Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

Las bajas laborales repuntan con fuerza en Aragón tras varios años de caídas

La duración media se estabiliza en torno a los 35 días. El próximo mes llega el nuevo modelo de concesión.

Un médico pasando consulta en el Centro de Salud de La MilagrosaMariano Castejón


La crisis económica ha modificado profundamente el mercado laboral español. Y no solo por disparar el desempleo hasta niveles insospechados apenas cinco años antes de 2008, cuando el país vivía una etapa de crecimiento que parecía no tener fin. También porque han cambiado las condiciones en las que se firman nuevos contratos: las empresas se inclinan por los contratos indefinidos perjudicando los indefinidos. Este panorama ha acabado influyendo sobre aquellos que durante los años de recesión han mantenido un trabajo.

El miedo a engrosar las listas del paro hizo que muchos empleados no quisieran faltar ni un día a sus puestos. Por ello, el número de bajas laborales registradas entre los años 2008 y 2013 cayó en casi 7.300 concesiones al mes. Si cada mes del año que desembarcó la crisis se contabilizaron, de media, 15.147 bajas, en 2013 el mismo registro solo ascendía a 7.878.

Son datos que aparecen en los informes periódicos sobre contingencias comunes que elabora la Seguridad Social. El análisis de las estadísticas recogidas entre los años 2008 y 2015, que se acaban de publicar, permite determinar que la tendencia afianzada durante los años de recesión se quebró en 2014, cuando los médicos aragoneses dieron de baja, de media, a 8.348 personas cada mes, 470 más que un año antes.

El cambio de comportamiento de los trabajadores se confirmó en 2015, ejercicio que también registró un crecimiento. Una subida que fue aún más fuerte que la de 2014. De media, cada mes del año pasado estuvieron de baja 9.028 empleados aragoneses. Por provincias, el año pasado quienes más bajas cogieron fueron los zaragozanos (7.412 de media al mes). La duración media de todas las incapacidades temporales se estabilizó el año pasado en torno a los 35 días, mientras que los peores años de la crisis el estándar se situaba entre dos y cinco días menos.

Las estadísticas generales de la Seguridad Social solo incluyen las bajas de los trabajadores por cuenta ajena. Los datos referentes a trabajadores autónomos se recogen en un informe paralelo. El análisis de este documento permite determinar que las incapacidades temporales en este colectivo son menos comunes pero su duración es mucho mayor. Así, cada mes del año pasado unos 1.100 autónomos solicitaron la baja a su médico. De media, superaron los 79 días.
 

El nuevo sistema, en abril

A mediados del año pasado, una orden ministerial publicada en el BOE, daba cuenta de la entrada en vigor de un nuevo modelo de concesión de bajas laborales a partir del 1 de diciembre de 2015. La normativa había sido aprobada casi un año antes, en un real decreto de julio de 2014, pero esto no evitó que el calendario se echara encima, con el consecuente retraso de la aplicación de la norma.


La nueva fecha elegida fue el 1 de abril, y de acuerdo con las informaciones facilitadas por los médicos y por la consejería de Sanidad de la DGA, los plazos esta vez no se han modificado. Así, el doctor Antonio Pablo Martínez, presidente en Aragón de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen-Aragón), explica que el próximo 15 de marzo hay prevista una reunión para tratar el asunto.

Será en Alcañiz, ya que será este sector sanitario (que comprende los centros de salud con Atención Primaria de la propia capital del Bajo Aragón y de Alcorisa, Andorra, Calaceite, Calanda, Cantavieja, Caspe, Híjar, Maella, Mas de las Matas, Muniesa y Valderrobres) el primero que implantará el nuevo sistema en Aragón. Lo hará de forma piloto. “La idea es comenzar por este sector y, de acuerdo con la experiencia, ir implementándolo en los demás”, explica el doctor Martínez.

El nuevo sistema distingue cuatro tipos de procesos de incapacidad temporal atendiendo a su duración: bajas inferiores a 5 días, de 5 a 30 días; de 31 a 60; y de más de 61. Las primeras serán aquellas valoradas por el médico de baja duración y, por ello, los partes de baja y alta se darán en el mismo momento tras el reconocimiento. Cabe una ampliación con posterioridad si la cosa empeora y el trabajador tendrá derecho a solicitar un reconocimiento el día fijado como alta.

En el resto de casos, se trata de bajas prolongadas y esencialmente lo que se pretende evitar son las visitas semanales al médico. El objetivo es doble: agilizar los trámites y adaptarlos a las particularidades de las enfermedades.

Esta norma afectará a los más de 1.350 facultativos que trabajan en las consultas de Atención Primaria de Aragón. Para facilitar las decisiones que tomen de acuerdo con la nueva norma, el Ministerio de Sanidad les facilitará unas tablas de duración óptima de las bajas basadas en la enfermedad diagnosticada, la ocupación y la edad del trabajador.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo