Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

LA VUELTA AL CAMPO

"Estamos viviendo el renacimiento del mundo rural"

Cada vez más personas deciden dejar la ciudad y volver a vivir a los pueblos, por motivos económicos y buscando más calidad de vida. En la última década, unos 300 municipios han ganado población en Aragón.

P. FIGOLS. ZARAGOZA Actualizada 02/12/2011 a las 11:26
27 Comentarios
Jorge, Carlota y el pequeño Diego, en el hotel rural que han montado en Concilio.HERALDO

Jorge González y Carlota Auría han hecho el viaje inverso al que hicieron sus familias, emigrantes en los años 60. Jorge, músico de 32 años, y Carlota, licenciada en Derecho y Criminología de 33, nacieron y vivían en Zaragoza hasta que en 2005 decidieron dejar la ciudad y volver al campo. Rehabilitaron un viejo corral de la familia de Carlota en Concilio (una entidad menor que pertenece a Murillo de Gállego, en el Prepirineo) y en 2006 abrieron un pequeño hotel rural con encanto: el Corral de Concilio.

“Primero solo pensábamos en recuperar el corral abandonado. Luego la idea fue creciendo y decidimos trasladarnos a vivir y trabajar allí. Ahora estamos muy contentos. El negocio va muy bien y hemos contratado a otra persona”, cuenta Jorge.

Hace un año nació su hijo Diego, el primer niño nacido en el pueblo en medio siglo. Ya no es el único. Otra pareja con niños se ha instalado también en el pequeño municipio, donde viven en total 9 personas. “En esta zona de los Mallos de Riglos y Ayerbe hay más gente joven que ha venido en los últimos años, atraída por los deportes de aventura y por la calidad de vida. Aquí vivimos muy bien, tenemos buen clima, estamos cerca de Huesca (a 15 minutos) y de Zaragoza (a una hora), disfrutamos de la naturaleza, respiramos aire limpio, vemos las estrellas...”, enumera Jorge las ventajas de su nueva vida rural.

Su historia es una muestra de la creciente vuelta al campo. No es un fenómeno nuevo motivado por la crisis, pero la situación económica puede acentuar esta corriente, como explicó esta semana el profesor de Geografía Humana de la Universidad de Zaragoza Enrique Ruiz, en la conferencia “La ciudad no es para mí. ¿Volvemos al campo?”, en el marco de las “Jornadas por el Decrecimiento”.

“Estamos viviendo el renacimiento del mundo rural. En los últimos años estamos asistiendo a una inversión en los movimientos migratorios. En los años 70 y 80 hubo un fuerte éxodo rural hacia las ciudades. Mientras que en la última década, estamos viendo el regreso de mucha gente al medio rural, sobre todo a pequeños municipios”, señala este geógrafo, que participa en un proyecto de investigación que está realizando la Universidad en colaboración con la DGA para analizar este fenómeno demográfico.

Los motivos

Enrique Ruiz pone como ejemplo que entre 1950 y 1970 solo 58 municipios ganaron población en Aragón (34 de ellos de menos de 2.000 habitantes). Y entre 2000 y 2010, 294 localidades han incrementado el número de habitantes (de las que 238 tienen menos de 2.000 habitantes). Los expertos distinguen dos tipos distintos de migración al campo: los que se instalan en áreas rurales cercanas a las grandes ciudades y los que apuestan por vivir en un pequeño municipio más alejado.

“Los motivos de la vuelta al campo son muy variados. Hay causas económicas, pues las viviendas son más baratas en los pueblos que en las grandes ciudades. Hay gente que busca mayor calidad de vida. Las nuevas tecnología facilitan la descentralización del trabajo y hay profesionales, como arquitectos o ingenieros, que prefieren trabajar desde la tranquilidad del campo. También estamos viendo el retorno de muchos jubilados a sus pueblos. Y los planes institucionales de desarrollo rural han permitido la llegada de nuevos pobladores, como es el caso de gente que trabaja en el sector turístico”, explica.

Este regreso al medio rural también tiene sus desventajas. Jorge y Carlota cuentan algunas: “La sociedad está pensada para vivir en las ciudades. En los pueblos faltan tiendas y servicios. Hace poco que hemos conseguido una buena conexión a internet. Cada cierto tiempo vamos a la ciudad a comprar y ver a la gente. Se echa de menos a la familia y amigos. Pero tenemos claro que no volveremos a vivir en Zaragoza”.

Jornadas por el Decrecimiento

La asociación Decrecimiento Aragón (que apuesta por un modelo económico alternativo, basado en una reducción del consumo y del crecimiento) está organizando este mes en Zaragoza las “Jornadas por el decrecimiento”, con diversos talleres y charlas. Las próximas actividades serán un taller sobre reciclaje y reparación de bicicletas (el sábado, 2 de diciembre), una muestra de cuentos (7 de diciembre) y una charla sobre software libre (10 de diciembre).


  • El Hada de la A.03/12/11 00:00
    Completamente de acuerdo con el comentario número tres, es en la Naturaleza donde mejor se puede conectar con Nuestro Mundo Interior y La Belleza del Alma,valores que desgraciadamente en muchos casos se pierden en esta sociedad tan consumista y competitiva, donde prima mas "El Tener que El Ser"; y con respecto al comentario de Lucas G. de que les apoya "un colchón económico" (palabras suyas)....para mí, tienen todavía mucho más mérito, pues lo fácil para ellos, hubiera sido vivir del cuento e irese de viaje a las Bahamas a tomar el sol debajo de una palmera, pero NO...estos maravillosos jóvenes, se han puesto a trabajar, y han sabido encontrar su Vida.....Su Felicidad.....¡¡¡ojala todos los jóvenes como ellos, sepan encontrar Su Camino...¡¡¡ .¡¡¡Enhorabuena chicos...y enhorabuena por vuestro maravilloso hijo...¡¡¡ y acabo...." El quetenga oidos que oiga...."
  • cr5902/12/11 00:00
    Estas bucólicas "vueltas" al mundo rural, se han dado siempre coincidiendo además con alguna crisis o nacimiento de movimiento cultural. Si no recuerdo mal el pirineo y el bajo aragón se plagó en los años 70-80 de comunas de jóvenes que proponian un modo de vida alternativa, ¿cuantas quedan hoy en día?. Desde hace un par de años los pueblos se llenan de veraneantes que han descubierto lo bien que se esta en el pueblo de sus mayores que no pisaban desde que eran niños (y que dejarán de pisar en el momento que esta maldita crisis les de respiro). En cualquier caso no creo que nos estemos encontrando con fenómeno duradero y la lenta despoblación del medio rural aragonés seguirá por desgracia, su curso.
  • Fonsi02/12/11 00:00
    ¿Pero acaso hay trabajo estable en el mundo rural aragonés? Yo lo que veo es gente con tierras o granjas, nada más. Un gran ejemplo de impulso del campo se produce en las comunidades autónomas vecinas (véase La Rioja, Navarra, Cataluña, País Vasco), lugares más diversificados en cuanto a producciones, ricos y prósperos. Hagan el favor de cuando salgan por la carretera de Logroño y entren en La Rioja cuenten el número de bodegas, almazaras, conserveras de frutas, de pimientos, de tomates... ¡Eso es trabajo en el mundo rural! ¡eso es impulsar la economía local! En Aragón somos paletos y metemos el dinero en que Zaragoza tenga 1 millón de habitantes y cuatro estupendos centros comerciales que colonizarán los chinos en 5 años.
  • Peral02/12/11 00:00
    El oficio de vivir no es una tarea fácil, cada uno lo resuelve como puede, sabe y le dejan. Volvemos a los pueblos por muchos motivos, no hay una única razón?no es la crisis económica la que nos lleva a dejar la Ciudad y buscar un lugar más fácil. Un pueblo no da más posibilidades económicas que una Ciudad sino todo lo contrario. Por eso no es mucha la gente que decide ?vivir en un pueblo?, son muy pocos los que renuncian a la Ciudad y deciden cambiar su vida. Conozco un poco el tema. Sé de muchas personas que han dado este paso y os puedo decir que muy pocas lo hacen por motivos económicos. El dinero no está en primer lugar en la toma de decisiones, tampoco las comodidades?. Conozco arquitectos que han cerrado su despacho, empleados de banca que han dejado su empleo, sanitarios?, cada vez son más los titulados universitarios. Hay una razón personal profunda para ?ir a vivir a un pueblo? y tiene que ver con un mundo de los valores distintos a los de la Ciudad. Dar sentido a nuestra vida está en el fondo de esta decisión y mucho tiene que ver con los valores de cada uno. Volver a la naturaleza, a valorar la vida, a la austeridad personal, la apertura al mundo interior y la belleza? Y ESTO ES MÁS FÁCIL EN UN PUEBLO.
  • Cosme02/12/11 00:00
    Hasta ahora no he visto ningún comentario real, sincero y que atienda a la realidad. Yo soy un ejemplo de "vuelta" al pueblo. Tengo una actividad profesional moderna y satisfactoria, trabajo mayoritariamente desde casa, tengo un huerto (por capricho), no soy hippie ni neorrural ni nada parecido; me crié en la ciudad y no la odio, no renuncio a nada viviendo en el campo. Y mis hijos cuando crezcan tendrán libertad de elegir entre la ciudad y el campo, como la tengo yo y la tenéis todos. Y me consta que como yo, somos muchos que hemos elegido esto, y repito: ni somos drogatas alucinados, ni comuneros: somos como vosotros, excepto que nosotros hacemos lo que queremos y vosotros probablemente no, SALUD!!
  • Cuarto02/12/11 00:00
    LO RURAL no interesa a nuestros políticos aragoneses. Lo vemos como un problema y no sabemos que hacer ni con el territorio ni con sus gentes. En un momento de crisis económica y empleo deberíamos preguntarnos: ¿PARA QUE SIRVEN LOS PUEBLOS? En Aragón que tenemos mucho territorio y muchos pueblos , deberíamos tener infinidad de respuestas a esta pregunta. Yo daré la mía, lo que he visto en muchos países en los que he estado: LOS PUEBLOS SIRVEN PARA GENERAR RIQUEZA Y EMPLEO. Pongamos las condiciones para que esto sea posible.
  • Sergio02/12/11 00:00
    Pues yo después de vivir toda mi adolescencia en un pueblo de la ribera alta, no vuelvo a un pueblo ni esposado. 
  • Alfredo02/12/11 00:00
    1. Volver al pueblo o a los medios rurales no significa volver a tareas agrícolas. Es debido a la poca productividad y los bajos salarios de la agricultura por lo que la gente emigró hace décadas. Lo que buscan las políticas de desarrollo del medio rural es precisamente eso, conciliar un trabajo del siglo XXI en una ambiente rural (léanse las ultimas reformas de la PAC). 2. Volver al pueblo no implica volver a la huerta porque estoy en paro, o porque soy un hippy Lamstrung (todos mis respetos para ellos). La noticia es que nos acercamos (queda aún mucho camino) a que la vida en las zonas rurales sea compatible con la sociedad actual. Que la gente pueda trabajar y ganar un salario digno. Que sea una opción real! 3. Para los comentarios envidiosos, insultantes y cobardes: Ojala todas las grandes fortunas de España regresaran a los pueblos (donde muchas de ellas nacieron por cierto). Campos solares en lugar SWAPS en el mercado de Chicago?por ejemplo
  • hijo del marinero02/12/11 00:00
    Cosme, te deseo lo mejor, a tí y a todos los tuyos. Ójala cunda tu ejemplo. Y a ver si el personal se entera ya de que hay un futuro que ya está llamando a la puerta, como es el trabajo desde nuestra casa. Los políticos de Teruel deberían estar pensando en cómo captar estos posibles futuros habitantes, para repoblar nuestra despoblada tierra. Y muy bien dicho eso de que sólo sois gente normal. Salud.
  • Jose (de Aragón).02/12/11 00:00
    A ver: en muchos de esos pueblos, hay familias que tienen dos viviendas: la suya y la heredada de los padres o los abuelos. Eso sí: se quejan de que apenas hay servicios, sobre todo en los pueblos "pequeñitos". Pese a que los habitantes son unos "ricatis", con rentas bastante altas (cierto que lo ganaron con su trabajo), encima quieren que les subvencionen el servicio de bus, el arreglo de caminos (muchos privados), la ayuda para la rehabilitación de viviendas... y mientras tanto, la mitad de las casas del pueblo las tiene vacías. En caso de alquilarse, piden precios desorbitados para que no vaya "gente de fuera". Es lo que hay, así que memos bucolismo y romanticismo con "la vuelta al pueblo" y "el mundo rural". De eso, poco o nada queda. PD: en caso de haber tienda, por lo general el precio suele ser de "cortinglés", pese a comprar muchas veces productos "de cooperativa", más baratos que los de marca.
Ver más comentarios


Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo