Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

La reforma de las donaciones puede provocar un "efecto llamada" en los próximos meses

Si donar a un hijo 300.000 euros era gratuito, ahora podría tener un coste de unos 55.000.

M. S. Z. Zaragoza 30/10/2015 a las 06:00
Etiquetas
Los impuestos afectados por la subida.Heraldo

La modificación de algunos de los impuestos más importantes ha provocado que muchos aragoneses empiecen a sacar cuentas sobre cómo les puede llegar a afectar. En el caso de las donaciones y sucesiones el efecto es claro, habrá que pagar más en la mayoría de los casos, aunque puede haber excepciones.

Tal y como aprobó el Consejo de Gobierno el pasado martes, las donaciones de padres a hijos ya no tendrán descuentos. De este modo, la DGA ha decidido eliminar la bonificación del 65% en patrimonios preexistentes superiores a 402.000 euros y la del 100% a las donaciones cuyo valor no superara los 300.000 euros. A partir de ahora, dependiendo del importe de la herencia que reciban y el patrimonio previo que se tenga, los tipos impositivos variarán entre el 7,65% y el 34%.

Un ejemplo sencillo sería la situación de un padre que decide donar a su hijo 300.000 euros. Si este hijo no tiene un patrimonio superior a 402.000, podía recibir bienes valorados en 300.000 de manera totalmente gratuita. Sin embargo, ahora la situación cambia y podría tener que pagar más de 55.000 euros por esta transacción.

“Este cambio en la normativa, tal y como se ha anunciado, va a provocar que el número de donaciones vuelva a descender a partir de su puesta en funcionamiento”, señala Francisco Pizarro, el decano del Colegio de Notarios de Aragón. No hay que olvidar que en el año 2008, cuando todavía seguir en vigor este impuesto, se realizaban menos de 2.000 donaciones al año en Aragón, mientras que ahora se producen una media de más de 4.000.

En su opinión, podría volver a impulsar los préstamos de padres a hijos. “Anteriormente estaban más demandados, pero desde que se pusieron las bonificaciones en las donaciones, se paralizaron”, recalca. Además, durante los próximos meses, antes de su implantación es probable que produzca un “efecto llamada”. “Los padres que estaban pensando en donar, pueden acelerar los trámites para no tener que pagar. Sin embargo, desde el notariado les recomendamos que deben meditar la decisión y no llevarla a cabo solo por un cambio fiscal”, recalca Pizarro.

Con la reforma fiscal anunciada por la DGA también se eliminan algunos de los descuentos que existían en el impuesto de sucesiones. No obstante, en este caso, el cambio es menos drástico y aquellas personas que reciban una herencia de menos de 150.000 euros, siempre que tengan un patrimonio menor a 402.000 euros, pueden aceptarla de manera gratuita.

Por el contrario, aquellos que superen estos límites, ya no tendrán las bonificaciones de hasta el 65% que se venían aplicando en los últimos cuatro años. “En este caso no todas las familias saldrán perjudicadas. Además, si mantienen la gratuidad de la vivienda habitual y un importe bajo en empresas familiares (1%), la modificación solo afectará a las transmisiones más elevadas”, explica Pizarro.

En estos casos, al desaparecer la bonificación, se impone la misma tabla que para las sucesiones, que varía entre el 7,65% hasta el 34%. Estos cambios pueden seguir afectando a la renuncia de herencias que en los últimos años no hace más que crecer. Según los datos publicados por el Consejo General del Notariado, durante el último año se produjeron casi un 20% más de renuncias, debido a las deudas pendientes y a la falta de liquidez para pagar los impuestos.

Según las estimaciones realizadas por el ejecutivo autonómico, estas dos modificaciones fiscales provocarán unos ingresos de 20 millones de euros anuales, aunque en el caso de 2016, solo ascenderá a 12, “por la existencia de un plazo de autoliquidación de seis meses”.
 

Otras subidas

El decano del Colegio de Notarios de Aragón ha destacado que el aumento de los gravámenes de la transmisión patrimonial y los actos jurídicos van a producir graves efectos en toda la sociedad aragonesa, “puesto que en estos casos son iguales para todos, tengan la renta que tengan”. Las transmisiones patrimoniales pasan del 7 al 8%, mientras que los actos jurídicos suben del 1 al 1,5%. “Dicho de esta manera no parece mucho, pero realmente, en los actos jurídicos se va a pagar un 50% más que antes”, recalca.

No obstante, subraya que durante estos años, estos dos impuestos han subido en otras comunidades, mientras que nosotros conseguimos mantenerlos.  "Ahora, perdemos nuestra situación privilegiada, produciéndose un agravio comparativo con otros lugares como Madrid”, señala. 







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual