Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

El yoga ya conquista a los niños aragoneses

Se trata de una práctica en auge que aporta tranquilidad, concentración y control de la respiración.

.

Que en los últimos años el yoga ha logrado meterse en el bolsillo a una gran cantidad de aragoneses no es ninguna novedad. Sin embargo, ahora son cada vez más los padres y madres que ven en esta actividad una alternativa lúdica entre otras tantas alternativas extraescolares.

Clara Bescós lleva un par de años dando formación de yoga infantil en Zaragoza a niños de entre 5 y 12 años. Durante la sesión, lejos de las habituales posturas y ejercicios de respiración –que también se llevan a cabo pero de una manera más lúdica-, los jóvenes yoguis pintan sobre sus colchonetas, escriben sus nombres y cantan una serie de canciones de iniciación y bienvenida de la mano de su profesora.

A lo largo de la sesión, en la que la zaragozana ha de hacer un gran esfuerzo para llevar a los niños a su terreno, les insta a llevar a cabo la postura del guerrero o la del caracol, todo tipo de respiraciones o a imitar la postura del árbol en busca de equilibrio. “¿Vosotros cuándo os ponéis nerviosos?”, pregunta la profesora durante la sesión. “La oscuridad me asusta”, responde una de las presentes.

A pesar de que en la actualidad no existe mucha oferta de yoga para niños en la ciudad, la profesora asegura que cada vez son más las opciones. “El yoga infantil es gestión emocional a través del juego. En mi opinión, la actividad más completa que pueden hacer”, asegura Bescós. “El yoga proporciona una serie de herramientas para estar sanos a nivel físico, mental y emocional, algo que no se encuentra en otras disciplinas”, añade.

Además, en opinión de la experta se trata de la gran ausente en los colegios y centros educativos en España, algo que por suerte va cambiando poco a poco. “Los niños tienen una energía infinita, por eso necesitan una actividad en la que poder canalizarla de manera que eviten el estrés, los nervios o los problemas a la hora de concentrarse”, asevera. “Sin duda es una forma de que crezcan sanos y sepan vivir felices”, concluye.

Sin duda, si hay alguien que puede hablar de esta implementación del yoga en etapas tempranas en Zaragoza es Satmandir, profesora de yoga desde el año 93. Su carrera empezó en Barcelona donde se formó en la escuela Kundalin Yoga. “Cuando empecé con esto era algo muy novedoso pero tenía bastante demanda de clases particulares por lo que decidimos traerlo aquí”, afirma.

Además, Satmandir señala que Aragón es una de las comunidades pioneras a la hora de incluir el yoga en las aulas escolares. “En los últimos tiempos ha habido un interés por parte de algunos profesores que han favorecido la aparición de ciertos programas de mindfulness y yoga para todas las edades”, afirma.

En su escuela empezaron con grupos pequeños movilizados por padres que sentían cierto entusiasmo por acercar a sus hijos al mundo de la meditación. “Del otro lado, comenzamos a centrarnos en la formación de profesores de yoga para los más pequeños”, explica. Tan solo el pasado año una treintena de niños y niñas pasaron por el centro ubicado en Hernán Cortés 43.

No es yoga en envase pequeño

Tras más de una década dedicada a esta disciplina asegura que la mayor complicación se basó en intentar trasladar el verdadero concepto del yoga infantil. “Hoy los niños son un fiel reflejo de cómo está el mundo y están sometidos a altos niveles de competitividad y exigencia. Tenemos una concepción equivocada de que es lo mismo que para los adultos pero en envase pequeño, pero no tiene nada que ver”, critica Satmandir.

“Como norma general, todos los niños que llegan aquí necesitan aprender a relajarse y concentrarse, algo que conseguimos a través de juegos, ejercicios respiratorios y todo tipo de posturas corporales”, apunta. Para ello es necesario tener en cuenta el enfoque del yoga como un complemento a nivel terapéutico y educacional que no es excluyente con otro tipo de actividades.

A grandes rasgos, Satmandir asegura que el yoga aporta a estos jóvenes yoguis una serie de hábitos que les ayudan a autorregularse: “Esta práctica se centra en crear un espacio de libertad en el que se presta atención a una parte de ellos que normalmente tenemos desatendida”.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo