Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

Stillbirth, el homenaje a los bebés que nunca pudieron ser fotografiados

Dieciséis familias aragonesas se pusieron ante el objetivo de la fotógrafa y psicóloga Norma Grau para plasmar el recuerdo de sus hijos que no llegaron a nacer.

A. Amatriain. Zaragoza 02/10/2016 a las 06:00
Etiquetas
Stillbirth, el proyecto que homenajea a los bebés que nunca llegaron a ser fotografíados

“Bebés que nunca pudieron ser fotografiados”, es el lema del proyecto Stillbirth, llevado a cabo por la fotógrafa y psicóloga catalana Norma Grau. El pasado mes de septiembre, 16 familias aragonesas posaron delante de su objetivo fotográfico en el Parque Grande José Antonio Labordeta de Zaragoza para plasmar el recuerdo de una vida que no pudo llegar a nacer.

“Hace seis años que empecé con este proyecto. Yo era fotógrafa en varias ONG de Barcelona, algunas muy conocidas, así que pensé que sería mejor ayudar a otras con pocos recursos”, recuerda Norma Grau sobre sus inicios. Aunque el proyecto era simplemente colaborar fotografiando las reuniones y grupos de ayuda de estas organizaciones, un buen día, una madre de la asociación 'Petits amb Llum' le pidió ayuda: “Acabé entrando en contacto con los padres. Esta chica me pidió que fotografiara de alguna manera a las dos hijas que había perdido. Estas imágenes le hicieron avanzar en su duelo y vi que era una buena herramienta para ayudar a todo aquel que hubiera perdido a sus hijos. Ella empezó este proyecto”, asegura Norma.

Aunque su lugar de trabajo está en Barcelona, donde principalmente realiza todas las fotografías, “he aprovechado mis viajes laborales para hacer fotos allí donde voy”, explica la fotógrafa y psicóloga. Por ello en septiembre se reunió con 16 familias aragonesas que supusieron para ella un cambio en su forma de trabajar. “De normal las sesiones son individuales, pero la mayoría de estas familias se conocían entre sí, así que vinieron en grupo y se acompañaron mutuamente. Fue muy bonito”, cuenta Norma.

Stillbirht se mantiene gracias a la pasión y bondad de esta fotógrafa, puesto que las sesiones son totalmente gratuitas. “Gracias a la generosidad de algunas familias que hacen donaciones para el proyecto he podido ir recaudando algún dinero para realizar los viajes con la única finalidad de realizar este reportaje de fotos”, asevera: “A veces es difícil sufragar los gastos que implican los desplazamientos , alojamientos, etc.”.

Madrid, Gerona, Valencia, Jerez, Murcia, Marbella, Oviedo, Bilbao y también Zaragoza. Esta fotógrafa ha captado imágenes a más de 100 familias gracias a la colaboración de grupos de ayuda u organizaciones. Es el caso de la Asociación aragonesa Brisa de Mariposas, de la que la mayoría de estas 16 familias forman parte. “Investigando encontramos a Norma y pensamos que sería una bonita manera de tener un recuero”, asegura Anabel Hernández, presidenta de Brisa de Mariposas.

“Realizamos eventos dedicados al duelo. Nos dimos cuenta de que nos hace bien hablar del tema entre las familias que lo hemos vivido. A veces parece que es un tema tabú. La gente tampoco sabe cómo reaccionar, muchas veces le quitan importancia y te dicen que ya llegará otro bebé”, asegura Anabel.

Muchos bebés no llegan a nacer, otros pierden la vida al poco tiempo, pero para estas madres siempre serán sus hijos. “Hugo murió en el parto, así que no teníamos ningún recuerdo de él. Por ello, para la sesión de fotos con Norma cogimos el test de embarazo, un body y las flores del cementerio”. Con estas fotografías, el objetivo es hacer un homenaje. Se trata de una forma de darle un lugar físico al bebé que se fue. “Su padre y yo ya no mantenemos una relación pero decidimos hacer la fotografía juntos en homenaje a nuestro hijo”, asegura Anabel.

Para estas madres, el reconocimiento de sus hijos significa dar visibilidad a su bebé. “Fue muy duro sacar sus cosas de casa pero Norma transmite mucha paz y sabe tratar el tema con mucha delicadeza. Me sorprendió que hiciera algo tan bonito de una situación tan horrible”, cuenta Jenifer Blasco, una de tantas madres que no pudo ver nacer a su hijo.

Las fotografías pretenden ayudar en una fase avanzada del duelo, cuando las familias pueden empezar a integrar la muerte de su bebé y necesitan tener una imagen tangible de ellos, explica la psicóloga y fotógrafa. “Hace dos años y medio, a las 20 semanas de embarazo, perdí a mi hija. No tenía ningún recuerdo físico y la sesión fue muy emocionante”, cuenta Eva Blanco, que para las fotografías utilizó la ropa que su bebé llevaría a la salida del hospital.

Con la intención de visibilizar tanto el trabajo de Norma, como el de la Asociación Brisa de Mariposas, que se encuentra inmerso en el proyecto de creación de un protocolo de actuación para tratar con el máximo rigor los casos de muerte natal y prenatal, del 1 al 15 de octubre estarán expuestas las fotografías en los escaparates de Caja Rural de Teruel.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual