Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Toros

Los menores de 16 años seguirán sin poder participar en los festejos taurinos populares

La nueva regulación, que entra en vigor esta semana, reducirá los costes a los ayuntamientos al simplificar los permisos.

Miguel Ángel Coloma. Zaragoza Actualizada 17/08/2016 a las 12:18
Cada año se celebran un millar de encierros y sueltas de vaquillas en Aragón, como este de Utebo.R. Labodía

La polémica está cerrada. El próximo 19 de agosto está previsto que entre en vigor la nueva regulación de festejos taurinos populares y en ella no se contempla ninguna reducción de la edad mínima de los participantes. Es decir, los menores de 16 años seguirán sin poder saltar a torear a las plazas o correr delante de las vacas. Porque aunque se barajó la posibilidad de que los niños de 12 años pudieran sumarse a estos espectáculos en determinadas circunstancias –cuando las becerras tuvieran menos de un año y llevaran los cuernos emboladas, entres otras–, la fuerte oposición a la medida ha hecho que la Dirección General de Interior del Gobierno aragonés se olvide, al menos de momento, de la idea.

Como recuerda en su preámbulo la nueva orden, que se publica en el BOA el próximo jueves, son más de un millar de festejos taurinos populares los que se celebran cada año en Aragón, principalmente, en municipios de las provincias de Zaragoza y Teruel. Por ello y por la necesidad de adaptar la tradición a los nuevos tiempos, la DGA ha impulsado una normativa que persigue una doble finalidad: simplificar la tramitación de los permisos a los ayuntamientos e impedir el trato cruel hacia los animales.

Aunque la competencia para regular los espectáculos taurinos populares recae en el Gobierno aragonés, el artículo primero de la nueva regulación garantiza el "pleno respeto" a la autonomía local. Por lo tanto, serán los alcaldes y sus equipos de Gobierno quienes sigan decidiendo sobre la conveniencia de celebrar o no festejos con ganado bravo en sus respectivas localidades. Es decir, pese a que la nueva orden permitirá seguir organizando espectáculos como el toro ensogado, el toro embolado o el toro de fuego en lugares "con arraigo", serán luego los regidores de cada ayuntamiento quienes tengan la última palabra.

La actualización de la normativa no evitará por tanto que sigan produciéndose polémicas como las que hubo este año en los barrios rurales zaragozanos de San Juan de Mozarrifar y Casetas, en los que Zaragoza en Común (ZEC) aprovechó su llegada a la alcaldía para retirar del programa festivo el toro ensogado y el embolado, respectivamente. Por ser festejos que vienen celebrándose desde hace décadas en estos barrios, la nueva regulación no tendría problema para autorizarlos. Sin embargo, el Ayuntamiento de Zaragoza puede mantener el veto.

Un solo permiso para 3 sueltas


Las estrecheces presupuestarias han obligado a muchos municipios a recortar el gasto en vaquillas o incluso a renunciar a estos festejos, de ahí que ahora la DGA intente dar ‘oxígeno’ a las corporaciones simplificando los trámites y autorizaciones. De hecho, con la entrada en vigor de esta nueva regulación, solo será necesario un permiso para una franja horaria de doce horas. Es decir, en ese periodo de tiempo se podrán hacer hasta tres sesiones de vaquillas siempre que la duración total de todas ellas no exceda las siete horas.


Con esta nueva forma de organizar los espectáculos de ganado bravo se busca también una ‘conciliación’ con el gremio de los profesionales taurinos. En particular, con los directores de lidia, que ahora tendrán estipulados de forma más concreta sus honorarios. Por cada tramo horario de 12 horas, con 7 horas efectivas de trabajo, estos cobrarán 350 euros más 150 de Seguridad Social.


La orden de la Dirección General de Interior especifica que todos los festejos taurinos deberán contar con un director de lidia y que estos deberán llevar, además de un capote, "una prenda de vestir superior de color vivo" que los identifique.Parece que la opción final será un chaleco y en él figurará impreso su cargo. En el caso de que le asistan voluntarios, estos se identificarán también con chalecos. Una de las funciones principales del director de lidia será evitar el maltrato de las reses.
 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual