Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Aragón

Las agresiones de menores aragoneses a sus padres se multiplican por cinco en un solo año

La Fiscalía registra 134 casos de violencia en el hogar y un incremento de los delitos graves.

I. M. Zaragoza Actualizada 03/10/2015 a las 15:14
Las agresiones de menores a sus padres se disparan en Aragón

Las agresiones por parte de menores de edad en el entorno familiar se han multiplicado por cinco en Aragón en el último año. Así lo asegura la memoria territorial de la Fiscalía, que refleja 134 casos de violencia doméstica en 2014, frente a los 25 registrados un año antes.

Una situación que confirman los educadores sociales encargados de tratar de reconducir estas alteraciones dentro del núcleo familiar. “Cada vez hay más padres desesperados que recurren a la denuncia ante estos casos de agresiones”, explica Antonio Balsa, vicepresidente del Colegio de Educadores y Educadoras Sociales de Aragón (CEES). “Es una llamada de auxilio”, reconoce.

La violencia puede ser tanto física como verbal o psicológica, y aparece en “todo tipo de clases sociales, quizá incluso algo más en familias acomodadas”. Para Balsa, que además es educador del Equipo de Medio Abierto del IASS, encargado de tratar con estos casos, el origen de estas agresiones puede encontrarse en “el tipo de educación recibida, el consumo de drogas por parte de los menores, o problemas de salud mental”.

Además, los hogares con parejas divorciadas, madres solteras o niños adoptados son más propensos a sufrir algún episodio violento de este tipo. “Hay veces que las madres le conceden al niño un papel de adulto que no debería asumir tan pronto, o en el caso de separaciones, se les utiliza como arma contra la expareja”, denuncia este experto.

Desde la Fiscalía señalan que “normalmente la violencia se dirige contra los progenitores, en mayor número contra la madre, pero también aumentan las dirigidas a los abuelos y a los hermanos”. En cualquier caso, estas situaciones se han disparado tanto en tan poco tiempo que “están superando las expectativas”, y han obligado a los equipos de educadores del Gobierno de Aragón a reforzar su formación frente a otro tipo de delitos a la baja.
 

Más delitos, menos faltas

Así lo reflejan los datos. El año pasado se incoaron 1.444 diligencias preliminares contra menores de edad, 50 menos que el año anterior. Pero mientras hasta ahora el reparto entre delitos y faltas era equitativo, en 2014 se impusieron con claridad las infracciones más graves (869 por delitos por 575 por faltas).


Al margen del incremento en agresiones familiares, los menores aragoneses protagonizaron el año pasado 86 lesiones graves, 176 robos con violencia, 153 robos con fuerza, 114 hurtos, 100 daños, 29 delitos contra la salud pública, 16 contra la libertad sexual y 10 de violencia de género. En cuanto a las faltas, prácticamente la mitad (278) hacen referencia a daños contra el patrimonio.

Además, de todas estas causas, 311 fueron archivadas porque el autor de los hechos era menor de 14 años. El suceso más reciente -y por tanto aún no incluido en estos datos- fue el registrado en el zaragozano barrio del Oliver, donde la Policía Nacional identificó a 9 menores, cuyas edades apenas comprendían entre los 8 y los 15 años, como presuntos autores de la distintas agresiones ocurridas en la zona.

El caso tuvo una gran repercusión y movilizó a los vecinos tras denunciar agresiones a varias personas mayores, varios tirones de bolsos y robos con intimidación, así como el destrozo de un cajero de un banco.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual