Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Huesca provincia

Un joven herido grave por una explosión de gas ocurrida en Frula

​Los hechos ocurrieron este sábado por la noche en su propia vivienda, en la que estaba con tres amigos, que resultaron ilesos.

Patricia Puértolas. Frula Actualizada 01/08/2016 a las 09:16
Imagen de la vivienda situada en la localidad de Frula.HA

Un joven de 36 años de edad y vecino de Frula permanecía ayer ingresado en estado grave en la uci del Hospital Miguel Servet de Zaragoza después de producirse una fuerte explosión de gas propano en su vivienda. En el momento del suceso, que tuvo lugar la noche del sábado, estaba acompañado de tres amigos, que resultaron ilesos. Según fuentes de la DGA, el joven, A. B. M, sufre quemaduras de segundo y tercer grado. En su mayoría, de acuerdo al testimonio de los vecinos, localizadas en las cuatro extremidades y, al menos, una de ellas en el cuello. Su pronóstico es reservado.

La explosión tuvo lugar justo antes de la medianoche. Al parecer, una fuga provocó la salida del gas propano, que, al tener un peso mayor al aire, se expandió hacia los lugares más bajos de la vivienda, lo que hizo que se concentrara en la bodega. Probablemente, al percibir el olor, el joven se dirigió hasta ese lugar y al encender el interruptor de la luz, provocó la deflagración, que produjo una gran llamarada, según explicaron fuentes del parque de bomberos del Ayuntamiento de Huesca.

Además, la onda expansiva reventó puertas, ventanas y persianas, tanto de la primera como de la segunda planta de la vivienda, que está situada en el número 14 de la Ronda del Cierzo. La bodega, que ocupa un nivel inferior al resto del inmueble, quedó calcinada. La fuerza de la deflagración provocó que algunos cristales y restos de mobiliario acabaran al otro lado de la calle. Al estar situados en otra habitación, alejada de la bodega, ninguno de los tres amigos de la víctima resultó herido.

Al escuchar la fuerte explosión, varios vecinos salieron a la calle y de inmediato, acudieron en ayuda del joven, que, al parecer, salió de la vivienda por su propio pie e incluso tuvo fuerzas para arrancarse la ropa afectada por las llamas. Por suerte, casi de forma inmediata, pudo ser atendido además por un médico, que se encontraba con el alcalde del municipio, Joaquín Monesma, justo cuando este último recibió el aviso del 112, a las 0.04. A la espera de la llegada de los sanitarios, el joven fue trasladado a la vivienda de una vecina, Cruz Murillo, donde recibió las primeras asistencias. "Ha sido una suerte que tuviéramos un médico cerca, que pudiera orientarnos. Ha sido fundamental", señaló Murillo.

De forma paralela, varios vecinos se sirvieron de mangueras y extintores para apagar las llamas que la explosión causó en la bodega, entre ellos, José Ramón Lanza y Gonzalo Ubao, que aseguraron haber vivido el momento "con muchos nervios e impotencia". "La explosión fue tremenda y todos salimos a la calle", añadió Lanza. El primer edil destacó la gran labor de los vecinos, que consiguieron extinguir las llamas y de este modo, evitar su propagación. Para ello, accedieron al fuego desde la ventana de la bodega e incluso uno de ellos entró con un extintor a la vivienda. "La situación era tensa y complicada. No obstante, la colaboración vecinal fue fundamental y al final, entre todos, pudimos socorrer al joven y, al menos, evitar un daño mayor", añadió Monesma. Al lugar de los hechos, acudió personal del centro de salud de Grañén así como una ambulancia, en la que fue evacuado el joven, natural de la cercana localidad de Almuniente.

Asimismo, llegaron agentes de la Guardia Civil así como dos unidades del parque de bomberos del Ayuntamiento de Huesca, ya que la comarca de Los Monegros carece de servicio propio. En este caso, el tiempo de reacción de los servicios de emergencia hubiera sido muy similar. A su llegada, los bomberos, que tardaron unos 40 minutos, solo tuvieron que refrescar y asegurar la vivienda, ya que los vecinos habían conseguido extinguir las llamas. Al finalizar su actuación, la Guardia Civil precintó la vivienda.

Precisamente, los bomberos del parque del Ayuntamiento de Huesca recibieron el aviso cuando se encontraban apagando otro incendio en una casa de la localidad de Angüés, que se originó en una chimenea y que solo produjo daños materiales.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual