Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Acuerdo en la comisión de Relaciones Institucionales

El Ayuntamiento de Huesca aprueba prohibir que los concejales acudan a misas y procesiones

La propuesta de PSOE, Cambiar y ASP se ha aprobado en comisión con la abstención de Ciudadanos y el rechazo del PP. Deberá ser ratificada en el pleno del viernes.

María José Villanueva. Huesca Actualizada 29/03/2016 a las 19:36
La procesión de San Lorenzo, una excepción.Rafael Gobantes

La comisión de Relaciones Instituticionales del Ayuntamiento de Huesca ha aprobado este martes la modificación del Reglamento de Protocolo y Ceremonial que prohibe la presencia de los ediles en actos religiosos, así como de los empleados municipales. 

El gobierno tripartito (PSOE, Cambiar y Aragón Sí Puede) ha votado a favor de la modificación. Ciudadanos por su parte se ha abstenido y planteará una enmienda que se desarrollará en el próximo pleno. 

Durante la votación, el PP se ha levantado en muestra de desacuerdo con el documento presentado este lunes, alegando el incumplimiento del plazo de 48 horas de estudio de la modificación y que no se ha propiciado un debate sereno. 

Esta votación favorable se llevará al pleno del viernes donde se aprobará con la mayoría de los votos. 

Según el artículo 13 del nuevo reglamento, el Ayuntamiento de Huesca, "incluidos sus cargos de representación y sus empleados públicos", y de acuerdo con el artículo 16 de la Constitución respecto a la aconfesionalidad del Estado, "no asistirá a ningún acto que tenga carácter religioso", declinando las invitaciones que se le pudieran hacer, y tampoco "organizará ni programará actos (...) de carácter confesional". Los integrantes de la corporación podrán asistir "de manera particular", pero sin los símbolos que acrediten su condición ni hacer uso de privilegios, como la ubicación en espacios reservados o preferentes.

La medida se hace extensiva a los trabajadores municipales, que solo podrán ir también a título particular, pero no en horario laboral ni haciendo uso de su uniforme u otros símbolos. Esto último afecta por ejemplo a las misas organizadas por la Policía Local o los bomberos con motivo de las festividades de sus patronos.
 

"Es otro momento político"

Ya figuraba en el pacto de gobierno. De hecho, el texto se lleva preparando desde el mes de julio, según fuentes del tripartito. Entonces ya saltó la polémica por la propuesta sobre la paulatina desaparición de los festejos taurinos, y prefirieron esperar. También han dejado pasar la Semana Santa para que la controversia no coincidiera con las procesiones.

El PSOE respalda plenamente el nuevo reglamento, aunque evitó ayer hacer declaraciones. Ha convocado una rueda de prensa para hoy. Fuentes socialistas recordaron que ya redujeron la asistencia a misas y procesiones cuando gobernaron y querían seguir eliminando actos del ceremonial, que ahora han dejado a cero con el apoyo de sus socios de la izquierda. "Estamos en otro momento político, y en muchos ayuntamientos de España hay otras mayorías", señalaron. No ocultan, sin embargo, la existencia de voces discrepantes en el Partido Socialista, de militantes que opinan que no todos los votantes lo entenderán.

De hecho, Zaragoza En Común planteó una medida similar en el Ayuntamiento de la capital aragonesa, pero los votos del PSOE impidieron sacarla adelante. Actualmente su reglamento obliga a los concejales a ir, aunque no se cumple y acude el que quiere.

El concejal de Cambiar Huesca Luis Arduña asume que será polémica y precisó que habrá excepciones. Una será la procesión de San Lorenzo. Según indicó, "con la literalidad del artículo 13 los concejales no saldrían", pero una disposición adicional faculta al alcalde para hacer salvedades atendiendo a las características especiales de algún acto. Lo que sí está claro, añadió, es que "a la procesión de Viernes Santo no irá la corporación".

El grupo municipal del PP mostró su oposición al nuevo texto, que recibió ayer mismo, porque limita la libertad de los concejales para asistir a los actos. "Dice que no podemos ir como concejales sino como ciudadanos. ¡Faltaría más! Hay que preguntar al equipo de gobierno en qué momento del día dejo de ser concejal", declaró su portavoz, Gerardo Oliván, para quien "este tema requiere un debate sosegado, porque trasciende un mandato". Destacó la prohibición al Ayuntamiento de organizar actos de carácter confesional. "Habrá que preguntar si los Danzantes se van a quedar sin subvenciones porque es para bailar delante del santo y en la procesión".

Ciudadanos ha anunciado su abstención. El portavoz, José Luis Cadena, es partidario de "que el Ayuntamiento esté en todos los actos a los que se le invite", pero también asume la aconfesionalidad proclamada en la Constitución. "Ir a un acto religioso no es apoyar una religión concreta. Además, hay problemas más importantes", declaró.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo