Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

Aragón registró el año pasado 203 delitos cometidos por personas mayores de 64 años

La criminalidad en esta franja de edad creció con la crisis pero el año pasado bajó por primera vez desde 2011.

M. T. F. Zaragoza Actualizada 08/08/2016 a las 21:56
Por primera vez en cuatro ejercicios baja el número de delitos cometidos por mayores de 64 años.

En España, detrás de seis de cada diez delitos hay una persona de entre 18 y 40 años. Es el perfil de delincuente más habitual y fuera de esta franja el resto de grupos de edad representan un pequeño porcentaje del total. Una cuota que es aún más discreta cuando se habla de infractores mayores de 64 años. Porque cuando se relacionan tercera edad y delincuencia lo habitual es que se trate de personas que han sido víctimas, no agresores. Sin embargo, lo cierto es que desde hace unos años, y según algunos expertos en sociología en algunos casos por cuestiones ligadas a la crisis económica, se comenzaron a escuchar cada vez más noticias de personas mayores de 64 años autoras de delitos.

Los datos que corroboraban esta preocupante realidad se incluían en el anuario estadístico del Ministerio del Interior. Entre los años 2011 y 2015, personas que ya habían cumplido los 64 años cometieron cerca de 37.300 delitos. Algo más de 1.000 se perpetraron en alguna de las tres provincias aragonesas. El fenómeno fue tal, que año a año se registraban incrementos de la tasa de delitos en esta franja de edad. Pero precisamente el análisis de la última publicación de Interior, correspondiente al año 2015, se observa que la tendencia al alza que se había consolidado a lo largo de cuatro ejercicios quedó invertida el año pasado, cuando por primera descendieron los delitos cometidos por personas de la tercera edad. El número de delitos cometidos por estos infractores entrados en años ascendió en España en 2015 a 7.816 delitos de los que 203 se registraron en Aragón (en 2014 habían sido 257 en la Comunidad y 8.142 en todo el país).

Estas cifras confirman que el retroceso se produjo tanto a nivel nacional como en Aragón pero en porcentajes muy diferentes: mientras la caída en el conjunto del país alcanzó el 4% en la Comunidad aragonesa se situó en el 21%, el segundo más importante a nivel autonómico. Solo el País Vasco se registró una reducción porcentual mayor, concretamente del 34,8%.
 

¿Qué infracciones se cometen con más frecuencia?

Detrás del aumento de los delitos cometidos por mayores de 64 años algunos expertos vieron la huella de la recesión. No en vano, el incremento más notable tuvo lugar en el epicentro de la crisis. Se hablaba, en este sentido, de los llamados delitos por necesidad o famélicos. Ilícitos contra el patrimonio en el que destacaban los hurtos, por ejemplo, en supermercados.


Pero lo cierto es que representando este tipo de delitos un importante porcentaje (el año pasado, dentro de los 7.816 delitos cometidos por mayores de 64 años en España, hasta 754 fueron calificados como hurtos), no son ni mucho menos las infracciones penales más numerosas. Son los malos tratos en el ámbito familiar, incluidos dentro del capítulo de delitos contra las personas, los ilícitos que destacan sobre el resto: en 2015 se registraron 1.307 en toda España. Hace tan solo unos meses que en Aragón se registró uno de estos delitos por una persona que superaba la barrera de la ancianidad (estipulada comúnmente en 65 años): en una vivienda del barrio zaragozano de Santa Isabel, Faustino Sarroca, de 72 años de edad, mató a martillazos a su esposa e hirió de gravedad a uno de los hijos del matrimonio.


Avanzando aún más en la tipología delictual se observa que también representan un porcentaje importante los delitos contra la seguridad vial (763 el año pasado). Que estos dos tipos de delitos (malos tratos en el ámbito familiar y seguridad vial) tengan un peso importante en las estadísticas hace pensar que no solo la crisis aumentó el porcentaje de 'abuelos delincuentes': también ha sido determinante el hecho de que durante los últimos años se hayan introducido nuevos tipos penales para castigar conductas que antes no se consideraban lesivas y, sobre todo y en el caso de delitos de maltrato, la mayor conciencia de denuncia que existe hoy en día.

 

Ancianos en las cárceles 

El estudio exhaustivo de la delincuencia en la tercera edad es aún una asignatura pendiente, dado lo reciente del fenómeno, pero ya hay algunos informes que han contemplado aspectos de esta realidad. Por ejemplo, un documento de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias que lleva por título 'Análisis de la ancianidad en el medio penitenciario' y que examina la presencia de personas de la tercera edad en las cárceles españolas.

"Una falsa certeza que trasciende a la sociedad es que las personas mayores, los ancianos en su conjunto, no poseen una capacidad criminal relevante. El delito y los comportamientos violentos están asociados a la fortaleza de la juventud. Además, se extiende el mito de que el delincuente, cuando llega a cumplir una determinada edad, ha de ser excarcelado, y si cometiera un acto punible en plena ancianidad no va a responder penalmente de sus actos, no puede ir a prisión. La realidad difiere sobremanera de estas intuiciones", arranca este informe que, a lo largo de 360 páginas, aborda cuestiones cómo los vínculos sociales del recluso anciano, la posibilidad de mejorar las condiciones de reclusión o el grado de dependencia de estos presos. De acuerdo con las estadísticas más actualizadas de Instituciones Penitenciarias, 1.651 personas mayores de 60 años cumplen condena hoy en las diferentes cárceles del país. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual