Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Universidad de Zaragoza

“Doctorarme en Zaragoza es un orgullo y estoy muy agradecido”

El pasado 29 de junio Abdelali Mrabti, jurista marroquí residente en la capital aragonesa, defendió en la Universidad de Zaragoza su tesis doctoral sobre el fenómeno migratorio en Marruecos.

P. Zapater Actualizada 14/07/2017 a las 13:16
“Doctorarme en Zaragoza es un orgullo y estoy muy agradecido”P. Zapater

Abdelali Mrabti (Mechra Bel Ksiri. Marruecos, 1978) reside en la capital aragonesa desde 2007. Llegó desde su población natal, en la provincia de Kenitra, situada a unos 30 kilómetros de Rabat para trabajar en la capital el Ebro, donde el destino -y el esfuerzo- también ha querido que sea investido doctor en Derecho por la Universidad de Zaragoza.

“Tras terminar la carrera de Derecho en la Universidad Moulay Ismail de Meknes, en 2004, tuve algunos empleos hasta que mi hermano me dijo que por qué no venía a España a echarle una mano en la empresa de impermeabilización de edificios que había creado. Así que preparé los trámites y vine a Zaragoza con un contrato de trabajo y un permiso de residencia”, recuerda.

Mrabti reconoce que “al principio fue duro porque no estaba acostumbrado a labores de esta clase”. Trabajó en la empresa durante cuatro años hasta que un día su vida cambió por completo: “Sufrí un accidente que me afectó a la espalda y estuve convaleciente durante cerca de 6 meses. Así que en marzo de 2011 decidí que, como los médicos me desaconsejaron desempeñar trabajos como los que hasta entonces había realizado, era una buena ocasión para ampliar mis estudios en Derecho”, añade.

De ese modo comenzó a cursar en la Universidad de Zaragoza el Máster en Especialización e Investigación en Derecho. Pero tampoco esta nueva etapa se presentaba fácil: “El idioma, sobre todo en el ámbito académico, fue un obstáculo al principio”. Sin embargo, lo concluyó con éxito con un trabajo de fin de máster sobre la condición jurídica de los refugiados en el mundo árabe, que dirigió el catedrático de Derecho Internacional Público y Relaciones Internacionales Ángel Chueca.

Abdelali Mrabti

“Trabamos una gran amistad y fue él quien en 2013 me animó a continuar con los estudios de doctorado en Derecho. Y así comencé, con su ayuda y sus consejos, a trabajar en una tesis sobre los refugiados en Marruecos de nuevo bajo su tutela”, explica.

Desgraciadamente, el catedrático turiasonense falleció ese mismo año y Abdelali Mrabti se vio obligado a proseguir con un nuevo director. De la mano de Sergio Salinas, profesor titular de Derecho Internacional Público decidió cambiar la línea de investigación “del estudio sobre los refugiados en Marruecos pasé al de la inmigración bajo el título: ‘El fenómeno migratorio en el contexto del Magreb. Análisis sociojurídico con especial atención al caso de Marruecos’. 

Como doctorando, Mrabti tuvo la oportunidad de realizar en 2014 una estancia de investigación de seis meses en la Universidad Saint-Louis de Bruselas, una experiencia “muy gratificante ya que, como además de árabe y español también hablo francés, todo me resulto muy sencillo y pude participar en un programa de colaboración con el Parlamento Europeo durante casi un mes”, cuenta.

Abdelali Mrabti

Abdelali Mrabti, junto a sus padres, el pasado 29 de junio

Después regresó a Zaragoza para continuar la redacción de su tesis hasta su finalización y posterior defensa, que tuvo lugar el pasado 29 de junio, en un acto público al que asistieron, además de sus padres y varios familiares, el cónsul general de Marruecos en Tarragona, Abdelaziz Jatim. “No ha sido fácil compaginar la investigación con otros trabajos hasta doctorarme. Para mí es un orgullo y un sueño hecho realidad gracias a muchas personas de Zaragoza que han sido muy amables conmigo, así como amigos y familiares que me han ayudado todo este tiempo. Estoy muy agradecido”.

Este jurista marroquí señala que “en Marruecos han cambiado muchas cosas pero aún falta mucho por hacer. Hay muchos jóvenes como yo, con títulos universitarios, pero también hay mucho paro. Esperemos que esto mejore. Tuve la oportunidad de estudiar Derecho en Marruecos pero también he tenido que buscarme la vida en otro país. Es algo que también ha ocurrido con jóvenes españoles que han tenido que marcharse a países como Alemania. Es enriquecedor poder viajar, trabajar o estudiar fuera de tu lugar de origen pero esto debería ser una opción, no una necesidad”, subraya.

En la actualidad Abdelali, o Ali, como le llaman sus amigos en la capital aragonesa, trabaja en una compañía de seguros mientras vislumbra nuevos horizontes tras ser investido doctor: “Por un lado, me gustaría desarrollar una labor docente en universidades de Marruecos, Francia o Bélgica; y por otro, enfocar mi carrera a la vía diplomática es una opción que me resulta muy interesante. Pero en definitiva, como cualquier persona, aspiro a encontrar un trabajo estable”, apostilla.

Entre tanto, continúa como miembro activo de varias asociaciones y colectivos con los que colabora en Zaragoza. Desde hace casi 8 años forma parte del grupo de Amnistía Internacional en Aragón, el Seminario de Investigación para la Paz, la Sección de Derechos Humanos del Colegio de Abogados de Zaragoza o Cruz Roja, entre otras.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo