Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Web del suscriptor

Educación

La leche y el yogur salen al recreo

Los lácteos se incorporan este curso al programa de la DGA de reparto gratuito de fruta a los colegios que comenzará en enero. Se podrán degustar en medio centenar de centros.

 

Freepik

En la España de los años 50 y 60 del siglo pasado, la ayuda americana llegaba a la escuela en forma de leche en polvo y queso de bola que los maestros repartían en el rato del recreo. Este curso, salvando las distancias con este episodio histórico, la DGA también distribuirá gratuitamente leche blanca y yogures sin azucarar, dentro del programa de reparto de fruta fresca para el almuerzo que lleva años en funcionamiento, en medio centenar de centros escolares que se han sumado a esta iniciativa. Tras este plan está el departamento de Desarrollo Rural y Sostenibilidad del Gobierno aragonés y la Unión Europea que financia también la promoción de productos lácteos.

Los alumnos no se tomarán un vaso o tazón de leche, sino que esta llegará a las aulas en envases de cartón individuales de 200 centilitros de capacidad con pajitas. Estos van agrupados de tres en tres y empaquetados en bloques de 24, un número que por regla general se ajusta a la ratio de las clases, por lo que puede entregarse al alumnado en el mismo aula, que se la toma allí o sale con ella al recreo. Esta ha sido la opción tomada por el 80% de los centros participantes, bien de forma exclusiva, o combinada con yogures.

Este programa de leche, explican desde el departamento de Desarrollo Rural del Ejecutivo, llevaba varios años sin ejecutarse, ya que la ayuda era muy escasa y la gestión muy farragosa. En los últimos tiempos solo se ha estado llevando a cabo en Galicia y Madrid.

Una gran aceptación

El reparto de fruta fresca y lácteos comenzará en febrero, con retraso respecto a la fecha prevista inicialmente,  y llegará este curso a 466 centros escolares y 131.429 alumnos. El número de inscritos sigue creciendo, el año pasado fueron 436 establecimientos de enseñanza y121.753 chavales. Según los datos que maneja la DGA, alcanza ya al 92% de los colegios públicos de educación infantil y primaria y el 93% de los concertados de infantil, primaria y secundaria, además de la totalidad de los públicos y privados de educación especial, el 70% de los institutos de secundaria y el 88% de los Colegios Rurales Agrupados (CRA).

En el caso de los CRA, la entrega se facilita directamente a los centros que cuentan con al menos 16 alumnos. En estos casos el profesorado itinerante es el encargado de rebotar las piezas de fruta para que lleguen a todas las localidades que forman parte del CRA.

Aunque la leche y los lácteos llegarán este primer año solo al 10,7% de los colegios adscritos al programa, la idea es que este porcentaje se incremente en próximas ediciones. Tomar leche y yogurt puede obligar a los docentes a tener que ayudar a los niños más pequeños, lo que provoca que haya escuelas que prefieran no sumarse. De hecho, hay centros que aconsejan a los padres que no incluyan en los almuerzos diarios líquidos como los zumos.

Los lácteos que se han elegido son los puros, sin adición de azúcar, sal y grasas, aunque pueden incorporarse otros como el queso fresco, la cuajada, el requesón y el kefir. Aecosan (Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición) ha rechazado los quesos tradicionales por su contenido en sal y grasa adicionales. Los yogures azucarados, que facilitarán su implantación, no están ni siquiera contemplados en la normativa europea.

Comer a bocados, sin pelar

Manzana, pera, plátano, mandarina, cereza y alberge son los seis tipos de fruta que se incluyen en el plan y que llegan a las escuelas limpias y listas para su consumo, acompañadas de una servilleta de papel. La cereza y el alberge son optativos para el centro, que en caso de rechazo, reciben manzana o pera de sustitución.

Esta selección se debe a que se pueden comer a bocados, sin pelar, o tener un fácil pelado. No requieren frigoconservación (algo que sí necesita la fresa, por ejemplo) lo que permite que participen centros con y sin comedor. Aragón es una importante productora de pera, manzana, cereza y alberge. La mandarina y el plátano se introducen al ser de temporada. No todo vale y tienen que cumplir unos requisitos en cuanto a peso, calibre, variedad, calidad, origen y tratamiento.

¿Tienen cabida los frutos secos? La DGA está estudiando la posibilidad de ofrecer a los centros que lo deseen alguna degustación de nueces y almendras, teniendo en cuenta que Aragón es una gran productora de esta última. El real decreto que regula en España este proyecto incluye las 'frutas de cáscara' (castaña, almendra, avellana..., el cacahuete está prohibido) y contempla la posible distribución de aceite de oliva, aceitunas deshuesadas y miel.

Recorte de fondos europeos

El plan cuenta con un presupuesto global de 1.148.000 euros. De esta cantidad, Europa aporta 874.000 euros para el programa de fruta y otros 51.000 para el de leche. Además, el Ministerio de Agricultura ha transferido 51.000 euros para desarrollar las medidas de acompañamiento, como la cata de frutas, visitas culturales, charlas sobre agricultura ecológica y actividades de huerto escolar. Este curso la DGA ha incluido la degustación de almendras.

El Departamento de Desarrollo Rural ha incrementado su aportación hasta los 172.000 euros para paliar el recorte en la financiación europea, propiciado por una mayor demanda por parte de las comunidades que ha supuesto que a Aragón no llegara todo el dinero que se esperaba.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo