Anuncios clasificados
Volver a Heraldo.es
Suscríbete Heraldo Premium Web del suscriptor

Sanidad aragonesa

Los pacientes de Aragón siguen dando mala nota a las esperas y valoran mejor la comida y las habitaciones

Una encuesta entre 21.000 usuarios de los hospitales del Salud aragonés también pone de manifiesto que mejora la imagen de los médicos, los enfermeros y el personal auxiliar.

M. S. Z. Zaragoza 27/08/2015 a las 06:00
Sala de espera del Hospital Miguel Servet.HA

Los usuarios de los centros hospitalarios del Salud aragonés consideran que el tiempo que pasan en la sala de espera es uno de los aspectos más negativos de las consultas externas. Por el contrario, valoran de manera más positiva que hace tres años el estado de las habitaciones y la comida que reciben durante su estancia hospitalaria.

Estas son algunas de las percepciones que se extraen de la Encuesta de Satisfacción de Usuarios realizada este año entre 21.751 pacientes que pasaron en algún momento por algún centro hospitalario del Salud en Aragón. En este informe se valora la impresión que tienen los usuarios del hospital -habitaciones y comida- y del personal y su atención -amabilidad, preparación, información recibida, tiempo de ingreso, etc.-.

Entre los aspectos que los pacientes consideran negativos resalta el tiempo que pasan en la sala de espera de urgencias. Un 20,4% de los usuarios consideran que es excesivamente alto. Lo mismo ocurre con la lista de espera para acudir a las consultas hospitalarias. Según la encuesta, solo un 50% de los aragoneses están satisfechos con la facilidad para conseguir cita.

“Durante estos años ha habido retrasos constantes en las pruebas, la atención del especialista y la realización de operaciones debido a los recortes aplicados por el Ejecutivo anterior que dejaban muchas bajas sin cubrir y, por lo tanto, provocaba que hubiera menos personal para atender a los mismos pacientes”, subraya María del Mar Novellón, miembro de Marea Blanca.

Estos recortes también pueden haber afectado al tiempo de ingreso. Mientras que en 2011 los aragoneses valoraban con un 91,8 la adecuación del tiempo que han estado ingresados, ahora le dan un 4,4% menos. En concreto, el 4,1% de los ingresados considera que estuvo más tiempo del debido, mientras que el 8,5% cree que debería haber estado ingresado más días. “Las percepciones de cada uno son muy diferentes y dependiendo de cómo se encuentren pueden percibir que están más o menos tiempo del que deben”, explica Novellón.

Por su parte, Rubén Eíto, secretario de organización de CC.OO. Sanidad, destaca que el personal sanitario cada vez puede dedicar menos tiempo a los pacientes y que esto podría retrasar el alta. “Si estás esperando a realizar una prueba y solo hay una persona practicándola en vez de dos -como hace unos años- es normal que se cree un 'tiempo muerto' y retrase el alta”, puntualiza. No obstante, Novellón subraya que los trabajadores intentan paliar con esfuerzo y trabajo estos recortes.

Los médicos, las enfermeras y las auxiliares, más amables para los usuarios 

 
De hecho, esto también lo advierten los pacientes aragoneses. La percepción de la amabilidad y el interés mostrado tanto por los médicos como por los enfermeros o auxiliares ha aumentado en los últimos tres años entre un 6,26 y un 7,77%. Los únicos que están peor valorados es el personal de administración, al que solo le dan una puntuación de 78. La encuesta también muestra que los usuarios ven a los trabajadores más preparados -un 8,66% más- y les transmiten mayor confianza -un 7,43%-.

Por el contrario se reduce la percepción que los usuarios tienen de la solicitud de realización de pruebas o intervenciones. Este aspecto ha descendido un 4,94% debido a que, según señalan los usuarios, en el 13,3% de las ocasiones, el médico no les pidió permiso para realizarles una prueba. Unas cifras que crecen cuando estos pacientes se encuentran en urgencias, dónde el 36,2% aseguran que no les consultaron este hecho.
 

Habitaciones y comida: mejoran su percepción, pero son lo peor valorado

La encuesta muestra que los pacientes aragoneses cada vez valoran mejor el estado de las habitaciones y la comida de los hospitales públicos. La primera ha ganado casi 20 puntos en los últimos tres años, mientras que la segunda ha crecido un 13,76%.

No obstante, todavía siguen siendo los aspectos del sector sanitario peor valorados. “Se tiene la visión de que la comida de hospital no es muy buena, pero esta percepción se debe sobretodo a que son más sosas ya que no pueden llevar casi sal”, señala Novellón. Sin embargo, Eíto subraya que desde hace algunos años se les da la opción de elegir el menú, lo que provoca que mejore la visión que se tiene de las comidas hospitalarias. 

Respecto a las habitaciones, Novellón recuerda que aunque la parte de Traumatología del Hospital Miguel Servet es relativamente nueva, las habitaciones de la General son antiguas y tienen un espacio mucho más reducido. Por ello, considera que la mejor percepción que se tiene de las instalaciones se puede deber a las reformas que se van haciendo y a las partes de nueva construcción. Algunos ejemplos son el hospital Provincial y el de Barbastro. 




Pie
Enlaces recomendados

© HERALDO DE ARAGON EDITORA, S.L.U.
Teléfono 976 765 000 / - Pº. Independencia, 29, 50001 Zaragoza - CIF: B-99078099 - CIF: B99288763 - Inscrita en el Registro Mercantil de Zaragoza al Tomo 3796, Libro 0, Folio 177, Sección 8, Hoja Z-50564
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Grupo Henneo