Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Universidad de Zaragoza

​Varios estudiantes zaragozanos protagonizan un acercamiento artístico a la muerte

Alumnos de la Escuela de Arte de Zaragoza visitan la sala de Disección de la Facultad de Medicina para estudiar la anatomía del cuerpo humano.

22/06/2016 a las 06:00
Sala de Disección de la Facultad de Medicina de Zaragoza.

El arte siempre ha tenido, entre sus principales objetivos, el de inmortalizar instantes e historias, y la muerte ha sido un asunto recurrente en las obras de los creadores más reputados. Sin embargo, ¿cuántos artistas pueden enfrentarse a ella cara a cara? Un grupo de estudiantes de Zaragoza ha tenido la oportunidad de realizar un acercamiento a varios cadáveres gracias a la colaboración surgida entre la Facultad de Medicina y la Escuela de Arte de la capital aragonesa.

Tras una visita guiada por las instalaciones del Departamento de Anatomía de la Facultad de Medicina, en torno a 40 estudiantes de Escultura y de Ilustración de la Escuela de Arte, que han realizado sendas visitas durante los meses de mayo y junio, tuvieron la oportunidad de plasmar sobre sus cuadernos estas vivencias.

Para un estudiante de arte, como explica Fernando García, profesor de Escultura de la Escuela de Arte de Zaragoza, esta iniciativa supone todo un reto: “Han tenido la oportunidad de dibujar la anatomía humana, no solo desde fuera y a través de modelos vivos sino desde un punto de vista más clásico”. Esta actividad, que forma parte de un bloque teórico de la formación artística de estos estudiantes, tiene como objetivo el conocimiento científico del cuerpo humano, necesario para tener la capacidad de dibujarlo posteriormente. “Es un ejercicio de documentación, como otro tipo de modelo”.

En opinión de Juan de Dios Escolar, profesor titular de Anatomía de la Facultad de Medicina de Zaragoza, se trata de una manera de volver a los orígenes de la pintura y el arte más clásicos: “No estamos inventando nada nuevo, si acudimos a las principales obras del Renacimiento o el Barroco nos encontramos con cientos de recreaciones de la muerte, sobre todo religiosas”. En su opinión, es otra manera de acercar la muerte no solo al estudiante sino a la sociedad, “que se empeña en desnaturalizarla”. “Al fin y al cabo es algo que está muy presente, es nuestra función como seres vivos. Y creo que retratar un cadáver o un resto humano supone un gran reto para el dibujante”.

Ambos centros coinciden en la idea de mantener y fomentar estas visitas, e incluso la simbiosis entre ambas carreras. “Sería muy interesante que surgiera un movimiento cultural en torno a la actividad y, por ejemplo, realizar una exposición en la Facultad de Medicina con las obras realizadas por estos estudiantes de arte cada año”, añade.


“Una manera de quedarse”


Aunque hubo varios alumnos que no quisieron enfrentarse a esta práctica, quienes sí que se atrevieron aseguran que fue una experiencia “completamente enriquecedora”, no solo como artistas y desde un punto de vista profesional, sino como personas. “Me ha resultado muy interesante, sobre todo ver cómo es la estructura interna del cuerpo humano desde el punto de vista del volumen para llevarlo a la hora de realizar una pieza”, explica Juan Rubio, estudiante de primero de Escultura.

“Nada más llegar allí lo primero con lo que nos topamos fue con un cuerpo, aunque estaba tapado, el susto fue… imagínate. Pero luego lo normalizas poco a poco, y más allí donde tratan con tanto cuidado y respeto estas cosas”, recuerda el estudiante. En su caso, permanecieron en torno a un par de horas, buena parte de este tiempo lo dedicaron a dibujar y bocetar el cuerpo. “Es una manera de quedarse, gracias al arte lo que se dibuja o esculpe se queda, en cierto modo vive”, reflexiona.

En su opinión, y a pesar de que al principio reconoce que le resultó “algo impactante”, asegura que nuestra sociedad debería de enfrentarse a los tabúes que existen en torno a la muerte: “Al fin y al cabo la naturaleza es así, vivimos y morimos. Y creo que la sociedad debería de estar más agradecida con toda esa gente que permite, mediante la donación, que se formen nuevos médicos y profesionales”.




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo