Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Fiestas de San Lorenzo

Una ofrenda de flores pasada por agua

Más de 1.000 personas desfilaron por el Coso hasta la plaza de San Lorenzo, aunque el acto se interrumpió precipitadamente por la lluvia.

María José Villanueva. Huesca Actualizada 15/08/2016 a las 21:51
Una ofrenda de flores pasada por agua

El tiempo ha respetado las fiestas de San Lorenzo casi hasta el final, pero en la tarde de este lunes la lluvia ha hecho acto de presencia y ha obligado a interrumpir precipitadamente la ofrenda de flores y frutos cuando estaba a punto de acabar. Los últimos participantes no han podido completarla y los Danzantes de Huesca han tenido que trasladar su actuación desde la calle al interior de la iglesia de San Lorenzo, que ha servido de refugio a muchos asistentes. La peana del santo, de gran valor, se ha retirado rápidamente por temor a que sufriera daños, y también las vestimentas tradicionales corrían peligro por el agua.

A unas horas del 'Adios, San Lorenzo, adiós', el Coso se había vestido de gala, con unas 1.500 personas ataviadas con los trajes más vistosos del ropero aragonés. La ofrenda se ha iniciado a las 19.00 en la avenida de Monreal para discurrir por el Coso Alto y el Coso Bajo hasta la plaza de San Lorenzo, donde las flores y los ramos de albahaca cuelgan en la parrilla instalada en la fachada del santuario. Miles de personas han visto desfilar a los participantes.

Como es habitual, ha triunfado sobre todo la vestimenta del Pirineo, con trajes de Ansó, Hecho o Jasa, pero el interés por profundizar en las raíces culturales aragonesas hace que cada vez se vea indumentaria más variada, originaria de todos los rincones de la Comunidad y con distintos usos: de boda, de faena, de gala... En cuanto a los peinados, destaca la singularidad de los moños de picaporte fragatinos. Pero no todos optan por sayas y fajas. Son muchos los que hacen la ofrenda al santo vestidos de blanco y verde.

El desfile lo abrió la cofradía de San Lorenzo, seguida del Ayuntamiento, con los concejales María Rodrigo (de Fiestas) y Antonio Sanclemente (de Relaciones Institucionales), que portaron un centro de flores con el logotipo institucional del caballo. Seguidamente desfilaron las mairalesas, las peñas y los grupos folclóricos.

Para el desfile, se ha contado con la actuación de los cinco grupos folclóricos de la ciudad: Santa Cecilia, Estirpe de Aragonia, Roldán del Alto Aragón, San Lorenzo y Eleco Aragonés. No podían faltar los Danzantes de Apiés, ni por supuesto, los de Huesca. También han asistido los de Castejón de Monegros, una formación integrada exclusivamente por mujeres.

La lluvia ha hecho acto de presencia a las 20.30, cuando faltaba poco para la conclusión de la ofrenda. Los Danzantes de Apiés, a pocos metros de la plaza de San Lorenzo, han bailado bajo la lluvia. Luego el agua ha empezado a caer con más fuerza y los últimos participantes y el público se han retirado. Los Danzantes de Huesca decidieron llevar su actuación, la última de las fiestas al interior de la basílica.

La plaza de San Lorenzo vuelve a ser el escenario central de la fiesta por la noche con el 'Adiós San Lorenzo, adiós'. Miles de peñistas entonan este himno, blandiendo la pañoleta en el aire, antes de la traca final desde la plaza de Navarra y de los fuegos artificiales lanzados desde el Casino.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual