Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Podemos Aragón

Echenique confía en convencer al PSOE para reelaborar el Plan Hidrológico del Ebro

Podemos, Equo y las confluencias adhieren a un manifiesto contra el plan.

Europa Press. Zaragoza Actualizada 19/02/2016 a las 20:12
Reunión entre Podemos Aragón, Alto Aragón en Común, En Comú Podem, Podemos Euskadi, Navarra, La Rioja y con Equo.Guillermo Mestre

El secretario general de Podemos Aragón, Pablo Echenique, ha confiado en "poder convencer" al PSOE, "con argumentos suficientes", de la necesidad de reelaborar el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro para que "deje de estar del lado del PP en este tema" y dado que el actual documento supone "vender" el río.

Así lo ha asegurado esta tarde Pablo Echenique en rueda de prensa antes de participar en una reunión con representantes de Podemos Aragón, Alto Aragón en Común, En Comú Podem, Podemos Euskadi, Navarra, La Rioja y con Equo, en la que han abordado el Manifiesto por el Ebro, para acordar un nuevo plan hidrológico, y han presentado sus propuestas en torno a la nueva cultura del agua.

Tras comentar que con el presidente de Aragón, Javier Lambán, "hablamos mucho menos de lo que leo a veces por ahí", ha admitido que no le ha comunicado su opinión sobre este tema dado que los acontecimientos "se han precipitado" por la aprobación del plan "en el último momento" con un Gobierno central en funciones.

En todo caso, ha indicado que le transmitirá su opinión "cuando tenga la oportunidad" y ha defendido que la postura de Podemos sobre el plan hidrológico es "clara, está contrastada" y defiende la nueva cultura del agua, por lo que ha deseado que "al PSOE le podamos convencer" en esta materia.

En el marco de las negociaciones que ambas formaciones están desarrollando para la conformación de un Gobierno tras las elecciones generales del pasado 20 de diciembre, Echenique ha comentado que "no nos gustan las líneas rojas a la hora de negociar, el PSOE ha puesto varias y no me parecen bien ninguna de ellas", para animar a los socialistas a que defiendan sus posiciones, "pero sin poner líneas rojas".

En este sentido, el diputado de Podemos por Zaragoza en el Congreso, Pedro Arrojo, ha estimado que el presidente aragonés, Javier Lambán, "si lo pensara un poquito" cambiaría su posición en esta materia y ha observado que en Podemos "queremos hacer todo lo posible" por tener un país "unido" y por eso "no hagamos que el agua sea un elemento que dinamite" esa unidad, ha recalcado.

"Difícil de entender"


Pablo Echenique ha advertido de que el Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro ha sido aprobado por un Gobierno en funciones y supone perpetuar "la vieja política del agua", por lo que "es difícil de entender la posición del PSOE-Aragón", defendiendo un documento que supone dar continuidad al modelo del "paseo militar" del exministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, y del expresidente del PP, José María Aznar, y que ahora ha derivado en Acuamed y el trasvase "por la puerta de atrás".

"No se ve el cambio, no se ve el progreso, ni un proyecto de futuro para Aragón", ha aseverado Echenique, al alegar que "frente a la negligencia medioambiental, desde Podemos apostamos por la ciencia, por el respeto de nuestro patrimonio natural y por la sostenibilidad".

Asimismo, "frente al despilfarro de dinero público y la ineficacia económica, defendemos soluciones más eficientes y con un mayor control de los recursos que son de todos; y frente a la opacidad y el control político de los organismos reguladores, pedimos transparencia, democracia y participación social".


Criterios técnicos y consenso


El líder de Podemos en Aragón se ha referido a la presidencia de las confederaciones hidrográficas, para apostar por poner fin a los nombramientos "políticos" de sus presidentes, porque "creemos que sería bueno que estos organismos elijan a sus responsables con criterios técnicos y con consenso", no siguiendo los intereses "de un partido", aunque ha admitido que el proceso de elección de estos cargos "está por definir" y sería una de las cosas que hay que debatir con el PSOE en el marco de un posible acuerdo que llevara a la investidura de Pedro Sánchez.

Ha continuado sosteniendo que "frente a la irresponsabilidad de definir las políticas hídricas poniendo en primer lugar los intereses económicos de las eléctricas, de las grandes constructoras y de los aguatenientes, estamos orgullosos de defender las ideas y las prácticas de la nueva cultura del agua" y quieren alejar los enfrentamientos "entre personas y territorios" por esta cuestión.

Por todo ello, ha dicho tajante "no" al Plan Hidrológico de la Cuenca del Ebro y "no a la venta de ese río que no es nuestro y que no es de nadie", pero que entre todos se debe conservar. 

El diputado por Zaragoza, Pedro Arrojo, ha insistido en que este plan es "una copia del de tiempos de Aznar y Cañete", sus contenidos son "prácticamente iguales y 15 años después me produce sonrojo que no hayamos sido capaces de avanzar".

El documento de nuevo "minimiza los caudales ecológicos que son una obligación legal" impuesta por la Unión Europea, "niega o minimiza el cambio climático" y mitifica "medio millón de regadíos que son la ruina del futuro", mientras ignora a los regantes ya existentes.

También "mitifica presas dañinas y no rentables", todo ello para propiciar "el negocio de la privatización del agua", ha asegurado Arrojo, al observar que, además, este plan "lo va a tirar abajo la Unión Europea", dado que el Gobierno de España no ha tenido en cuenta sus recomendaciones y "en Bruselas eso lo viven muy mal".

Según Arrojo, si se forma un Gobierno de cambio "estas cosas cambiarán" y ha abogado por sistemas de regulación en tránsito, que permitan una modernización de los regadíos y un uso sostenible del recurso.

Sobe el Pacto del Agua de Aragón, con obras que no se han ejecutado y otras que han sido rechazadas, ha estimado que es "como el Cid Campeador después de muerto, de nosotros depende perpetuar este mito en lugar" de propiciar "el futuro", ha sentenciado.

Manifiesto

En este acto, la diputada de Podemos por Guipúzcoa, Nagua Alba, y la parlamentaria de esta formación por La Rioja, Sara Carreño, han dado lectura al manifiesto 'Por un nuevo plan hidrológico del Ebro, por una nueva cultura del agua', en el que la formación morada se compromete a apoyar en todas las Comunidades autónomas de la cuenca las movilizaciones que promuevan los movimientos sociales sobre la base de los argumentos y las alternativas planteadas por Cuenca Azul frente al actual Plan Hidrológico del Ebro.

Asimismo, impulsarán un espacio de trabajo político, en colaboración con la sociedad civil, para trabajar en la transparencia en la gestión, en el respeto de los derechos ambientales de los ríos y de los habitantes de sus riberas, en la unidad de cuenca y la sostenibilidad en los usos, "siempre bajo el prisma de fraternidad entre los pueblos y las gentes unidos por el Ebro".

El diputado por Lérida de En Comú Podem, Jaume Moya, ha coincidido en que el agua "no es una mercancía", sino un recurso que aporta "riqueza a los pueblos"; mientras que el diputado por Navarra, Eduardo Santos, ha comentado que la presa de Itoiz se vendió "como progreso", pero ahora "se habla de desfases" y no se han recuperado los costes por su ejecución.

Para Santos, en Aragón este caso "se ejemplifica" en el recrecimiento del embalse de Yesa, que acumula "una gestión desastrosa, con sobrecostes, falta de transparencia de la Confederación Hidrográfica del Ebro y falta de participación de la ciudadanía".







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual