Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Contaminación lumínica

¿Cuántas estrellas se pueden ver desde Zaragoza?

La contaminación lumínica hace casi imposible ver estrellas desde la capital. Mientras, Aragón lidera varios centros de referencia en el estudio astronómico.

Víctor Millán. Zaragoza Actualizada 03/10/2016 a las 12:39
Etiquetas
Nebulosa cabeza de Caballo fotografiada desde Zaragoza.Alberto Berdejo/Agrupación Astronómica Aragonesa

Cualquiera que mire al cielo una noche desde algún punto de Zaragoza se dará cuenta. En pocas noches se pueden distinguir más de un puñado de estrellas. La contaminación lumínica presente en la ciudad, al igual que otras urbes del mismo tamaño, hace que el cielo estrellado sea casi imperceptible.

Según un reciente mapa elaborado por investigadores de Italia, Alemania, Estados Unidos e Israel y publicado por la revista 'Science Advances', la contaminación lumínica afecta al 60% de los europeos. Aquí se puede ver el fragmento de este mapa correspondiente al área de Zaragoza.

 

“Ver estrellas en Zaragoza es complicado, para qué engañarnos, pero aún se pueden observar algunas en días despejados y de poca humedad”, cuenta Alberto Virto, vicepresidente del Colegio Oficial de Físicos y presidente de la Agrupación Astronómica Aragonesa, una asociación que lleva más de 25 años divulgando la observación astronómica. Se reúnen una vez al mes para orientar a todo aquel que quiera a mirar las estrellas en el Parque Delicias, el Castillo Palomar o el Parque Grande.

En total, según sus estimaciones, en una noche “muy buena” se pueden llegar a distinguir cerca de 250 estrellas desde Zaragoza, lejos de las 6.000 que se estima que se pueden ver en cielos despejados como el de, por ejemplo, Javalambre. Desde allí lleva desde 2013 trabajando el Centro de Estudios de Física del Cosmos de Aragón (CEFCA), mapeando el cielo y prestando sus telescopios a proyectos que parecen de ciencia-ficción, como el que actualmente está buscando la existencia de un noveno planeta en el sistema solar.

Y es que Aragón, al igual que presenta muchas zonas perjudicadas por la contaminación lumínica, también cuenta con algunos de los cielos de referencia para los amantes de las estrellas: la zona de los Montes Universales, junto con la citada ubicación de Javalambre son los más apropiados, según describió recientemente la Red Española de Estudios sobre la contaminación lumínica.

“Yo no he visto mejores cielos que los de Javalambre, y he visto unos cuantos”, cuenta Manuel Membrado, profesor de Astronomía y Astrofísica de la Universidad de Zaragoza y también miembro de la Agrupación. ¿Y el Pirineo?: “en el Pirineo también podemos ver grandes cielos, pero la humedad lo hace un sitio menos propicio que Teruel o algunas zonas de Zaragoza”, señala.

Membrado recorre cada curso con sus alumnos varias zonas en las que poder estudiar las estrellas. Él recomienda, como uno de los mejores sitios en los que contemplar el cielo cerca de Zaragoza, el Santuario de Nuestra Señora de Magallón, en Leciñena.

El problema de la contaminación lumínica


“Hace unos años”-cuenta Membrado- “solíamos acudir al entorno de Zuera, pero desde que se han instalado tantos polígonos la contaminación lumínica es importante también allí”, señala el profesor universitario.

De contaminación lumínica sabe y mucho Susana Malón, física nacida en Gallur que dirige una de las empresas más punteras de España en materia de alumbrado eficiente y más respetuoso con nosotros mismos. Ha desarrollado proyectos en Chile y en varios puntos de España, entre ellos en Arcos de las Salinas, donde ha proyectado el sistema de iluminación de cara a la ubicación del Observatorio de Javalambre.

“La iluminación con LED ahora mismo es el presente y el futuro, pero durante algunos años se han instalados LEDs de muy baja calidad y que proyectaban luz blanca, que es la más contaminante. Ahora mismo se está apostando por colores más cálidos, como el ámbar, que sería el equivalente a las farolas de tono amarillo que son comunes”, explica Malón, que señala que la contaminación lumínica no solo nos limita observar el cielo, sino que también tiene efecto sobre nuestra salud y la biodiversidad, al modificar los hábitos de los animales nocturnos.

En Zaragoza, donde existen unas 75.000 farolas, el Ayuntamiento ha ido en los últimos años sustituyendo las luminarias por LEDs, y también se han modificado algunas farolas para que solo emitan luz hacia abajo.

Astronomía en Zaragoza, Huesca y Teruel 


Junto con el observatorio de Javalambre, Teruel espera contar en cuestión de meses con la apertura de Galáctica, un centro de divulgación de la astronomía que pretende sumar otro aliciente más a la oferta turística de la provincia.

En Huesca, el Planetario ubicado en Walqa lleva varios años recibiendo visitantes también con un enfoque didáctico. Mientras que en Zaragoza, a falta de centros de referencia, la Agrupación Astronómica Aragonesa celebra cada viernes en Las Esquinas del Psiquiátrico charlas abiertas a todo el mundo, mientras trabaja en la elaboración de una iniciativa junto con el Ayuntamiento para comenzar a difundir la observación de las estrellas a pie de calle.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual