo en los equipos de rescate.

También estaban presentes los responsables de las comandancias de Teruel y Zaragoza, porque, aunque el 95% de los rescates que se realizan en Aragón tienen lugar en la provincia de Huesca, el pasado verano hubo siete intervenciones en Zaragoza, con un fallecido y tres heridos, y otras tantas en Teruel, con cuatro lesionados.

"Más peligrosos" en invierno

La reunión tuvo lugar en la estación de esquí de Formigal, pensando ya en la campaña de invierno. En esta época los rescates son "más técnicos, más laboriosos y más peligrosos" y están muy condicionados por la meteorología y la reducción de las horas de luz, señaló el teniente Darío Álvarez de la Cal, jefe de los grupos de montaña de la provincia. Durante el verano se puede contar con la ayuda del helicóptero en casi todas las intervenciones, pero no en invierno. "Esto supone que si tenemos que ir a un rescate en un pico, el helicóptero no nos puede dejar allí y hay que aproximarse con raquetas de nieve o esquís. Y desde el punto de vista de los accidentados, no es lo mismo esperar a 30 grados que a 10 bajo cero y en medio de una ventisca", explicó. El riesgo de aludes complica todavía más cualquier auxilio.

Por ello, la Guardia Civil hizo un llamamiento a la prudencia. "Que las personas, cuando vayan a realizar una actividad puntual, la escojan conforme a sus posibilidades, que no se metan en empresas demasiado grandes que puedan conducir a un accidente por falta de material, de preparación física o técnica", recomendó el brigada Miguel Domínguez, del Greim de Boltaña, el más veterano de los guardias de rescate en montaña. También hizo hincapié en la prevención de los accidentes el Delegado del Gobierno en Aragón, Gustavo Alcalde, quien recordó que la montaña "es un medio muy bello pero peligroso si se le pierde el respeto".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual