Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Internet

¿Sextorsión en Aragón? Sí, al menos cuatro víctimas al mes

La Policía Nacional ha recibido cuarenta denuncias en los últimos diez meses.

Los estafadores incitan a su víctima a mantener videollamadas de alto contenido erótico.

El plan se urde y se lleva a cabo desde Nigeria o cualquier otro país remoto, pero las víctimas están bien cerca. En Aragón denuncian cada mes una media de cuatro personas víctimas de sextorsión. ¿Su error? Confiar en que la 'ardiente persona' con la que contactan y chatean a través de internet es de verdad quien dice ser y no tiene segundas intenciones.

La ingenuidad lleva a las víctimas a intercambiar fotos comprometidas y a mantener videollamadas de alto contenido erótico con personas que, para incitar, llegan a aparecer ante la cámara e incluso participan de forma activa en esto del cibersexo. El problema viene después, cuando la persona despampanante desaparece de escena para ceder el plano a otras personas mucho menos cariñosas que exigen a su víctima grandes cantidades de dinero a cambio de no compartir con todos sus contactos -incluida su pareja-, el contenido explícito que tan gustosamente ésta les ha hecho llegar.

La secuencia parece un bulo forjado para disuadir a los 'ciberinfieles' pero la realidad es que en Aragón la Policía Nacional ha recibido 40 denuncias por sextorsión en los últimos diez meses. Cuatro casos al mes, o lo que es lo mismo, una víctima a la semana. Y estos son solo los casos que salen a la luz, claro.

La Unidad de Drogas y Crimen Organizado de la Policía Nacional (Udyco) cuenta con un grupo de delitos tecnológicos especializado en los casos de acoso y coacciones a través de internet. Su inspectora jefa confirma que todos los meses tienen algún caso de sextorsión encima de la mesa. La víctima habitual: mayores de edad, especialmente varones y si es con pareja, mucho mejor para el truhan porque así será más fácil que el coaccionado pague.

Desde la Udyco reconocen que los chantajistas cumplen su amenaza y llegan a compartir los vídeos e incluso a subirlos a Youtube. Insisten, sin embargo, en que pagar no servirá de nada, salvo para perpetuar el episodio de extorsión.

Al realizarse el timo desde otros países resulta arduo difícil perseguir este tipo de delitos y en muchos casos, confiesan, "hay poco que hacer" para evitar que los individuos sigan jugando -y lucrándose- con los vicios ajenos. La imposibilidad de hacer caer sobre ellos el peso de la Ley ha hecho que la sextorsión se convierta en la forma de vida de grupos organizados que actúan de forma coordinada desde países africanos y de América Latina.
 

¿Por qué funciona?

El cibersexo, sin embargo, no decae. Desde el instituto de sexología Amaltea, en Zaragoza, confirman que cada vez es más recurrente el tema en sus consultas y explican que, cuando una persona se encuentra sola, internet es el medio más fácil para conocer a alguien. "El contrapunto es que cuando nos metemos en un chat por soledad y necesidad de una relación nos encuentran más vulnerables", comenta Verónica Blasco, psicóloga y sexóloga en Amaltea. 

Respecto a quienes tienen pareja, Verónica explica que generalmente el cibersexo es frecuente porque quien lo practica no tiene la sensación de estar cometiendo una infidelidad. "Nos gusta seguir gustando y buscamos riesgo fuera de la relación más estable que tenemos con nuestra pareja", matiza. "En algunos casos -comenta-, las parejas normalizan y aceptan las prácticas de cada uno y son felices aceptando que no todos tenemos que relacionarnos de la misma manera". En otros, se ocultan estas prácticas por culpabilidad y el factor vulnerabilidad ante la coacción crece. De todas formas, desde Amaltea recomiendan prudencia: "Relacionarse por internet es comparable a dejar abierta la puerta de casa, no podemos fiarnos de una pantalla ni aunque nos parezca una relación estable porque nunca sabemos con qué fin se mete en el chat la otra persona ni con qué fin usará nuestras imágenes", concluye la sexóloga de Amaltea. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual