Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Noticias: Vivienda - Inmobiliaria

Empleo

Los jóvenes emancipados descienden, pero Aragón sigue estando entre las comunidades con mejores tasas

La subida del precio de la vivienda y el descenso de los salarios, causas fundamentales de esta evolución.

M. Sádaba. Zaragoza Actualizada 14/03/2016 a las 08:55
Una joven buscando un piso de alquiler.HA

Dejar de vivir con los padres no es una decisión sencilla ni fácil de llevar a cabo. Prueba de ello es que el número de aragoneses menores de 30 años que deciden dar el paso ha disminuido un 8,51% en el último año. Así lo refleja el informe emitido por el Consejo de la Juventud de España -CJE-, que al mismo tiempo señala que Aragón continúa estando entre las comunidades con mayor tasa de emancipación entre los jóvenes. “Por un lado, tenemos un mercado de vivienda con precios bastante accesibles, pero en incremento, y por otro, registramos un sector productivo precario: sueldos bajos y jornadas parciales”, subraya Víctor Reloba, responsable del área socioeconómica del CJE.

El documento publicado por esta institución especifica que en el último año ha pasado de haber unos 44.500 jóvenes menos de 30 años independizados a que esta cifra haya descendido hasta menos de 41.000, lo que supone una reducción del 8,5%. Ante estas circunstancias, poco más del 23,1% de los jóvenes aragoneses han conseguido “volar de casa”. Un dato que se sitúa ligeramente por encima de la media nacional y ubica a la comunidad aragonesa como la cuarta con mayor tasa de emancipados -por detrás de las Islas Baleares, Cataluña y Navarra-.

A pesar de que Aragón se encuentra en una posición favorable en comparación al resto, la tendencia de los últimos años demuestra que cada vez va perdiendo fuerza. Mientras que en el informe publicado en 2014, Aragón se encontraba en segunda posición y tenía un 25,2% de jóvenes independizados, en 2015 caía al tercer lugar y en la publicada este lunes descendía otra posición. “Teníamos una situación que era buena, pero la estamos dilapidando en los últimos años”, especifica Reloba. Desde su punto de vista, esto demuestra que no se han puesto las medidas necesarias para evitar la situación y que la crisis llega con cierto retraso a Aragón.

Según señala el propio informe, esto se produce por dos razones: el aumento del precio de la vivienda y la permeabilidad del mercado laboral. El precio de un piso se ha incrementado tanto en el alquiler como en la compra de vivienda libre. En el primer caso, el aumento es más reducido aunque se sitúa en el 1,72%. De este modo, se sitúa en los 443,44 euros mensuales de media. Por su parte, el importe de una hipoteca es un 3,54% más elevado que hace un año, ascendiendo hasta los 121.210 euros de media. No obstante, Reloba recuerda que las cifras siguen siendo inferiores a la media española.

El camino contrario es el que recorren los sueldos de los jóvenes aragoneses. En el último año, han descendido en un 2,17%, reduciéndose hasta los 10.618,21 euros anuales netos de media, es decir, con los descuentos y las retenciones ya aplicadas. A todo ello hay que añadirle la alta temporalidad de los trabajadores menores de 30 años -más del 50% tienen un contrato temporal y el 50% de ellos tienen una duración menor a un año- y la elevada tasa de paro, que se sitúa en el 35%, ligeramente por debajo de la media española. Estas circunstancias sitúan a los menores de 30 años con una tasa de pobreza del 22,1%, la tercera más baja de todo el país.

“En estos tiempos se ha hablado mucho de que se han creado puestos de trabajo, sin embargo, esta realidad se contrarresta con las 37,2 millones de horas semanales menos trabajadas en los últimos cuatro años en España”, sostiene Reloba. Un dato que empeora si se disgrega por edades. “Mientras que entre los 45 y 65 años aumentan las horas trabajadas, en los menores de 44 desciende, especialmente si sus edades están entre los 16 y 29 años”, subraya. Según puntualiza, en esta última franja se han dejado de trabajar horas por el equivalente a 724.000 puestos de trabajo en cuatro años. “De este modo, realmente no se han creado puestos, sino que se ha racionalizado el trabajo”, sostiene.

Otra de las razones que ha podido influir en la reducción de la emancipación juvenil es el descenso de becas y el aumento de las tasas universitarias. “Antes era más común que un estudiante decidiera cursar sus estudios superiores en otro campus, pero con la reducción de becas -tanto de movilidad como SÉNECA- y el aumento de la tasas académicas -que han obligado a alumnos a dejar sus estudios- ha podido afectar al número de jóvenes que se van de casa de sus padres”, puntualiza Reloba.
 

Casi sin hogares unipersonales

Los datos publicados demuestran que solo el 21% de las personas deciden emanciparse sin contar con un compañero de piso. No obstante, entre todos los hogares jóvenes, la media es de 2 personas, por lo que se entiende que mientras que una quinta parte son unipersonales, el resto serán de dos, tres, o incluso, hasta cuatro personas.

Reducir gastos es la principal razón de apostar por una independencia compartida. Esta es la opinión que mantiene Ana que después de más de un año y medio trabajando, todavía no se ha arriesgado a irse de casa. “Estoy esperando a hacer un colchón y lo más seguro es que cuando me vaya, comparta piso con una compañera”, especifica. Esta zaragozana de 24 años espera que en este verano pueda dar el paso para iniciar esta nueva etapa. “Si te independizas solo, casi todo el sueldo se va en el alquiler, la luz, el gas y la comida. De este modo, compartes gastos y puedes vivir más desahogadamente”, subraya.
 

Un problema a largo plazo

Desde el Consejo de la Juventud de España señalan que si estas cifras se mantienen en el tiempo pueden conllevar problemas de futuro. “Al retrasar el momento de conseguir un empleo estable y, por lo tanto, la edad de emancipación, se aplaza la decisión de formar una familia -que en España se sitúa en los 31,7 años- y se producen menos nacimientos y más tarde. Todo esto unido al aumento de la esperanza de vida provocará que el mantenimiento del actual sistema de pensiones peligre a largo plazo”, especifica Reloba.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Heraldo