Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Internet

Los aragoneses que tienen fibra óptica casi se han duplicado en un año

​A pesar del auge vivido, la diferencia entre los núcleos urbanos y los rurales se mantiene.

M. Sádaba. Zaragoza 05/05/2016 a las 06:00

En 2008 comenzó la expansión de la fibra óptica (FTTH) en Aragón. Según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), en aquellos momentos, la incidencia era mínima y no fue hasta 2013 cuando se registró el primer crecimiento importante, pasando de unos 6.300 hogares conectados a más de 16.000. Desde entonces, el crecimiento no ha parado y su velocidad se ha multiplicado.

Según los datos publicados por el estudio “Sociedad de la información en España”, elaborado por la Fundación Telefónica, en Aragón, el 27,9% de los hogares con conexión a internet cuentan con fibra óptica o cable, esta última en desuso, por lo que la mayor parte del porcentaje se refiere a la FTTH.

Esta cifra casi se ha duplicado si la comparamos con los datos relativos a 2014 cuando poco más del 15% de los aragoneses contaban con este tipo de conexión. “Cuando internet empezó a extenderse no era viable llevar la fibra óptica hasta cada edificio debido a su elevado coste, su estado y la legislación vigente”, explica José Félix Muñoz, investigador de la Fundación Agencia Aragonesa para la Investigación y el Desarrollo (ARAID).

Por eso, unos años después, con el abaratamiento y simplificación de la implantación de la fibra óptica y el cambio de legislación (obligaba a que los nuevos edificios dispusieran de una infraestructura común de telecomunicaciones), el uso de este tipo de conexión empezó a crecer en España, y por lo tanto, en Aragón.

No obstante, este incremento no se produce de manera equitativa en toda la comunidad aragonesa. Según los datos del Instituto Aragonés de Estadística (Iaest), en 2015, el 41,5% de los hogares urbanos con conexión a internet tenían fibra óptica, mientras que el mundo rural solo el 4,2%.

Estas cifras podrán mejorar en los próximos años ya que el Gobierno de Aragón ha comenzado en los últimos meses a mejorar la conectividad de 89 localidades, aunque el objetivo es llegar a 348 núcleos rurales antes de 2018. En algunos de estos casos se podrá tener acceso a fibra óptica, aunque el mínimo obligatorio es una conexión de 30 Megabytes.

De este modo, se eliminará buena parte de la brecha digital existente en la actualidad, ya que cada día es más común que las administraciones públicas solo permitan documentos online, ahondando en la política de “papel cero”. Esto provoca que algunos aragoneses tengan que acudir a amigos o bibliotecas porque no tienen conexión en su casa o porque la que tienen es escasa. Con esta medida, el problema técnico se solventará aunque siempre existirá el económico.

A parte de las posibilidades que conexión que existen y limitan el uso de la fibra óptica, también afecta el precio que tiene. Aproximadamente, la diferencia entre contratar 200 ó 300 Megabytes que ofrece la fibra óptica con los 30 ó 40 del ADSL ronda el 15%. Esta cuestión en una situación económica inestable no es baladí, por lo que puede influir de manera determinante en la decisión de los aragoneses. De hecho, según los datos del Iaest de 2014, aquellos hogares en los que los ingresos no superaban los 900 euros mensuales, no contaban con fibra óptica; mientras que sí que tenían ADSL o conexiones a través de un módem USB.


¿Qué diferencia hay entre ADSL y la fibra óptica?

La diferencia existente entre estos dos tipos de conectividad radica en la velocidad que pueden alcanzar. “La fibra ofrece mayores velocidades de transmisión (ahora el estándar son los 100 Mb). Además, ya no se trata solo de disponer de un mejor acceso a internet, sino que se abre la posibilidad de dar otros servicios de forma mucho mejor, como por ejemplo la televisión por cable y el vídeo bajo demanda”, subraya Muñoz.

De este modo, la mayor diferencia radica en el tipo de usuario que se es. Si solo se utiliza internet para leer correos y consultar la prensa, es suficiente con la conexión ADSL; pero cada vez es más común que los usuarios conecten sus videoconsolas a la red, jueguen con el ordenador o el móvil online y vean vídeos de mayor calidad.


Jaca, Zuera y Monzón tendrán FTTH

Ante todas estas cuestiones, Muñoz tiene claro que una vez alcanzada la “eclosión de la fibra óptica”, su ritmo vendrá determinado por las inversiones que hagan las operadoras. "Parece que están bastante decididas a reforzar este tipo de conexión, ya que consideran que es un factor clave para la competitividad", subraya. Ejemplo de ello es que, en el primer trimestre de 2016, Telefónica ha incrementado su inversión en un 7,3% hasta llegar a los 427 millones.

De momento, Telefónica ya tiene cobertura en 418.000 unidades inmobiliarias de Aragón y esperan desplegar en unas 60.000 más. Todo ello, según destacan fuentes de la propia compañía, reforzando las zonas donde ya tienen disponibilidad de fibra óptica y ampliando a otros municipios de la comunidad, como es el caso de Jaca, Zuera y Monzón.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual