Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Fauna pirenaica

Nace un nuevo ejemplar de oso pardo en Lacuniacha

El osezno permanece con su madre y no se podrá conocer el sexo hasta junio. Los niños de la comarca decidirán cómo se llamará.

M. Fernández. Zaragoza Actualizada 11/03/2014 a las 17:38
1 Comentarios
Un ejemplar de oso pardo en Lacuniacha

Lacuniacha está de celebración aunque tenga que ser en bajito. El Parque faunístico de los Pirineos ha albergado el nacimiento de una nueva cría de osezno. Un nuevo ejemplar de oso pardo que nació en enero y todavía no ha salido de la osera donde se encuentra al abrigo y bajo la protección de su madre.

El nuevo inquilino del parque, del que se desconoce el sexo todavía, estuvo 60 días en periodo de gestación, hasta que, según indica Virtudes Abad, una de las trabajadores del parque, "uno de los cuidadores notó que la osa actuaba de forma extraña durante el mes de diciembre y tras observarla detenidamente confirmó que se encontraba en estado".

Según apunta Abad, la madre se mostró inactiva en diciembre pero a principios de enero comenzó a estar nerviosa e inquieta. Al parecer, la osa buscaba algo de intimidad y tranquilidad en el nido.

El parto se produjo en el interior de la osera de forma totalmente natural y sin ayuda de los cuidadores. Por el momento, los trabajadores del parque alimentan a la madre para que pueda proporcionar los cuidados necesarios a la cría, "pero no se están llevando a cabo protocolos especiales". 

Según fuentes del parque el pequeño ejemplar se encuentra en perfectas condiciones y va ganando peso pero "hay que ser cuidadosos porque todavía tiene que pasar el periodo de mama".

Virtudes Abad afirma que "la situación de la cría es frágil, lo importante es pasar este periodo y esperar que en junio la cría pueda salir de la osera". El ciclo natural de los osos hace que los primeros meses las crías aniden al abrigo de su madre y no salgan hasta junio, con el calor.

"Al principio era algo muy feo, sin pelo, pero cada vez se vuelve más bonito" confiesa la trabajadora del parque. Las crías de oso suelen nacer diminutas con un peso que ronda los 350 gr., sin pelo y con los ojos cerrados, que no abren hasta transcurrido un mes. Asimismo son necesarios dos mes de vida para que comiencen a caminar y no se separan de la madre durante al menos 24 meses.

Rescatados y encantados


Lacuniacha alberga a cuatro osos pardos. Todos ellos provenientes de un zoológico de Orihuela, en Alicante, donde vivían en pésimas condiciones. En noviembre, el Parque faunístico decidió adoptarlos a la espera de que pudieran adaptarse bien a su nuevo entorno.

Y los nuevos acontecimientos muestran que así ha sido. "Los osos se han adaptado muy bien, no solo por el nacimiento de la nueva cría sino por cómo juegan con la nieve y se relacionan", afirma que "les hemos proporcionado un entorno de lujo, en comparación con las condiciones en las que se encontraban y es fácil adaptarse a algo así". El parque habilitó hace cuatro meses un espacio de 3.000 metros para estos cuatro ejemplares.

Otro de los aspectos que inquieta a los trabajadores del parque es la posibilidad de que los dos machos entre los que se encuentra su padre pueda atacarlo. Se trata de una reacción natural de esta especie, afirma Abad. "Para intentar que no se produzca instalaremos medidas de seguridad como una zona separada para que esté la cría".

El nombre lo decidirán los niños


Para dedicir cómo se llamará el osezno, Lacuniacha ha firmado un acuerdo con la comarca de Alto Gállego, con la que mantiene una intensa campaña de visitas con los grupos escolares. Gracias a ello, serán los niños de los colegios de la comarca los que decidan el nombre. Según nos indica Abad, "solo os puedo decir que tendrá relación con el entorno geográfico del Parque".

El Parque faunístico de los Pirineos, con treinta hectáreas del bosque de 'La Espinosa' y frente a la Peña Telera alberga decenas de especies amparadas por la Convención de Especies Amenazadas. No solo el oso pardo vive entre estos árboles, otras especies fascinantes y en peligro como el Muflón sobreviven gracias a esta iniciativa en medio del Pirineo aragonés.

Ver otras noticias de Huesca





  • ascen12/03/14 00:00
    me ha gustado la noticia, una alegria de vez en cuando no viene mal siendo tan dificil la cria de este animal





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual