Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Educación

Para pasar de una FP media a una superior ya no es necesario un examen

La llegada de la LOMCE facilita el acceso de una titulación a otra, dejando a atrás las pruebas.

M. S. Z. Zaragoza 04/02/2016 a las 06:00
Alumnos de FP en una de las titulaciones

La implantación de la LOMCE sigue su camino. De momento, este curso se ha aplicado a casi todos los niveles educativos y en los próximos meses afectará a las matrículas de la Formación Profesional. Muchos centros han expresado sus dudas a la DGA respecto cuáles son los nuevos requisitos para poder acceder tanto a la FP media como a la superior. Por ello, el Departamento de Educación ha publicado las condiciones para matricularse en los centros de la comunidad autónoma.

Allí se puede constatar una de las novedades traídas de la LOMCE. En vez de necesitar el título de bachiller, uno universitario o el de técnico superior para acceder a un grado superior, ahora también es posible con un grado medio. De este modo, los alumnos que acaben este curso su FP media y que estén interesados en seguir formándose pueden preinscribirse en una FP superior. No obstante, los baremos para acceder se mantienen y tendrán que concurrir con su nota en igualdad de condiciones que aquellos que tengan el bachillerato.

Esto no ocurría hasta este año. Para poder pasar de un grado medio a un grado superior era necesario realizar un examen, que bien podría preparase mientras se cursaba el segundo año o se debía esperar un año más para pasar de una titulación a otra. Esta evaluación, que se realiza en junio, está compuesta por dos partes: una específica y una genérica. Aquellos alumnos que provenían de un grado medio estaban exentos de la específica y solo tenían que examinarse de los contenidos genéricos: lenguaje y literatura, matemáticas y lengua extranjera.

Sin exámenes para el grado medio

En el acceso al grado medio también existen novedades. La LOMCE permite pasar de la FP básica a la media sin realizar ningún examen. Lo mismo ocurre si el estudiante ha superado los módulos obligatorios de un programa de cualificación profesional inicial -la titulación que hasta hace dos años existían en lugar de la FP básica- o si ha aprobado un curso de formación específico para el acceso a ciclos de grado medio -anteriormente solo daba puntos extra y lo importante era el examen, ahora con este curso es suficiente-.

En estos casos, si hay un exceso de demanda en un curso concreto, los alumnos deberán concurrir con su nota en las mismas condiciones que los que acaban de terminar la ESO o han realizado la prueba de acceso en años anteriores.

La puesta en marcha de todos estos cambios dependerá en buena parte de si finalmente se consigue conformar un nuevo Gobierno central, puesto que el PSOE -actual encargado de esta tarea- ha señalado en varias ocasiones su intención de derogar la ley. Una opinión que comparten Podemos y Unidad Popular, sus posibles aliados de gobierno.

¿Más demanda?

Algunos sindicatos valoran de manera positiva la facilidad de acceso de unos estudios a otros y destacan que ayudará a reducir el abandono escolar. "Cuánta más permeabilidad haya, menos gente dejará los estudios y, por lo tanto, más preparados estarán para el mundo laboral", destaca Javier García, responsable de Educación de CSIF-Aragón.

Desde CGT Enseñanza consideran que habrá una mayor demanda de ciclos formativos, "por lo que si no se pone en marcha un programa especializado en la orientación educativa, puede producirse una saturación de las aulas". En su opinión, al eliminar el requisito del examen, casi todos los estudiantes se animarán a cursar una titulación superior independientemente de si les interesa y si están suficientemente preparados.

Por su parte, desde la sección de Educación de CC. OO. subrayan su disconformidad con la aplicación de la LOMCE y, por consiguiente, de la FP básica, puesto que "se ha demostrado que no está adaptada a las necesidades de los jóvenes que la cursan".

“Se nota la diferencia de nivel entre los alumnos y si a partir de ahora no se hace esa prueba, seguramente tendremos que acabar bajando el nivel”, subrayan. Del mismo modo especifican que la DGA deberá hacer una buena planificación de la oferta, “ya que es probable que el número de interesados y posteriormente matriculados ascienda”.

Apuesta por la FP

En los últimos años, tanto el Gobierno central como los autonómicos han apostado por la FP. De hecho, el número de alumnos ha aumentado de manera considerable y cada año se incorporan nuevas titulaciones para atender la demanda existente. La consejera del departamento de Educación, Cultura y Deporte, Mayte Pérez, ya señaló al comienzo de curso que “la formación profesional era una prioridad” y que se potenciarían los intercambios y las prácticas en empresas de la Unión Europea.

Otra de las intenciones del nuevo Ejecutivo es la eliminación de las tasas académicas que se implantaron en la FP superior en el curso 2013-2014, que conllevan un pago de entre 250 y 300 euros anuales a cada estudiante. Sin embargo, todavía no se ha confirmado si se quitarán este curso académico. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual