Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Educación

Abre 'la facultad de estudiantes' de la Universidad San Jorge

La Universidad privada ha inaugurado su nuevo edificio, que no acoge ninguna titulación, sino que centraliza todos los servicios para su alumnado.

Edificio de Estudiantes de la Universidad San Jorge

A pesar de su juventud (apenas dos semanas de vida), el nuevo edificio de la Universidad San Jorge es ya un ir y venir de gente. Aunque este miércoles recibe a autoridades y responsables del centro para su inauguración, esta nueva instalación está dedicada a los alumnos. Y no a los de una determinada titulación, porque la nueva construcción no es una facultad, sino un espacio para los estudiantes, que tiene todo lo que pueden necesitar. A saber: un sótano que puede servir tanto para el relax como para el trabajo colaborativo y una primera planta que se ha destinado a la biblioteca general de la Universidad. En medio de las dos, una planta calle con todos los servicios centralizados –incluida la secretaría, el departamento de Lenguas, o la asesoría laboral–, y dos aulas polifuncionales. Allí se puede hacer todo el papeleo y las consultas tanto para erasmus, empleo, prácticas o voluntariado.

Aunque no vaya a ser la sede de ningún grado o máster, estos 21.000 metros cuadrados recién inaugurados aspiran a ser el lugar más visitado de toda la Universidad. Con esa vocación, al menos, nace. Y así se ideó desde hace meses, aunque la construcción se inició el pasado mes de abril. Según la vicerrectora de Ordenación Académica y Estudiantes, Amaya Gil, todos los sectores de la institución dieron sus ideas, incluidos los estudiantes, que participaron en el diseño y organización de sus espacios. "Con el crecimiento de la Universidad –explica Gil–, empezamos a quedarnos estrechos, de aulas y de espacios para el estudiante, así que, cuando se planteó construir un nuevo edificio, lo concebimos como un espacio novedoso para que fuera como el cuarto de estar de los estudiantes, porque entendemos que los encuentros que tienen influyen tanto en su desarrollo personal como en su aprendizaje".

Lo clásico y lo moderno

A pesar de esa concepción innovadora, también hay espacio para lo clásico. Por eso, la biblioteca se concibe como un lugar tradicional, de estudio, donde prima el silencio –aunque tiene un espacio al final para sentarse y reflexionar o descansar unos minutos–, mientras el sótano se ha organizado de manera que pueda dedicarse a los trabajos en grupo, ya que además cobija al servicio de reprografía. Una de sus características es que puede reorganizarse a demanda, ya que los muebles tienen ruedas para poder cambiar su disposición ya se utilice para un concierto, para un monólogo o para tomarse algo con unos compañeros de clase.

Lo que no cambiará es el despacho de la Asociación General de Estudiantes, que se ha ubicado allí. Su presidente, Fran Pérez, estudiante de Informática, no solo se ha instalado ya en las nuevas dependencias, sino que se felicita de que sus compañeros universitarios ya hayan comenzado a utilizar esta nueva delegación de la San Jorge, a pesar de estar recién estrenada. "Yo pensaba que tardarían más en adaptarse, pero ya vienen a comer, a conocer las instalaciones y también bajan a vernos para hacernos consultas". Pérez cree que, con esta edificación, se facilita los trámites a los alumnos. "Antes, la burocracia se tenía que hacer en cada facultad, y esto facilita mucho las cosas", agradece.

Como en toda obra nueva, aún faltan pequeños detalles, y en esta planta en concreto está pensado poner pizarras, corchos para los anuncios de los universitarios y estanterías. Y, cuando llegue el buen tiempo, también se abrirán sus puertas y se instalarán terrazas en su exterior. "Somos conscientes de que estamos a una cierta distancia de Zaragoza y queremos que los alumnos se sientan cómodos. Por eso también hemos equipado de wifi todo el interior, para que puedan acceder desde allí a todos los servicios tecnológicos de la universidad", informa Amaya Gil.

Para favorecer también la recepción de los estudiantes de otros países, toda la rotulación es bilingüe, algo que comienza en la propia entrada, donde aún falta la cartelería que definirá al edificio más joven de la Universidad San Jorge como el ‘Edificio Estudiantes / Student Hub’.





Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo