Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

La DGT se planta ante las infracciones de los vehículos oficiales

Tráfico exigirá una justificación detallada de cada multa que se les imponga aunque vayan en servicios de urgencia.

Coches oficiales en la Aljafería, en una imagen de archivoJ.M. Marco

La Dirección General de Tráfico va a empezar a vigilar con lupa todas y cada una de las infracciones que se cometan al volante de los vehículos oficiales. A través de una instrucción interna (16/S-141), a la que ha tenido acceso Heraldo.es, el organismo dirigido por María Seguí señala que a partir de ahora, cada multa que se imponga a estos coches deberá ser justificada de manera detallada.

La circular va dirigida a todos aquellos vehículos que según la Ley de Tráfico y el Reglamento General de Circulación tienen potestad para saltarse las normas en carretera ante un servicio de emergencia. Es decir, policía, bomberos, protección civil y salvamento, y asistencia sanitaria, así como los oficiales, de matrícula reservada y los equipos de mantenimiento de instalaciones e infraestructuras.

En concreto, la DGT informa de que a partir de ahora no se admitirán justificaciones como “premura de tiempo, vehículo oficial, descuido o vehículo al servicio de un alto cargo”, según reza la controvertida instrucción, que ya ha recibido las primeras críticas por parte de los sindicatos.

Tráfico recuerda a su vez los condicionantes que recoge la ley a la hora de saltarse las normas por parte de los vehículos oficiales. Como por ejemplo, que “se hará un uso ponderado de su régimen especial” o que “únicamente se admitirán cuando circulen en prestación de un servicio urgente”.

De ahora en adelante, la DGT avisa de que “solo serán atendidas causas de justificación o exculpación que vengan avaladas por el Mando superior”. Y entre esas causas se encuentran todas aquellas “que se deban a la prestación de un servicio urgente, preferente o reservado en el marco de una operación o diligencia ordenada por la respectiva Autoridad”.

En el caso de que no se justifique en el plazo de 140 días (70 por cada una de las dos notificaciones previstas), el expediente pasará a manos de la Subdirección Adjunta de Procedimiento Sancionador, que iniciará los trámites para identificar al conductor y ejecutar la multa correspondiente.
 

Malestar entre los funcionarios

Esta postura de la DGT no ha sentado bien entre los funcionarios al volante de vehículos oficiales. Es el caso de los cuerpos policiales. Desde el sindicato SUP de Zaragoza señalan que “hacer un informe de cada multa de tráfico va a generar más carga administrativa”. Y ponen un ejemplo claro: “Si nos avisan de un caso de malos tratos y tenemos que circular por el Tercer Cinturón van a saltar siete radares, lo que ahora nos obligará a hacer siete informes, es una locura”, critican desde este colectivo.

De hecho, SUP recomienda a todos los agentes que se atengan a las normas de tráfico ya que la responsabilidad en caso de infracción o percance recae sobre ellos. “Esto puede generar una peor atención a la ciudadanía en las intervenciones”, alertan.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual