Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Ciencia

En busca del robot futbolista

Dos grupos de jóvenes aragoneses compiten en la final española del campeonato mundial de robots.

M. Sádaba. Zaragoza 04/10/2015 a las 06:00
Los robots del equipo ganador de la primera fase.WRO

Un robot jugando al fútbol ya no es solo un trabajo de grandes ingenieros. Más de una decena de grupos de jóvenes españoles competirán el próximo 10 de octubre en Barcelona por crear y ganar con los mejores robots futbolistas. Entre ellos, participarán dos equipos aragoneses, formado cada uno por tres adolescentes de entre 15 y 16 años. “La World Robot Olympiad (WRO) lleva funcionando algunos años, pero es la primera vez que nos apuntamos”, explica Juan Carlos Sánchez, secretario de Sin Límites, una asociación aragonesa de personas con altas capacidades.

Este zaragozano ha sido el que ha dirigido y ayudado a los diferentes grupos que se presentaron a mediados de septiembre a las pruebas clasificatorias de La Rioja. “Allí acudimos con tres equipos de entre 12 y 13 años, que no consiguieron pasar a la siguiente fase, y estos dos que quedaron en primer y tercer puesto”, subraya Sánchez. Durante los últimos años, Sánchez ha dado clases de robótica a niños y niñas de entre 4 y 16 años, sin embargo, no fue hasta el 2014 cuando decidió trabajar más a fondo en este tema.

“En noviembre formamos un grupo más estable y cuando en marzo salieron las bases de esta olimpiada, no dudamos en ponernos a trabajar en ello”, recalca Sánchez. Durante estos meses se han juntado en la asociación cada domingo para intentar crear los mejores robots de España y estas jornadas se han intensificado durante el verano y los días previos a la competición.

Según la edad, cada equipo debía realizar un trabajo diferente. “Los más jóvenes tienen que construir robots que lleven a cabo pruebas más técnicas, basadas en movimientos o en coger objetos, los del siguiente rango de edad, deben crear un portero y un delantero para hacer un partido de fútbol y después hay un tercer grado, al que este año no se ha presentado nadie”, sostiene.

Los Nemobots -nombre con el que se presentaban, haciendo referencia a los duendes de la mitología aragonesa, que se dedican a mover cosas y a revolverlo todo- han creado robots desde cero y los han programado de acuerdo a las necesidades de cada una de las pruebas en las que competían. “Los más pequeños necesitan más ayuda, pero después se vuelven más autosuficientes y solo te preguntan algunas dudas concretas”, explica.

De hecho, en el campeonato les hacen varias preguntas relacionadas con el montaje y la programación para que demuestren que han sido ellos los que han hecho el robot y no un adulto. “Para construirlo, la asociación ha comprado los robots por piezas, que después tienen que montar -con las dimensiones que marca el reglamento del campeonato- y programar”, subraya.

Si la próxima semana se proclaman campeones de España, el siguiente paso es el campeonato internacional, que se celebrará en Catar. “Aunque ganemos es complicado que vayamos a esta fase puesto que es mucho dinero, pero aún así, lo importante es haber participado y lo seguiremos haciendo en los próximos años”, asegura Sánchez.

De hecho, para el 2016 esperan poder apuntarse a la prueba destinada a los mayores de 17 años. “Este año no hemos podido presentarnos porque no lo hacía nadie más en toda España, pero a ver si el próximo hay más suerte”, recalca. En esta ocasión, lo que deberán crear es un robot que juegue a los bolos, un paso más tanto en programación como en montaje.
 

¿Cómo juegan los robots al fútbol?

Los robots no juegan al fútbol igual que los humanos, al menos, en esta competición. En este caso, cada equipo solo puede contar con un máximo de dos jugadores, un delantero y un portero, que en ningún momento podrán sostener la pelota y les descalifican si esta se queda enganchada en el androide. Estos aparatos no estarán manejados por sus diseñadores, sino que tendrán total autonomía y estarán preparados para moverse -en todas las direcciones- en función de dónde esté la pelota.

“El diseño de ambos robots es similar, aunque su compartimento es diferente, puesto que el portero no puede salirse de la zona cercana a la portería”, señala Sánchez. Además, para asegurar el buen funcionamiento del partido de 10 minutos, hay un árbitro encargado de que se cumplan todas las reglas. “Realmente, más que fútbol parece que juegan al 'air hockey'”, especifica.







Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual