Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Abandono animal

Uno de cada tres perros abandonados son de caza tras su popularización

Cada vez es más habitual ver podencos o galgos como mascotas de compañía.

A. Amatriain. Zaragoza 05/08/2016 a las 06:00
Dos podencas adoptadas como mascotas de compañía.HA

Con el fin de la temporada de caza cada año saltan las alarmas sobre el aumento de abandono de perros. Cazadores y protectoras de animales se encuentran enfrentados en opiniones, y ante los datos registrados cada año. Desde la Perrera de Movera afirman que un 33% de los perros recogidos son de caza. Sin embargo, desde PACMA Aragón aseguran que los datos de abandonos “hay que multiplicarlos exponencialmente”. Los cazadores aseguran tratar a sus perros con sumo cuidado. 

“El abandono de perros de caza siguen siempre el mismo modus operandi y en todas las Comunidades sufrimos la misma situación”, asegura Olga García Sanz, miembro de PACMA Aragón. Es difícil encontrar un registro con la cifra exacta de perros abandonados en la la Comunidad aragonesa, por lo que cada perrera o centro de protección animal ofrece unos datos diferentes. La Perrera Municipal de Movera asegura que de los 262 perros recogidos durante el año pasado, 86 eran de caza. “El problema es que es imposible contabilizar todos los abandonos. Muchos son encontrados por familias que deciden adoptarlos o les buscan una familia. Por lo tanto, no hay un registro exacto”, asegura Olga García.

El abandono animal no es el único motivo que preocupa a PACMA, también los sacrificios o la venta ilegal de crías de caza: “En internet se pueden encontrar anuncios de venta ilegal. Además, muchos mueren años más tarde en el monte o los cazadores los matan clandestinamente”. Olga García, asegura que la normativa es “subjetiva y laxa” fuera de la capital, “solo hay que salir a dar un paseo por el medio rural, donde se ven a todos los animales amontonados en pésimas condiciones”, explica.

Desde la Federación Aragonesa de Caza, aseveran que el tema comienza a ser “irritante” para ellos. “Los cazadores tratamos con mucho cariño y cuidado a nuestros perros. Como en todas partes hay gente buena y gente mala, por eso me molesta que se acuse a todo el colectivo”, explica el presidente de la Federación, Fernando Tello.

El cuidado de los perros de caza puede ser mucho más exhaustivo que el de los animales de compañía: “Hay muchas vacunas obligatorias y otras que no, y se las ponemos a los perros porque queremos que estén bien. Cuando un cazador tiene perros, admite una serie de obligaciones”.

Desde la Federación aseguran que sus perros no solo son destinados para la caza, sino que el cariño que les llegan a coger es igual que a cualquier otro perro de compañía. “Hace poco hemos tenido que sacrificar a uno de nuestros perros porque era muy mayor. Llevaba cuatro años sin cazar y seguía con nosotros, les cogemos mucho cariño”, relata Fernando Tello.

Cada año el abandono de perros alcanza cifras escandalosas. Durante el pasado año, el Seprona recogió en España 450 canes, de los cuales 188 eran de caza. “El dato de la Guardia Civil demuestra que son bastantes menos que la cifra total”, explica el vicepresidente de la Asociación de Rehalas Regionales Españolas (Arrecal), Ángel Nuño.

Ángel tiene 25 perros a su cargo y considera inviable el abandono de alguno de sus animales: “No se me ocurriría, nos arriesgamos a multas muy altas y todos nuestros perros tienen chip”. Para tener tantos animales a su cargo necesita lo que se conoce como un núcleo zoológico, registrado en el Gobierno de Aragón con revisiones anuales. “A pesar de esto, pueden presentarse en cualquier momento”, explica.

Los miembros del colectivo de cazadores se consideran perseguidos, puesto que cuando un perro de caza es abandonado les culpan directamente: “Hay muchos galgos o podencos que están en casas de particulares y se nos achaca la culpa a nosotros”.

Cada vez es más habitual ver a personas por la calle paseando galgos o podencos, perros de caza que han sido educados en un ambiente familiar. “Los perros de raza han nacido para cazar y se les ve emocionados cuando vamos a buscarlos para ir de caza. Nosotros mismos somos los que mejor cuidamos a los animales”, asegura Fernando Tello.

El último estudio publicado por la Fundación Affinity registra que de los 104.501 perros abandonados en 2015, un 10% lo fueron tras el periodo de caza. En el año 2014, de los 106.781, un 9% lo fueron de caza. Desde Protección Animal Zaragoza, aseguran que es complicado tener un registro y que el número de los canes de caza es reducido. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual