Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Encuentro digital

"El acoso escolar en la infancia tiene efectos en la edad adulta"

Olga Lázaro, psicopedagoga, responde a las preguntas de los lectores sobre acoso escolar.

Heraldo.es. Zaragoza Actualizada 19/05/2016 a las 13:56
Olga Lázaro, en la redacción de Heraldo.es.

Buenos días. Tengo varias preguntas que me gustaría plantear. En relación con el acoso escolar, ¿cuáles son los pasos a seguir en el momento que unos padres saben que su hijo está sufriendo acoso escolar? ¿Cuál es el mejor acompañamiento que pueden hacer los padres, en caso de que su hijo este siendo acosado? Montse I.

Gracias, Montse por tu participación. Primero hay que hablar con el hijo y recabar toda la información posible, hablar con el tutor, buscar soluciones conjuntas, trabajar con el departamento de orientación del centro para buscar soluciones. El motivo del acoso y el tiempo que el niño ha sido acosado es importante para determinar estas soluciones. El mejor acompañamiento por parte de los padres es la escucha activa y un amor incondicional.

En relación a la educación, ¿cuál es la mejor manera de plantearle a un niño, que siempre ha de estar de parte del acosado?

Hay que educar desde pequeños en el respeto. Se ha perdido la educación en valores. No aprenden a convivir, sino a competir desde pequeños, es un error. Hay que educarles en la empatía, en la asertividad y aceptar la diversidad como enriquecimiento a nuestra vida. Es importante que no se conviertan en espectadores, porque se convierten en cómplices del acoso. Que sean valientes y lo digan en voz alta. Hay una frase de Martin Luther King que dice que "Al final no recordamos las palabras de nuestros enemigos, sino el silencio de nuestros amigos".

Y por último también me gustaría que me contestara, ¿cómo se debe actuar en caso de que tu hijo sea el acosador?

Lo primero es reconocer que tu hijo sea el acosador, aceptarlo. Los acosadores son niños sin empatía, sin tolerancia a la frustración y a veces tienen problemas personales de inseguridades y de control de su rabia. Sería importante cuál de estos síntomas u otros podría tener mi hijo y brindarle la ayuda necesaria por nuestra parte o del profesional.

¿Los padres de una clase donde se produce acoso escolar con un niño qué debemos hacer para colaborar con el centro? (Pilar)

Gracias por tu aportación, ya que entre todos podemos acompañar mejor a nuestros hijos, tanto si son acosados como si son espectadores o los acosadores. Hay que explicar con serenidad y de forma constructiva lo que está pasando. Nuestros hijos deben entender que deben responsabilizarse ante esta situación. Debemos buscar una estrategia entre todos para resolver la situación. Y es muy importante hacer seguimiento, con conversaciones con nuestros hijos.

¿Los niños que sufren acoso tiene entre sí alguna característica en común? ¿A quién nos tenemos que dirigir cuando nuestro hijo sufre un acoso escolar y creemos que el colegio no toma las medidas adecuadas? (Pilar)

Las características suelen ser variadas y los grupos que sufren acoso escolar son heterogéneos. A veces es por casualidad, puro azar. Hay factores que multiplican las posibilidades de sufrir acoso: pertenecer a un grupo religioso o cultural minoritario, la diferencia física o psíquica, suelen ser personas introvertidas o reservadas, y a veces no tienen buena comunicación con sus padres y profesores.

Hola, me gustaría saber cuál es el protocolo a seguir por el colegio una vez que se detecta un acoso escolar en el mismo. Gracias (P)

En principio todos los centros tienen que tener un plan de convivencia, que incluya un reglamento de régimen interior, con un protocolo de actuación. La DGA está impulsando medidas contra el acoso y los centros están actualizando sus protocolos.

¡Buenas noches! Mi hijo está sufriendo acoso escolar. El problema es que es muy sentido y le afecta más que a otros las cosas que le dicen. Vino un día hundido, no queriendo volver al colegio. Hablé con profesores, entrenadora de baloncesto, niño y padres del que iniciaba los insultos. Todo ocurría en el vestuario después de la clase de baloncesto. Ha tenido unos días animaditos después de que viera que yo me ponía seria con la gente pero ahora que tiene que defenderse él ha vuelto a recaer. Hoy han sido otro grupo de niños quienes se metían con él. ¿Qué puedo hacer? He vuelto a hablar con la monitora de baloncesto. Pero no sé qué más puedo hacer. Gracias de antemano (Ana)

Ana, un niño que ha sufrido acoso durante un tiempo ha estado construyendo una imagen muy pobre de sí mismo. Necesita reforzar su autoconfianza. Nosotros debemos ayudarle a que él vuelva a confiar en sí mismo, sobre todo con nuestro afecto y nuestro amor incondicional. Lleva mucho tiempo reparar estos daños. Debemos permanecer 100% con él de forma emocional. Hay que ayudarle y no culpabilizarlo.

Hay que minimizar los riesgos. Intentar evitar los entornos en los que ha sufrido la agresión o el acoso. Hay que valorar sus cambios y sus esfuerzos por superarlo. Sería aconsejable buscar otras actividades que lo motiven, con nuevos amigos y nuevas aficiones, algo en lo que pueda destacar, que le haga volver a confiar en sí mismo y recuperar su autoestima.

Buenos días. Antes de nada, agradecer su tiempo. Mi consulta: el acoso no es algo que aparece de la noche a la mañana, sino que el hecho de que un niño se convierta en blanco de burlas es algo que se va fraguando a lo largo de un tiempo que da pistas. Aparte de hablar con profesores y monitores para que puedan ver el problema que se gesta, y con padres si es necesario, ¿cómo podemos ayudar al niño que comienza a ser el objetivo de las burlas para evitar que el problema crezca? ¿Qué herramientas le podemos dar que pueda utilizarlas él mismo? He oído muchas veces cosas como refuerzo de autoestima, potenciar su personalidad. Son términos muy abstractos. ¿Cómo podemos hacer eso en casa? Muchas gracias por su respuesta. Un saludo, Esther.

Las burlas están empezando en etapas muy tempranas, desde Infantil o primeros cursos de Primaria. Las burlas son el principio de una situación que pude llevar al acoso. Resolver los conflictos desde pequeños ayuda a no subir esos escalones que pueden llevar al acoso escolar. Tenemos que educar a nuestros hijos en la tolerancia, en la aceptación de la diversidad. Educarlos en la asertividad y la empatía es básico. La educación actual muchas veces es muy narcisista y egocéntrica. La empatía se puede trabajar desde edades muy tempranas. La educación en valores es la prevención del acoso en edades tempranas. Tenemos que nutrirnos de la diversidad de los demás.

Un saludo y gracias por la iniciativa, la consulta es la siguiente: a mi hija de 12 años las amigas la están dejando de lado sin motivo aparente, creemos que la idea parte de tres pero manipulan a las demás para hacerle el vacío, ¿cómo podemos actuar nosotros? ¿Cómo podemos revertir la situación? ¿Qué debería hacer mi hija? Muchas gracias de nuevo y a ver si nos puede aportar un poquito de luz para no hacer el problema más grande. (Juan Carlos)

Debería buscar otros hobbies, otras alternativas, otros círculos de amistades. Tenemos que ayudarle a reconstruir la confiaza en sí misma. Ofrecerle nuestro amor incondicional, no dejarlo pasar. Buscar ayudar de profesionales si hace falta.

¿No crees que muchas veces son los mismos padres los que favorecen el acoso escolar con sus comentarios en casa sobre algunos compañeros de sus hijos en razón de su posición social, situación familiar (familias desestructuradas), etnia, origen u otro motivo y, por tanto, predisponen a sus hijos a que “aparten” a esos compañeros? ¿No estaría gran parte de la prevención del acoso escolar más en las familias que en la escuela (que también)?

En mis muchos años de docencia he visto casos en los que la respuesta a la primera pregunta es sí. Los padres, con la boca muy pequeña, dicen que inculcan a sus hijos el apreciar, como mínimo respetar, a todos los compañeros pero luego ves gestos que son justamente lo contrario. Por ejemplo: permitir que sus hijos inviten a sus cumpleaños solo a los que son “de la misma cuerda” o si invitan a compañeros “distintos” no hacer los padres corrillo con los de estos últimos. En el patio del colegio, cuando van a buscarles a la salida o en fiestas, los padres de los alumnos potencialmente acosados deambulan solos mientras los demás tienen sus animadas tertulias. (Emilio)


Gracias, Emilio, por tu aportación basada en tu experiencia dentro del aula. Estoy de acuerdo contigo en que la familia es el ámbito primero y natural para educar a los hijos en valores. Somos responsables de ayudarles a establecer una relación positiva con los demás, desde el respeto a la tolerancia, la no violencia, la cooperación. Los padres debemos velar por el crecimiento físico y emocional de nuestros hijos. La escuela nos complementa pero no nos debe sustituir nunca en nuestra tarea como padres. Desde las escuelas hay que responsabilizar a los padres sobre su papel preponderante e insustituible en la educación de nuestros hijos.

Buenos días. Mi pregunta es: ¿Existen estudios serios sobre las secuelas en la vida adulta del acoso escolar? Gracias, saludos. (Nika)

No hay mucha literatura científica, pero en EE.UU. hay algunos estudios hechos durante 20 años que han demostrado que los niños que han sufrido acoso después han tenido problemas emocionales y desórdenes psiquiátricos de adultos, tanto acosados como acosadores. Todos tienen secuelas sociales y emocionales. Un niño acosado pierde el sueño, pierde el apetito, tiene enfermedades psicosomáticos. Todo esto tiene un efecto a largo plazo.

La DGA el otro día presentó un plan contra el acoso. ¿Lo conoce? ¿Le parece adecuado y suficiente? Se dijo que la tasa de acoso en las aulas aragonesas es del 7.5%. A mí me parece muy alta, pero no conozco la tasa de otros lugares. ¿Qué opina usted? (Mario)

Es positivo tener un plan sobre acoso escolar, en el que se pide la implicación de los colegios. Los centros tienen que actualizar sus protocolos. Introduce la figura del observador y las comisiones de convivencia. El dato de 7,5% está en la media nacional. Estos son los casos denunciados o conocidos, puede haber muchos más.

Creo que hay casos de acoso y otros que no lo son. Siempre ha habido conflictos en las aulas y niños más o menos ‘populares’. ¿Tenemos que intervenir siempre los padres o conviene que ellos desarrollen sus habilidades y aprendan a valerse por sí mismos? ¿Cuándo hay que encender las alarmas? Gracias (Beatriz)

Hay que diferenciar el término "acoso" y el de "conflicto". Un acoso es una agresión sistemática y repetida a una persona, que no puede defenderse o tiene dificultades para hacerlo. El objetivo es hacer que la víctima sienta miedo, hay hostigamiento. Un conflicto es una situación que surge entre iguales, no es repetitiva. Puede haber agresión, pero de forma puntual. Si el conflicto se resuelve bien no llega a ser acoso. Debemos trabajar en las escuelas y las casas en las competencias sociales. Deben aprender a resolver conflictos, porque les va a acompañar a lo largo de toda su vida.

Se está hablando constantemente sobre el modelo finladés KIVA contra el acoso escolar. Según diversos estudios este sistema está funcionando con un alto grado de éxito en los países nórdicos. Las características de la sociedad española y finlandesa son claramente diferentes, así cómo otros aspectos que influyen como clima, entorno natural, etc. Me gustaría saber en primer lugar si el modelo es válido para ser aplicado en los colegios españoles y si así fuera, ¿qué modificaciones y/o adaptaciones serían necesarias para su optimización? Susana Ezquerra.

El método KIVA nos muestra muy bien la forma de prevenir y gestionar el acoso escolar en los colegios. El trabajo de prevención que nos plantea, la focalización del momento del acoso y el seguimiento posterior son bases de este método y nos ayudaría en nuestra realidad española.

Siempre hablamos del acoso escolar desde la perspectiva de su erradicación en el colegio. En mi opinión dejamos fuera dos aspectos fundamentales como son: la educación y valores que se transmiten en casa y los ejemplos a los que el niño está sometido fuera del colegio. Me gustaría saber, en su opinión, qué área del entorno influye más en los niños que acosan a otros y en cuál de ellas se deber, por tanto, trabajar más para corregir esa manera de actuar?

Como hemos comentado antes, debemos educar a nuestros hijos a gestionar cualquier situación en el ámbito social. La comunicación activa y sin juicio, junto con los valores, por parte de los padres es fundamental para que tengan éxito fuera de nuestras casas.

En relación más con la sociedad, y menos con la educación, ¿encuentra alguna relación entre el acoso laboral y el acoso escolar? ¿Pueden convertirse niños acosados en el colegio, al adquirir una posición de poder en una empresa, en acosadores laborales?

Sí que hay una cierta similitud entre el acoso laboral y el escolar. En el laboral no es tanto físico, sino psicológico. En la escuela también hay casos de acoso psicológico, que pasan más desapercibidos, igual que el laboral. El acoso laboral puede darse de un jefe a otros trabajadores, o el grupo respecto a un individuo.

Después de haber hecho una dinámica en clase con los alumnos de 2º ESO B del Colegio Teresiano del Pilar, han surgido las siguientes preguntas para Olga:

¿A qué edad se dan más casos de acoso escolar? ¿Sobre qué edad es empieza?

¿Por qué alunos niños se divierten insultando a otros?

¿Como se siente realmente una persona que sufre acoso escolar?

¿Que clase de personas son las que hacen esto?

¿Como se podría frenar el acoso escolar?

¿Cómo podemos ayudar a los compañeros a una persona que sufre acoso en nuestra clase?

¿Que tipo de acoso es más propenso a tener consecuencias judiciales, a través de las redes sociales o en el colegio?

¿Un menor de edad puede acabar en la cárcel por hacerle sentir mal, o acosar a alguien?

¿Se ha dado algún caso de acoso por parte de los alumnos al profesor?

¿Cómo se puede ayudar a la persona que sufre acoso?

¿Cómo se corta? ¿Y si no se deja?

¿Queda trauma en la persona acosada?

¿Que ocurre si se denuncia?

¿Cómo deberíamos actuar si nos encontramos con un caso?

¿Cómo puede afectar el acoso escolar en la vida cotidiana?

¿Por qué aparece el acoso escolar?

¿Que tipos hay de acoso?

¿A quién se lo cuento si conozco a alguien que lo sufre?

¿Debería llamar a la policia o es muy exagerado?

¿Tendria que hacer lo que me dice el acosador o deberia rebelarme?

¿Por qué en algunos casos los niñosque sufren acoso escolar tienen verqüenza o miedo a decirlo a alguien para que les ayude?

¿Por qué los que acosan no se dan cuenta de que pueden llegar a hacer que alguen se quite la vida? ¡Gracias! Alumnos de 2ºESO B del Colegio Teresiano del Pilar de Zaragoza. Elena Oficialdegui Guembe, profesora de Educación Secundaria Obligatoria.


Agradecemos a todo el grupo de 2ºESO B del colegio Teresiano del Pilar por su interés. Esperamos que las respuestas anteriores les hayan podido ayudar. Quiero insistir en que hay que escuchar a los compañeros, no ser cómplices con los acosadores y denunciar las situaciones de acoso.

Y gracias a todas las personas que han participado en el encuentro. Entre todos podemos contribuir a mejorar la educación de nuestros hijos y la convivencia social.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual