Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Turismo

Alquilar viviendas de uso turístico también pasa factura

Los propietarios inscritos en el Registro de Viviendas de Uso Turístico en Aragón deben declarar los ingresos por esta actividad.

P. Zapater. Zaragoza 19/08/2016 a las 06:00
Alquilar viviendas de uso turístico también pasa factura

En su primer año de funcionamiento, el Registro de Viviendas de Uso Turístico en Aragón ya cuenta con 509 viviendas inscritas. Un 67,2% de ellas se encuentra en la provincia de Huesca, el 19,44% en la de Teruel y el 13,36% en la de Zaragoza.

La entrada en vigor en 2015 del decreto que regula este tipo de alojamientos, diferenciándolo de las viviendas de turismo rural y los apartamentos turísticos, ha servido “para conocer la realidad en Aragón y para garantizar que la oferta que se realiza cumple unos mínimos de calidad”, ha informado recientemente el Gobierno de Aragón.

La directora general de Turismo, Marisa Romero, declaró al respecto que “es una manera de hacer aflorar la economía sumergida y afinar los datos estadísticos relacionados con el turismo” y aunque todavía no existen cifras oficiales indicó que “desde el sector se apunta a que puede registrarse un 85% de ocupación de estas viviendas durante el mes de agosto”.

Este tipo de alojamientos se han popularizado en los últimos años en internet a través de plataformas como Airbnb o Homeaway, y ello ha motivado la necesidad de su regulación en el sector turístico. La compañía Airbnb es la que cuenta con mayor número de huéspedes, 60 millones, está especializada en la gestión de alquileres de viviendas entre particulares y basa su filosofía en la economía colaborativa, con presencia en más de 191 países.

Pero este nuevo servicio también ha despertado la desconfianza en ciudades como Barcelona, donde se ha ordenado el cierre de más de 200 pisos turísticos que no cumplen con la regulación establecida por el Consistorio catalán, que además ha habilitado un espacio en su página web para detectar viviendas turísticas ilegales.
 

Declaración responsable

En Aragón, para registrar una vivienda de este tipo basta con una 'Declaración Responsable', un trámite que se puede realizar a través de internet o, de forma presencial en los servicios provinciales de Turismo. Una vez iniciada la petición se realiza una inspección para comprobar el estado de la vivienda y, si cumple con los requisitos, se inscribe en el Registro.


Según establece el reglamento en la Comunidad aragonesa, se consideran viviendas de uso turístico “aquellas que son cedidas de modo temporal por sus propietarios, directa o indirectamente, a terceros con una duración de la estancia igual o inferior a un mes”. Además deberán cederse de forma completa y estar amuebladas y equipadas en condiciones de uso inmediato.

El decreto aragonés cuenta con algunas particularidades con respecto a otras comunidades, ya que en Aragón cada propietario solo podrá registrar una vivienda por edificio. En este sentido, y para favorecer la inspección y el cumplimiento de la normativa, el Gobierno de Aragón envió una comunicación a los principales canales de comercialización “para advertir de que las viviendas de uso turístico que se publiciten deben mostrar el número de la signatura correspondiente a la inscripción de la vivienda”, recuerdan.
 

No basta con inscribirse en el registro

Un aspecto a tener en cuenta, y que no queda del todo claro en algunas plataformas que gestionan el alquiler de estas viviendas de uso turístico, es que los ingresos que se perciben por esta actividad deben incluirse en la declaración de la renta, diferenciando el tiempo en el que está alquilada y el que queda libre. Para ello es necesario indicar que se trata de rendimientos de capital inmobiliario, siempre y cuando no se presten servicios propios de la industria hotelera.

El rendimiento neto a tributar será la cantidad resultante de restar los ingresos totales menos los gastos necesarios para generarlos, como son el IBI, la tasa de basuras, intereses hipotecarios, seguros y gastos de comunidad, entre otros.

En cuanto a otras formas de alojamiento como el 'couchsurfing', basado en el alquiler e intercambio de habitaciones o el intercambio de casas, desde el Gobierno de Aragón explican que este tipo de hospedaje “no está incluido en esta regulación ya que se supone que son permutas sin actividad económica”.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual