Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

El Salud abre una investigación sobre la grabación del paciente con una espada clavada

Las imágenes fueron tomadas en un quirófano y circularon con celeridad entre los sanitarios.

A. Maluenda. Zaragoza 21/04/2016 a las 06:00
La operación tuvo lugar en el hospital Miguel ServetOliver Duch

El Servicio Aragonés de Salud ha ordenado la instrucción de un expediente informativo para dilucidar el origen de un vídeo tomado en el interior de un quirófano del hospital Miguel Servet y que ha circulado como la pólvora en los últimos días entre los grupos de whatsapp que reúnen a los sanitarios aragoneses. En el vídeo, igual que en unas fotografías que también han sido difundidas, se puede ver la fase final de la operación del joven al que se le extrajo una espada del tórax.

La viralización del contenido ha sentado mal en el seno del departamento de Sanidad. No solo por captar imágenes sin permiso del paciente sino también porque estas han acabado fuera del ámbito sanitario. El Salud quiere determinar quién es el autor para tomar las medidas oportunas. En los últimos segundos del vídeo se ve, además, a un médico sosteniendo el acero por petición del autor de la secuencia.

Desde la popularización de los teléfonos con cámara de fotos y de los servicios de mensajería instantánea es habitual que los médicos y enfermeros compartan casos interesantes para la profesión o poco habituales. El episodio del joven de la espada se ciñe a las dos tipologías, pues según reconocieron fuentes del hospital la intervención quirúrgica resultó un verdadero éxito.

La apertura de una investigación por este motivo es "un caso novedoso", según apunta Lorenzo Arracó, secretario general del sindicato médico CESM en Aragón, quien confirma que "el intercambio de casos en grupos de Whatsapp es una práctica que ya se considera habitual".

Arracó entiende que "sacar esas fotos o esa información fuera del ámbito profesional no es aceptable, pero si existe un interés médico claro no deja de ser como cuando se comenta una historia médica con un compañero para compartir un conocimiento o buscar una segunda opinión. Las exposiciones de casos entre compañeros son frecuentes y en estas también se comparten imágenes si las hay. Podría ser algo parecido, pero cambiando el escenario".

En cualquier caso, el portavoz sindical subraya que "la protección de datos y la confidencialidad del paciente deben ser respetadas en todo momento y será la institución adecuada la que dilucide si en este caso ha sido así o no".
 

Abundante legislación

La Defensora del Paciente, Carmen Flores, encuentra en la grabación "una ilegalidad, porque difunde un caso clínico sin el consentimiento escrito de la persona que está siendo trata" y critica "lo morboso de las imágenes". Además, Flores insta al Salud a "acudir a la Justicia y a la Agencia de Protección de Datos y que las personas que tomaron las fotos y grabaron los vídeos y las que los distribuyeron cumplan con el peso de la ley".

Existe abundante legislación que influye en mayor o menor medida en este asunto. La abogada zaragozana Silvia Benedicto Aranda señala que "el derecho a la intimidad y a la propia imagen viene recogido tanto en la Constitución como en la Ley Orgánica 1/1982, de 5 de mayo, pero también se contempla en la Ley General de Sanidad de 1986 (de carácter nacional) y en la Ley de Salud de Aragón de 2002".

Todos estos textos, añade la jurista, "recogen la obligación de guardar la intimidad del individuo, en este caso el paciente". Aunque como en todo caben interpretaciones: "Bajo mi punto de vista, considero que ni el texto constitucional ni el orgánico se estarían contraviniendo, ya que en las imágenes no aparece el rostro de la persona ni se le reconoce".

Sin embargo, "al grabar a un paciente sin su consentimiento sí se estarían infringiendo las normas sanitarias específicas, que regulan el celo de las historias clínicas y la iconografía que se recoge en una intervención médica", comenta Benedicto, quien además recuerda que "existe una Carta de Derechos y Deberes en el sistema sanitario aragonés en la que se especifica el derecho a la intimidad y confidencialidad del usuario".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual