Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Verano

La ola de calor convierte en auténticos hornos los centros educativos de la Comunidad

En las aulas del último piso del colegio Hilarión Gimeno de Zaragoza se rozaron el lunes los 39º. Los docentes se quejan de una situación que se repite los años más calurosos y piden soluciones

Patricia Puértolas Actualizada 14/06/2017 a las 11:58
Colegio Hilarión Gimeno (Zaragoza). Algunas dependencias del Hilarión Gimeno (las más altas del edificio) rozaron el lunes los 39º.Heraldo

Las altas temperaturas que se están registrando desde hace días en Aragón están haciendo pasar un auténtico calvario a los alumnos y profesores de la Comunidad. En el colegio zaragozano Hilarión Gimeno se rozaron el lunes los 39 grados. Una temperatura que pareció tan increíble y excesiva a los docentes del centro que hicieron una foto y la remitieron a los medios de comunicación y al sindicato CSIF. La imagen fue tomada antes del recreo (entre 10.30 y 11.00 de la mañana) en la segunda planta del colegio, la más sofocante por ser la más alta, y donde están ubicadas las clases de 4º, 5º y 6º de primaria. Los profesores –explican desde el colegio– hacen lo que pueden para dar clase en estas condiciones: abren las puertas para que corra algo de aire, bajan las persianas y ponen ventiladores, que no son suficientes para refrigerar un aula en la que permanecen 26 personas durante cinco horas seguidas.

Es un ejemplo, quizá el más llamativo de las últimas horas, pero no es el único. El sindicato CSIF ya denunció hace unas semanas la insostenible situación por la que deben pasar en años como el actual, en los que el calor comienza muy pronto y se mantiene durante días, muchos escolares y docentes aragoneses. Alfonso Zafra, presidente de CSIF de Educación en Aragón, reiteró ayer que la situación, lejos de mejorar, se ha ido agravando con los días: "No se están tomando medidas correctoras –aseguró el sindicalista–. No solo no se ponen sistemas de climatización permanentes, sino que tampoco se ofrecen soluciones paliativas". Zafra se refería a simples ventiladores, fuentes de refrigeración o sombra para los patios de recreo.

Zafra explicó que en los últimos días, además del Hilarión Gimeno han hecho llegar sus quejas por el insoportable calor otros centros como el Infanta Elena y el Parque Europa (ambos en Utebo), Miguel Artigas (de Pinseque) o La Laguna (de Sariñena, Huesca). Todos ellos están sufriendo en sus instalaciones temperaturas de 30 grados. "Para controlar los termómetros –señalaron ayer desde el centro oscense de La Laguna–, se mantienen las persianas bajadas e intentamos llevar a cabo actividades más relajadas. Nada podemos hacer. Solo controlar en la medida de lo posible la temperatura. Y aguantar", apuntaron.

Más compleja es la situación del CRA María Moliner, del Burgo de Ebro, donde se está pasando mucho calor, aunque sí se ha intentado poner remedio. En el ala del edificio destinada a infantil (una construcción que es prácticamente entera de cristal) se están alcanzando altas temperaturas, que estos días pueden rozar los 31-32º. Y eso –explican desde la dirección del centro–, a pesar de que se ha intentado minimizar los efectos del calor poniendo estores, toldos, vinilos y refrigeración en el pasillo.

No hay plan de actuación

Desde el Departamento de Educación se reconoció ayer que no hay un plan general de actuación, aunque se comprometieron a estudiar situaciones puntuales. Explicaron que durante junio y septiembre las clases se dan solo en horario de mañana precisamente con el fin de evitar estas situaciones tórridas. "El curso está a punto de acabar", recordaron, al tiempo que apuntaron que estos periodos de mucho calor se sufren sobre todo en los centros más antiguos. "Hay colegios que pasan todos los años por estos episodios. Los nuevos centros se construyen ya más bioclimáticos, con cerramientos y materiales más adecuados".

Es precisamente esta inactividad la que vienen criticando los sindicatos desde hace años. Esto y la falta de un protocolo específico para estas situaciones. Los docentes solo pueden echar mano del real decreto que regula la seguridad y la salud laboral que fija en 27º la temperatura máxima para los lugares de trabajo.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo