Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Pirineos

Segunda muerte de un senderista por causa de un infarto en el Pirineo en solo 24 horas

Fallece un vecino de Biescas mientras ascendía al pico Pacino en Sallent de Gállego. El sábado, una mujer murió cuando recorría el GR 65 entre Atarés y Botaya.

Actualizada 09/07/2017 a las 23:39
Collado del pico Pacino donde ayer sufrió el infarto el senderista de Biescas, que falleció.Guardia Civil

Un senderista falleció ayer tras sufrir una infarto mientras se encontraba realizando el ascenso al pico Pacino, a la altura del collado, en el término municipal de Sallent de Gállego. Es la segunda muerte que se produce por esta causa en el Pirineo aragonés en solo 24 horas. El sábado, una mujer de 58 años y vecina de Zaragoza murió al entrar en parada cardiorrespiratoria cuando recorría el GR 65 entre Atarés y Botaya.

El fallecido ayer, Manuel L. B, tenía 64 años y era vecino de Biescas. Según informó la Guardia Civil, hacia las 11.00 se recibió una llamada de un grupo de senderistas que informaban de que, mientras estaban ascendiendo al pico Pacino, uno de ellos había sufrido un desmayo. Había caído al suelo y presentaba gran dificultad para respirar. Se activó entonces al Equipo de Rescate e Intervención de Montaña (Ereim) de Panticosa, al helicóptero de la Benemérita con base en Huesca y a un médico del 061.

Mientras las unidades se desplazaban hacia el collado Pacino, se recibió de nuevo una llamada comunicando que la persona que había sufrido el desmayo había entrado en parada cardiorrespiratoria y que le estaban practicando maniobras de reanimación cardiopulmonar (RCP), según informaron las mismas fuentes.

Una vez en el lugar del suceso, los especialistas y el médico del 061 continuaron practicando las maniobras de RCP. No obstante y a pesar de los esfuerzos realizados, instantes después el facultativo certificó el fallecimiento de este hombre.

Se trata de un vecino de Biescas muy conocido por su trabajo como taxista y por su implicación en la vida social de la localidad, según comentó el alcalde, Luis Estaún. Se había jubilado hacía poco y era un gran aficionado a la montaña. El primer edil señaló que el hombre estaba en "buena forma".

Veinticuatro horas antes, a las 12.00 del sábado, una mujer que practicaba senderismo murió entre Atarés y el cruce de Botaya tras sufrir un fuerte dolor en el pecho que le impedía caminar. Entró en parada cardiorrespiratoria y, hasta que llegaron los equipos de rescate, su compañera le realizó maniobras RCP. Los guardias prosiguieron con la reanimación hasta que llegó la ambulancia y los sanitarios colocaron a la mujer un desfibrilador semiautomático. Pero la senderista murió.

Rescate complicado

Este fin de semana ha vuelto a ser accidentado en la montaña altoaragonesa. Junto a las dos muertes, el suceso más grave ocurrió el viernes. Una montañera de 49 años de Madrid resultó herida al caer de una altura de 120 metros en la gran diagonal Balaitús, en Sallent de Gállego. Sufrió un traumatismo craneoencefálico, herida abierta en la pantorrilla y policontusiones. Su compañero avisó de que esta se había caído y golpeado en repetidas ocasiones, parando en una pequeña repisa a unos 3.020 metros de altitud en la escarpada y vertical pared.

Su evacuación fue larga y complicada. Tras llegar hasta ella se la elevó por la pared vertical hasta la cima del Balaitús, que se logró alcanzar a las 22.15. Fue entonces cuando los especialistas de la Guardia Civil solicitaron el apoyo del helicóptero de la Gendarmería francesa para evacuar a la mujer, que había entrado en parada cardiorrespiratoria, hasta un hospital en el país galo.

Ese mismo día, otros dos montañeros fueron rescatados en Ordesa. Estaban enriscados en la vía de escalada Áliga, en la pared del Tozal del Mallo. Los guardias ascendieron por una vía de la pared cercana y escalaron por una zona de gran dificultad técnica para llegar hasta ellos y bajarlos al suelo mediante rápeles. Afortunadamente, se hallaban ilesos.

Ayer domingo, el Greim de Benasque y el helicóptero con base en esta misma localidad evacuaron hacia las 15.30 desde un refugio de montaña situado en el Parque Natural de Posets-Maladeta a un montañero, de 47 años y vecino de Barcelona, que se había lesionado un tobillo al sufrir una caída.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo