Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Barbastro

El menor acusado de matar al guardia civil confiesa que se fumó "dos o tres porros"

El conductor justificó en su declaración que para poder escapar forcejeó con el agente dentro del coche. El juez ordenó su internamiento por cinco posibles delitos.

M J. Villanueva/J. L. Pano. Huesca Actualizada 08/03/2016 a las 17:03
La viuda y su hija (con chaquetas oscuras) durante la lectura del manifiesto en Sariñena.Patricia Puértolas

El conductor de 17 años que mató al guardia civil José Antonio Pérez tras saltarse un control de alcohol y drogas en Barbastro es consumidor habitual de marihuana. Según consta en su declaración, ese día, antes de ponerse al volante, se fumó "dos o tres porros". De hecho, dio positivo en el test de drogas. Le había quitado las llaves del coche a su padre para ir a dar una vuelta con su pareja y echar gasolina. Vive con ella en la casa de la familia. Tienen un hijo de un año y además son primos hermanos. También existe parentesco con el chico y la chica de 14 años que les acompañaban.

Durante las cuatro horas que duró su comparecencia en la Fiscalía de Menores dio varias versiones del accidente. Primero intentó implicar a un familiar mayor de edad, pero posteriormente lo negó y acabó por reconocer que él iba al volante. De acuerdo con su testimonio, cuando paró en el control, el agente le pidió la documentación. Dijo que no la tenía y que maniobró para apartarse, pero el guardia sospechó de su conducta y metió parte del cuerpo en el interior del vehículo para intentar detenerlo, momento en el que el menor aceleró para salir huyendo.

Lo arrastró 460 metros mientras forcejeaban, hasta que perdió el control del coche y acabó chocando con otro. El agente salió despedido más de 30 metros. "No sujeté al guardia, quería que se largara", se justificó en la declaración.
 

Con una pierna escayolada

Su testimonio explica cómo los cuatro ocupantes, pese a estar lesionados, huyeron a pie. Él se ocultó en la bodega de casa de su abuelo, donde lo encontró la Guardia Civil. Tiene una fractura en una pierna, que lleva escayolada, aunque según declaró, se la rompió cuando cayó por las escaleras de la bodega.


El otro varón, de 14 años, también se rompió la tibia y el peroné y permanece en el hospital de Barbastro. Precisamente, la Guardia Civil mantiene abierta la investigación para tratar de averiguar si los menores contaron con algún cómplice en la huida del lugar del accidente, ya que los localizaron en el casco urbano, a un kilómetro.


El conductor ingresó a primera hora de la tarde del domingo en el Centro de Educación e Internamiento para Menores de Juslibol (Zaragoza), donde permanece en régimen cerrado y como medida cautelar. El juez tomó la decisión, de acuerdo con la petición de la Fiscalía de Menores, al considerar la existencia de indicios razonables de cinco posibles delitos. El más grave es el de homicidio con atentado a la autoridad, que en el caso de un menor puede ser castigado hasta con diez años. El fiscal jefe de Huesca, Felipe Zazurca, precisó que habrá que valorar si se trata de un homicidio intencionado o imprudente. Ahora es pronto porque la instrucción se encuentra en una fase inicial. Faltan declaraciones y los informes definitivos de la autopsia y el atestado del accidente, así como la valoración psicosocial de los implicados.


Además del homicidio, existen otros tres posibles delitos relacionados con su comportamiento al volante: conducción temeraria, negativa a someterse a la prueba de alcoholemia e ir sin carné.

Cumplirá 18 años en mayo, pero su internamiento en el centro de menores se puede prolongar hasta los 23 años e incluso acabar cumpliendo la condena en la cárcel. El joven consume marihuana de forma habitual, según él mismo reconoció. Por ello, en el centro de menores estará sometido a terapia de deshabituación y se tratarán sus problemas de conducta. También se le aplicará el protocolo antisuicidio para evitar que se autolesione por el estrés provocado por el internamiento. Aunque al ser menor no le constan antecedentes penales, se ha visto implicado en peleas y pequeños hurtos.
 

Rechazo del colectivo gitano

Hoy se ha vuelto a convocar en Barbastro una concentración de repulsa por los hechos y en solidaridad con la familia, a las 21.00 en la plaza del Mercado. Por otra parte, varios miembros de la comunidad gitana hicieron pública una nota desmarcándose de ese tipo de comportamientos. "¿Por qué hemos de pagar los unos por los otros? ¿Por qué nos ponen a todos en el mismo saco? ¿Por qué tantos rumores de destierro a toda una etnia, cuando los autores no tienen nada que ver con nosotros?", dijeron. "¿Por qué tanto murmullo en las calles cuando nos ven pasar?", añadieron.

El comunicado, firmado por cuatro personas en representación del colectivo, asegura que quieren seguir "teniendo esta buena relación de siglos entre todos los barbastrenses sin que estos hechos maliciosos enturbien la convivencia". Por último, dan las condolencias a la familia y agradecen los servicios "que la Guardia Civil nos presta".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual