Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

El paro y los bajos salarios acercan a los aragoneses a sus familias y amigos

Según un estudio del INE, en la última década se han incrementado las reuniones familiares y el contacto 'online' con los conocidos.

M. Sádaba. Zaragoza 01/06/2016 a las 06:00
Un grupo de amigos.

Las relaciones personales están en constante transformación. Prueba de ello son los cambios vividos en las reuniones familiares, en las quedadas con los amigos y en la interacción a través de las redes sociales. La llegada de internet ha supuesto una de las modificaciones más importantes en este campo, sin embargo, también ha tenido gran repercusión la crisis económica.

Ejemplo de ello es que, según los datos publicados por el Instituto Nacional de Estadística, en la última década, el número de aragoneses que se reúne con sus familiares y amigos ha crecido de manera considerable. Mientras que en 2006, el 17,7% de los aragoneses veían a algún familiar diariamente, ahora es un 26,2%. “Tenemos la necesidad de estar con personas. Esto unido a la falta de empleo y los salarios bajos hacen que dependamos más de la familia y tengamos más tiempo libre”, especifica Lucía Tomás, vicepresidenta del Colegio Profesional de Psicólogos de Aragón (Coppa).

Desde su punto de vista, una parte importante de este incremento se debe a que el número de parados casi se ha triplicado, provocando que se disponga de más tiempo para visitar a los más próximos, que se convierten en un soporte indispensable tanto a nivel emocional como económico. “Ahora hay muchos hijos que comen en casa de sus padres para ahorrar”, pone como ejemplo.

Al mismo tiempo que aumentan las reuniones con amigos y familiares, se intensifica el contacto a través del teléfono y de las redes sociales. En este caso, también la crisis ha contribuido a ello. "Hay muchas personas que han tenido que irse a otro país o ciudad para intentar buscar un trabajo, por lo que todas estas mejoras tecnológicas han permitido que pudieran seguir manteniendo el contacto de manera continua a pesar de la distancia", sostiene. Ejemplo de ello es que, según los datos del INE, el año pasado más de 38.000 aragoneses vivían en el extranjero.

Todo esto se ha traducido en que el porcentaje de aragoneses que mantienen contacto (por teléfono, sms o internet) con su familia de manera cotidiana ha pasado del 28,4% en el 2006 al 42,8% de la actualidad. Una evolución similar es la que viven las relaciones entre amigos. "Las nuevas tecnologías han contribuido al aumento de las relaciones familiares y personales. Un auge que no solo ha sido cuantitativo sino que también ha modificado el contenido de nuestras relaciones", especifica Carlos Gómez, decano del Colegio de Ciencias Políticas y Sociología de Aragón. Tal y como recuerda, en estos momentos a través del Whatsapp y de las redes sociales, "hacemos partícipes a los demás de lo que estamos haciendo, de lo que pensamos, vemos, sentimos...". Además, recalca que estos mensajes muchas veces van acompañados por imágenes, audios, e incluso, vídeos, "de forma que el interlocutor participa de lo que estamos viviendo".

Gómez también puntualiza que, en algunas ocasiones, esta nueva forma de relacionarse puede sustituir a la relación personal física y modifica el modo en el que se entiende la amistad. “En estos años ha cambiado el concepto de amistad y también la manera de relacionarse”, explica Lucía Tomás. Según detalla, si antes se tenía un grupo más o menos reducido de confidentes, ahora la red de amigos es más amplia, pero la confianza es menor. “Tenemos muchos amigos con los que hablamos a diario a través de Facebook o Whatsapp, pero no suelen ser relaciones profundas”, especifica.

Tomás considera que la evolución hacia una vida frenética, "con muchos contactos e información" ha provocado esta cambio en la manera de relacionarse. “Queremos hacer muchas cosas, estar muy conectados... pero en el fondo esto no nos lleva a estar más acompañados sino todo lo contrario. En estos momentos, a pesar de tener muchos amigos en Facebook, el ser humano está cada día más aislado”, explica. Por ello, recalca que el encuentro físico, “como puede ser un abrazo o una mirada”, sigue siendo la base de las relaciones entre las personas.

Más amigos que familia

​Entre los datos publicados por el INE cabe destacar que las relaciones con los amigos siempre son más intensas que con la familia. Prueba de ello es que mientras que un 32% de los residentes en Aragón ven a sus amigos diariamente, cuando se habla de familia solo ocurre en el 26,2% de los casos. Esta diferencia es ligeramente menor cuando se refiere al contacto telefónico (42,8% entre familia y un 45,9% con amigos). “Es una tendencia que se mantiene en el tiempo. Cuando dejamos de depender físicamente de nuestra familia, a partir de los 12 ó 13 años, nuestra inclinación es juntarnos con gente de nuestra edad, con los que se tienen más temas, costumbres y gustos en común”, explica Tomás.

Más del 50%, sin participar en redes sociales

​A pesar de la sensación de que hoy en día todo el mundo está conectado a través de internet y de las redes sociales, todavía hay una gran cantidad de la población aragonesa que no hace uso de estos medios. Según los datos publicados por el INE, más del 50% de los aragoneses no ha participado en las redes sociales durante el último año. Por el contrario, el 31,2% lo hacen de manera diaria, publicando sus vivencias y estados de ánimo e interaccionando a través de los “me gusta” de Facebook. Además, según este informe relativo a las condiciones de vida, el 9,6% hacen uso de las redes sociales de manera semanal y solo un 2,7% una vez al mes.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual