Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

Los nuevos jubilados aragoneses perciben ya un 40% más de pensión que los antiguos

El gasto en pensiones volvió a batir un nuevo récord este año. El periodo mínimo de cotización para jubilarse a los 65 se eleva en 2016 hasta los 36 años.

V Millán. Zaragoza 04/01/2016 a las 06:00
Etiquetas
Un grupo de jubilados paseo por el parque de la DehesaLuis Ángel Tejedor

El aumento gradual de las pensiones fruto de los derechos ganados por los cotizantes durante años va camino de convertirse en un elemento más para forzar la caja de la Seguridad Social. Los nuevos jubilados aragoneses que comenzaron a disfrutar de su retiro en la recta final de 2015 lo hicieron con una pensión media de 1.420 euros, prácticamente un 40% más que con lo que contaban aquellos pensionistas que salieron del sistema por fallecimiento durante el mismo tiempo, que percibían 1.035 euros cada uno de media.

En total, 385 euros de diferencia a pagar por cada una de las pensiones que se añaden sobre las que se dejan de entregar. Un efecto natural debido a las carreras cada vez más largas de cotización y los mejores sueldos en comparación con generaciones anteriores, que sin embargo por el envejecimiento continuado de la población acrecienta el problema de cómo consolidar los derechos de pago presentes y futuros en medio de un clima en el que, tras la destrucción de empleo durante la crisis, la recuperación aún no parece llegar a ser suficiente.

Los últimos datos recopilados por la Seguridad Social dejan claro que sigue saliendo más dinero del que entra en la caja. El pago de pensiones contributivas en Aragón supuso hasta noviembre de 2015 –últimas cifras consolidadas- 3.080 millones de euros, un 3,1% más que en 2014. Esto es, unos 93 millones más generados en parte porque hay casi 1.600 jubilados más que el año pasado, pero también por los cada vez mayores pagos que debe el Estado a los antiguos trabajadores.

Por contra, las cotizaciones de los que hoy trabajan y que van destinadas a sufragar las jubilaciones actuales solo aumentaron este 2015 en 3 millones de euros en la Comunidad. Y todo ello a pesar de que en Aragón hay 14.230 personas trabajando más ahora que hace justo un año. Un desfase producido a la luz de los datos y la opinión de los sindicatos por los peores sueldos de los actuales trabajadores, que por lo tanto también cotizan una menor cantidad.

“Hay una cosa que es innegable, se estima que para mantener las pensiones tiene que haber un mínimo de dos cotizantes por pensionista, y aún estamos muy lejos”, señala Jesús Puértolas, secretario general de la Federación de Pensionistas y Jubilados de Comisiones Obreras. “Habría que empezar por lo tanto a crear empleo y de calidad, y además luchar contra el fraude fiscal de forma eficiente”, explica, señalando además que la subida a las pensiones del 0,25% en los últimos dos años, y que se aplicará también en 2016, no ha sido suficiente para amortiguar la pérdida de capacidad adquisitiva de los más mayores.

“El Gobierno dice que como el IPC no sube estamos ganando capacidad adquisitiva. Pero el IPC es engañoso porque está a la baja por el precio del petróleo. La cesta de la compra y los gastos de la gente mayor han seguido subiendo, y eso sin contar que durante la crisis muchos jubilados se han echado a la espalda mantener a familiares que se han quedado sin trabajo”, asevera.

Desde 2008, la pensión media en Aragón ha pasado de los 750 euros mensuales a 936 este mes de diciembre, aunque según señalan las federaciones de pensionistas este incremento poco lo han notado los que siguen teniendo pagas mínimas.

“La pensión mínima sigue siendo lo que es, por no hablar de la viudedad o de la que perciben los autónomos”, señala Puértolas. Los datos del Ministerio de Empleo así lo avalan. De hecho, durante el mes de diciembre la diferencia entre la pensión media del régimen general y la de autónomos se separaba en más de 500 euros. De 657 en el caso de los antiguos trabajadores por cuenta propia, a los 1.145 del régimen general.

A nivel nacional la situación no es distinta a la de Aragón, ni en diferencias, ni en el balance que saca la caja de la Seguridad Social.

El pasado mes de septiembre se alcanzó el récord de gasto mensual en pensiones, mientras que a este ritmo, la llamada 'hucha' de las pensiones -la reserva para tiempos de déficit como este- se agotará en 2024 de seguir a este ritmo la recuperación de empleo según un estudio de la consultora Towers Watson.

La cotización mínima para jubilarse a los 65 se eleva en 2016 hasta los 36 años

Y este 2016 vuelve a subir la edad de jubilación según se marcó en la reforma de 2011, el último movimiento importante del Ejecutivo de Zapatero, que fijó el año 2027 como el momento en el que la edad de jubilación alcanzaría los 67 años.

Hasta entonces, desde el 2013 las condiciones para el retiro de los trabajadores se han ido endureciendo progresivamente bajo la premisa de mantener el actual sistema de prestaciones y adaptarse a la esperanza de vida.

Para este año, el periodo mínimo de cotización para jubilarse a los 65 se eleva hasta los 36 años, mientras que los que no hayan llegado a ese periodo podrán hacerlo a partir de los 65 y 4 meses.

En cualquier caso, y pese a los esfuerzos del Gobierno central por evitarlo, siguen al alza los acuerdos de jubilación anticipada. Solo en el primer semestre del 2015 se registraron 67.139 altas de este tipo en el conjunto del país, un 7,38% más que el mismo periodo del ejercicio anterior, según recoge el Informe Económico-Financiero de los Presupuestos de 2016. Una tendencia que también se ve reflejada en la comunidad aragonesa, donde la edad media de retiro sigue estando en 63 años, la cuarta más alta, eso sí, de toda España.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual