Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

Socorristas licenciados y con máster

Muchos jóvenes aragoneses han optado por sacarse el título de socorrista para obtener un ingreso estacional.

30/07/2016 a las 06:00
Un socorrista vela por la seguridad de los bañistas de las piscinas de La Granja, en San José.José Miguel Marco

En Socorrismo no hay paro si no te importa moverte. Desde la Federación Aragonesa de Salvamento y Socorrismo (FASS) afirman que se trata de un sector con altos índices de colocación durante el periodo estival que ha sufrido un importante cambio en el perfil de los trabajadores debido al inicio de la crisis. En los últimos años, lo que tradicionalmente suponía una fuente de ingresos extra para estudiantes se ha convertido en una alternativa laboral de carácter estacional para muchos aragoneses que cuentan, en ocasiones, con varios títulos universitarios.

Desde la federación aseguran que ha sido el primer año en el que se ha comenzado a cambiar la tendencia y han apreciado un notable aumento en la demanda del título. “El número de socorristas no varía porque las piscinas son las que hay, sin embargo hemos notado que ha entrado a trabajar más gente nueva que en años anteriores porque los veteranos han comenzado a encontrar trabajo de lo suyo”, explica Javier Sanz, presidente de la FASS.

¿Qué cualidades debe tener un buen socorrista? “Debe de ser una persona responsable, atenta, paciente y con un buen trato con el público”, indica Sanz, quien asegura que, a pesar de la creencia generalizada, su función principal es la de prevenir accidentes, aunque están capacitados para salvar vidas. “La normativa dice que los menores de 14 años deben permanecer en el agua acompañados por un adulto, sin embargo muchos usuarios pretenden dejar al niño con el socorrista. En cualquier caso, la responsabilidad es de los padres”, advierte.

En Aragón puede conseguirse el título de Socorrista Acuático y primeros auxilios por dos vías, o a través de la Federación o de la Cruz Roja. Además, en ambos casos a partir de los 18 años se acredita al socorrista en el uso de desfibrilador. Tan solo en el último año más de 500 personas han obtenido la licencia federativa en Aragón tras realizar un curso de 105 horas que tiene un coste de 500 euros. La otra opción es realizar el curso en uno de los cuatro centros que Cruz Roja posee en Aragón –Zaragoza, Huesca, Fraga y Teruel.

“Es un curso de 120 horas en el que cuentan con una parte socorrismo y primeros auxilios y otra específica de socorrismo acuático”, explica Pedro Lacasa, director de Formación de Cruz Roja Zaragoza. Según los datos facilitados por Cruz Roja, en los últimos seis años han formado a unos 700 socorristas, la gran mayoría en la capital aragonesa –más del 70%-.

No es una guardería


Guillermo Úcar, zaragozano de 24 años, es licenciado en Química y tiene el Máster en Educación. Hace 8 años obtuvo el título en la FASS y desde entonces, y ante la ausencia de un trabajo relacionado con sus estudios, ha trabajado como socorrista todos los veranos. “Siempre he estado muy ligado al mundo acuático porque practicaba natación y waterpolo, y en estos momentos supone un extra económico aunque no te permite mantenerte durante el resto del año”, explica.


En su opinión, la principal labor del socorrista es la de ser un referente en la piscina ante cualquier problemática: “La gente viene a divertirse y es normal, por eso nosotros tenemos que estar pendientes de todo el mundo. Hay mucha gente que cree que la piscina es una guardería, y hay que entender que estamos para atender todo tipo de problemas y que los niños no son los únicos que pueden ser víctimas de un ahogamiento”.

En cambio, Marina Bardavio está viviendo su primer verano como socorrista acuática. A sus 28 años, esta titulada en Arquitectura y Restauración ha encontrado en el socorrismo una “opción laboral más mientras aparece otra cosa”. En su caso adquirió el título en el centro de Cruz Roja en Zaragoza: “Estoy muy contenta porque ha sido hacer el curso y encontrar trabajo en dos sitios, en un spa los fines de semana y entre semana en las piscinas de unas colonias de un colegio”. Aunque todavía no ha vivido una situación crítica, asegura que está preparada: “Lo importante es mantener la calma y actuar según el protocolo. Es una gran responsabilidad”.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual